Recorte: diario LíberoCon un 40% de votos a favor, los lectores de DeChalaca.com prefirieron recordar el duelo que empezó a consolidar la racha goleadora de Eduardo Esidio y, además, puso a los cremas en la recta final de su primer título de aquella temporada.

 

Era junio de 1998 y, qué duda cabe, ya se sentía el aroma mundialista. Francia 1998 estaba ad portas de su arranque y, para muchos medios de comunicación, el torneo doméstico empezaba a quedar en un segundo plano. Además de ese detalle, habían otras razones que, a modo de cortina, le bajaban el telón a un campeonato que parecía ya estar resuelto: días atras, un 31 de mayo, Universitario derrotó a Alianza Lima por 2-1, y el resultado, a falta de tres jornadas, permitió a los cremas sacar una considerable distancia de cinco puntos sobre su más cercano perseguidor, que era nada menos que Sport Boys.

Palpando la vuelta

Preciso instante en que Eduardo Esidio vence la resistencia de Carlos Marrou. Era el 0-1 a favor de la 'U' (Recorte: diario Líbero)Aquel clásico, además, lo tuvo todo: el primer gol "firme" de Eduardo Esidio con la divisa merengue -antes le había hecho uno con la mano a Deportivo Municipal- y el tanto en contra de Juan Carlos Bazalar, hombre identificado con los colores cremas. La siguiente estación para la 'U', pues, era Chiclayo, ante un Aurich que no despegó en el torneo y se conformó con situarse a mitad de tabla.

El partido correspondió a la fecha 20, una jornada que fue pactada para disputarse el miércoles 3 de junio, pero que finalmente fue retrasada para el día siguiente debido a un hecho bochornoso que acaeció el mismo día del clásico: durante el Cristal - Boys de la fecha 19, un piedrazo impacto en el rostro de Nilson Esidio, y el cotejo tuvo que ser suspendido cuando quedaban 29 minutos por disputar. Así, se eligió el martes 2 para completar -a puertas cerradas- los minutos restantes del duelo entre celestes y rosados.
Jean Ferrari, Luis Guadalupe y Marko Ciurlizza abrazan a Eduado Esidio, luego de su tanto que abrió el marcador en Chiclayo. (Recorte: diario El Comercio / suplemento Deporte Total)

Pero retornando al duelo referencial de este artículo, Universitario debió presentarse al Elías Aguirre con la consigna de ganar, ya que sus más cercanos perseguidores (justamente Boys y Cristal) jugaban en simultáneo (al final terminaron ganando sus respectivos duelos). Su rival, en tanto, puso toda la carne en el asador para bloquear el festín crema y trepar algunas posiciones en la tabla. Bien que mal, el viejo coloso chiclayano reunió a más de 15 mil espectadores; en ese momento, pues, su aforo estaba al tope. Y es que habían opciones, poco probables, de que los cremas dieran la vuelta olímpica: tenían que ganar y esperar que tanto Boys como Cristal no sumaran de a tres, detalle que finalmente no ocurrió.

Con sabor a merengue

La tarde del jueves 4 de junio, Roberto Arrelucea, técnico del 'Ciclón', alineó a su mejor plantel disponible: Carlos Marrou en el arco; Juan Carlos Ormeño, Carlos Cáceda, Sandro Gamarra y Hansel Arriaga en la primera línea; Miguel Ortega, José Luis Guevara, Carlos 'Mágico' Gonzales y Francesco Manassero en la volante; y Dario Muchotrigo junto al uruguayo Juan Manuel Mouro en el ataque. Los hombres de Osvaldo Piazza, en cambio, saltaron al Elías Aguirre con algunas rostros jóvenes, detalle común en la campaña merengue. La 'U' fue con Oscar Ibáñez en el arco; Luis Guadalupe, Gustavo Falaschi y Edson Domínguez en defensa; Antonhy Matellini, Marko Ciurlizza, Jean Ferrari, Luis Cordero y Giuliano Portilla en la medular; y Roberto Farfán al lado de Eduardo Esidio en la delantera. 

Carlos Cáceda festeja con Martín 'Gullit' Reyes. Aurich había igualado el partido y, por un momento, prolongó las celebraciones cremas (Recorte: diario El Comercio / suplemento Deporte Total)El encuentro, dirigido por el 'Pato' Luis Seminario, tuvo una tónica marcada en el primer tiempo: el dominio absoluto de la 'U'. No obstante, el tanto crema cayó en las postrimerías de la fracción inicial y de manera fortuita: Eduardo Esidio, a los 44', dejó estático al portero Marrou con un zurdazo y encendió la ilusión a sus colores. Sin embargo, como era de suponer, el 'Ciclón' -de manera progresiva- realizó tres variantes claves para el trámite del complemento. Así, pues, Carlos Guido, el brasileño Chiquinho y Martín Reyes encajaron perfecto en la propuesta del 'Maharajá' Arrelucea. Es más, Aurich no tardó mucho en conseguir la paridad: sobre los 62', un minuto después de haber ingresado al terreno de juego, 'Gullit' Reyes le sacó provecho a un error de Edson Domínguez y sorprendió a Oscar Ibáñez, transformando el 1-1 que, a la postre, fue definitivo.

Si bien los cremas pretendieron reaccionar tras el tanto chiclayano -Piazza envió al terreno de juego a Juan Guzmán, Oswaldo Carrión y Mario Gómez-, más tuvo que dedicarse a defender en el tramo final del partido, por lo que el empate terminó siendo un negocio para sus intereses. Aquel resultado, si bien recortó la distancia con Boys y Cristal -los rosados estaban a tres puntos-, mantenía a la 'U' como favorito para alzarse con el Torneo Apertura, ya que sus últimos dos compromisos -ante Alianza Atlético y Lawn Tennis- se disputaron en Lima; detalle que, finalmente, se cumplió, con un plantel merengue que dio la vuelta olímpica en paralelo con el Mundial galo y un zapping prolongado para los que vieron su proeza por TV.

Recortes: diario Líbero, diario El Comercio / suplemento Deporte Total

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy