Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa ‘Gaviota’ conformó un plantel con nombres cotizados para la categoría, pero el temprano cambio de timón hizo que a Gustavo Roverano le costara tomarle la mano. Igual le alcanzó para meterse a semifinales y darle pelea a Alianza Atlético.
Félix Arias Schreiber | @totoasch
Redactor

Las Cifras

El goleador del equipo: Carlos Orejuela (6 goles)

El mejor resultado: Sport Chavelines 4 - Cultural Santa Rosa 1 (fecha 8)

El peor resultado: Alianza Atlético 3 - Sport Chavelines 1 (fecha 3)

Cantidad total de jugadores empleados: 26

Cantidad total de jugadores Sub-20: 3

Técnicos: 2 (Gustavo Onaindia y Gustavo Roverano)

El Análisis / Las Estadísticas / Las Caletas

La Pizarra

Arco: Diego Campos fue el titular inamovible. El portero ex Melgar y ex Cusco FC mostró un destacado desempeño ante algunos fallos defensivos que tuvo el equipo en las primeras jornadas y mantuvo así su valla invicta en tres oportunidades. José Pablo Charún, su suplente, no tuvo participación.

Defensa: Tuvo la importante incorporación de Adrián Zela tras ser separado de Sport Boys por indisciplina. La temporada de 'Bam Bam' fue correcta; sin embargo, el mejor hombre en la línea de cuatro gaviotera fue el otro central, Juan Mayo. El paraguayo Ariel Conrad alternó con ambos. Por derecha, el titular fue Aldair Bravo; y por izquierda empezó Renato Bazaes, pero no convencieron ni él ni Leonel Valencia, por lo que el novel Juan José Quiñones acabó apoderándose del puesto.

Palomino fue uno de los soportes esenciales sobre los que se sostuvo el peso de la campaña de Chavelines. (Foto: Álex Ulloa / DeChalaca.com) 

Volante: Fue el principal sustento para el juego que planteó Gustavo Roverano: con buen trato al balón y desequilibrio por las bandas. La lectura de juego de Johnnier Montaño fue esencial para aprovechar los espacios que los partidos recién iniciados no ofrecen, por lo que su ocasional suplencia resultó productiva para el cuadro de la 'Gaviota'. Lo flanquearon Ichiro Plasencia por derecha -retrocedido a jugar de carrilero según las circunstancias del partido- y Christian Adrianzén por izquierda; Denilson Ramírez, Jorge Esparza y el paraguayo Alan Olmedo fueron revulsivos. En primera línea, Hernán Hinostroza y sobre todo Mario Palomino llevaron la batuta; Crifford Seminario y Wilson Monteza quedaron como recambios.

Delantera: Carlos Orejuela fue el componente clave para una ofensiva letal. 'Alí' fue el goleador del equipo con seis anotaciones. Además, su repercusión en el equipo entero se explica en su capitanía y su aptitud de liderazgo. Steven Aponzá no tuvo mucho espacio para alternar, y Sebastián La Torre no lo hizo mal pero completó su ramillete de indisciplinas como en los otros clubes en que militó en el año y acabó separado del plantel una vez más. El caso curioso fue el del paraguayo Christian Giménez, quien apenas contó con 21 minutos en cancha -en la semifinal y en el día de su cumpleaños- y respondió con un tanto.

Los Jailaits

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com
Edición videográfica: Santiago Carbajal / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy