Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl cuadro policial vivió un año de cambios exageradamente frecuentes que le impidieron conservar una estructura. De ese modo, nunca sacó provecho de su localía y acabó alejado de los puestos de vanguardia.
Miguel Marca | @migueelmarca
Redactor

Las Cifras

El goleador del equipo: Ronaille Calheira (8 goles)

El mejor resultado: Los Caimanes 1 - Cultural Santa Rosa 3 (fecha 22)

El peor resultado: Atlético Grau 6 - Cultural Santa Rosa 0 (fecha 15)

Cantidad de jugadores empleados: 37

Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 4

Técnicos: 4 (Genebrando Arenas, fechas 2 a 7; Miguel Iré, fechas 8 y 16; Jorge Amado Nunes, fechas 9 a 15 y 1; Yonel Iñigo, fechas 17 a 22)

* Nota: son elegibles como El Capo del equipo aquellos jugadores que disputaron al menos dos tercios de los partidos de Cultural Santa Rosa en 2019 (14 partidos) y, satisfecha esa primera condición, aquellos jugadores que disputaron dos tercios de los minutos correspondientes a ese mínimo de partidos (840 minutos)

La Pizarra

Cultural Santa Rosa fue el equipo con mayores variantes en el año, a partir de la inestabilidad en el banquillo policial y de la ingente cantidad de refuerzos o jugadores de las divisiones menores a los que se fue decidiendo dar oportunidades en el año. Así, Genebrando Arenas empezó apostando por un 4-trapecio-2 clásico para luego refugiarse en un defensivo 5-trapecio-1; con la llegada de Jorge Amado Nunes, el 4-2-3-1 pasó a ser el sistema más empleado, el cual mantuvo Yonel Iñigo -hijo del presidente del club, Clodoaldo Yñigo- en el tramo final de la temporada.

En el arco hubo bastante alternancia. José Luis Lozada empezó como golero titular, pero las muy buenas actuaciones del colombiano Mauricio Mafla lo desplazaron al banco para la segunda rueda. La defensa tuvo por derecha a múltiples actores: Javier Asenjo fue quien más jugó, aunque bastantes veces se situó también como central. Con él alternaron Aldair Jiménez, Antony Morales o el propio Diego del Castillo reubicado en esa función. En el centro de la zaga, además de Asenjo, jugaron con regularidad el capitán Ariel Conrad y, en menor medida, Alexander Fajardo para aportar la cuota de experiencia. Por izquierda sí hubo un dueño fijo: Segundo Carrasco, el jugador con más minutos en el año en Cultural Santa Rosa.

La primera línea de volantes sufrió cambios naturales por disposición de los técnicos. Como acompañantes del 'Huevito' César Ruiz -fijo hacia el lado izquierdo- pasaron Luiggi Muchotrigo, Jairo Luy y los llegados de Sport Victoria: Áxel Navarro, Paulo Basilio y Pablo Peña. En segunda línea, por derecha tuvo más minutos Waldir Castro, por el centro el organizador Sergio Hernández y por izquierda Diego del Castillo; sin embargo, alternaron bastante como aleros Alexander Llanos y los noveles Gabriel Oviedo y Leonel Ormeño, así como Luis Alonso Roca como reemplazo por el medio. También tuvo oportunidades José Zurita, quien incluso llegó a ser empleado como lateral.

En punta, el referente principal fue Kevin Carazas, aunque cuando llegó Ronaille Calheira se convirtió en el ariete estandarte y por eso el moreno atacante retrocedió algunos metros para volantear; lo propio hizo el colombiano Rafael Agámez. Quien gozó de escasas oportunidades fue el experimentado Luis Rojas.

El Capo: Diego del Castillo

La polifuncionalidad de Del Castillo lo ayudó a ser el más regular de un plantel inestable. (Foto: Larry Jalk / DeChalaca.com)Por izquierda o por derecha, el desplazamiento veloz del balón estuvo asegurado en Santa Rosa gracias a la constancia del volante limeño, que a los 24 años de edad fue de lo más regular del elenco policial. Fue empleado como lanzador o incluso como lateral, lo que da cuenta de su disciplina táctica para sobrellevar los distintos esquemas a los que fue sometida la propuesta táctica andahuaylina.

La Mejor Contratación: Mauricio Mafla

Mafla fue un candado de peso para el pórtico policial desde su arribo a Andahuaylas. (Foto: Víctor Figueroa / DeChalaca.com)La experiencia en la portería se mantuvo asegurada con el experimentado guardameta colombiano. No fue titular fijo pues debió esperar que José Luis Lozada le dejara chance, pero apenas la tuvo la aprovechó y brilló con luz propia. A los 36 años de edad, el ex Deportivo Coopsol es un conocedor del ascenso peruano.

La Revelación: Gabriel Oviedo

El joven Oviedo, un valor por escudriñar mejor a futuro en filas andahuaylinas. (Foto: Sergio Ayala / DeChalaca.com)La batería de promesas de la cantera policial tuvo su mejor reflejo en el menudo mediapunta de 20 años de edad, quien cumplió las expectativas en los ocho partidos que jugó en la temporada. Explosivo y con panorama de arco, fue funcional al sistema de extremos que los distintos técnicos del equipo propusieron.

La Decepción: Rafael Agámez

El desempeño de Agámez estuvo muy por debajo de las expectativas cifradas en él. (Foto: Víctor Figueroa / DeChalaca.com)El colombiano llegó como importante injerto para la segunda parte del torneo, pero su rendimiento se fue deteriorando con el pasar de los partidos. Empezó a ingresar desde el banco, pero alguna lesión y una expulsión complotaron contra él y lo mantuvieron lejos del buen desempeño que había mostrado en Universidad César Vallejo y Carlos A. Mannucci.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Larry Jalk, Sergio Ayala y Víctor Figueroa / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy