Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCristal volvió a ganar el Torneo de Promoción y Reserva. Pese a sufrir la baja de su DT Manuel Barreto, el cuadro cervecero supo aprovechar el buen momento de sus jugadores y así ayudó a su equipo principal de manera significativa en el acumulado.
Víctor Sierra | @VictoRS2903
Redactor

El mérito de trabajar sostenidamente bajo una misma filosofía en divisiones menores volvió a tener su recompensa no solo para los jóvenes jugadores de Sporting Cristal sino también para el primer equipo. El equipo reservista cervecero logró hacer que el club definiera la localía de la semifinal al lograr, mediante los dos puntos de bonificación que le confirió, mejor ubicado en la tabla del acumulado que Alianza Lima e incluso que Deportivo Binacional.

El formato

A diferencia del año pasado y de la propia Liga 1 2019, el Torneo de Promoción y Reserva se jugó de manera convencional: 17 jornadas de local y 17 de visitas, con ida y vuelta, como en la gran mayoría de países con ligas respetables. El fixture fue espejo del Apertura y el Clausura y tuvo esos nombres de manera nominal, pero se siguió una sola tabla de acumulado, sin partidos extras y premiando la regularidad, ese concepto que hace falta en nuestro todas las categorías del fútbol peruano.

De modo contraintuitivo, los equipos de altura no supieron aprovechar la ocasión y quedaron sin premio alguno y sin pelear por algo en las últimas fechas. La excepción la marcó Sport Huancayo, nuevamente protagonista -recordar que en 2017 se alzó con el título- y que como subcampeón le arrebató a Alianza Lima la posibilidad de bonificarle un punto al equipo principal.

Inicio madrugador

Cristal fue bicampeón de Reserva y dio la vuelta ante su gente a una fecha del final. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

Cristal inició el Apertura con resultados pocos convincentes: perder por la mínima diferencia ante Huancayo y empatar ante Alianza Lima hacían suponer que el equipo dirigido por Manuel Barreto no se sabría recuperar de las bajas por préstamos o de haber enviado al primer equipo jugadores claves de la campaña del año pasado. Incluso, hacia la fecha 6 un empate ante la Universidad César Vallejo y una derrota ante Academia Cantolao dejaron relegado al cuadro bajopontino a la novena posición.

Entretanto, Huancayo copaba el protagonismo: el 'Matador', dirigido por el carismático Mifflin Bermúdez, se mantuvo once fechas en el primer puesto. Alianza Lima y Universitario también estuvieron algunas fechas en la punta pero no lograron permanecer debido a derrotas inesperadas. Otros equipos que no levantaron cabeza fueron Pirata FC, Carlos A. Mannucci y sobre todo Binacional, cuyo pobre desempeño contrastó seriamente con el de su equipo principal: el 'Poderoso del Sur' quedó colero al final del Apertura, y en la segunda parte del año, con la llegada del DT arequipeño Javier Uturunco, logró aprovechar los malos momentos de UTC y Real Garcilaso para culminar antepenúltimo.

Cierre demoledor

Cristal logró recuperarse del mal inicio de año para poder llegar a ser bicampeón del Torneo de Reserva, pese a que tuvo que cambiar de técnico a partir de la fecha 7: Conrad Flores sucedió a Manuel Barreto luego de que la 'Muñeca' asumiera el cargo de DT del equipo principal cervecero. Una impresionante racha de diez partidos ganados en forma consecutiva, coronada con la victoria por 4-1 sobre Alianza Universidad en la penúltima jornada, permitió a los bajopontinos dar la vuelta olímpica.

Ojo con Daniel Tarazona: sus 24 goles lo revelan como una carta ofensiva fundamental a futuro. (Foto: Prensa Cantolao) 

Por otro lado, Huancayo se quedó con el subtítulo al ganarle a Sport Boys en la última jornada y así, como se señaló, dejó sin chance de bonificación a Alianza Lima, que culminó tercero. En el plano individual destacó Daniel Tarazona, delantero de Academia Cantolao, quien con 19 años de edad -y aún sin haber debutado en Primera División- se alzó como máximo anotador del certamen con 24 anotaciones.

Como colofón, cabe indicar que con el título Cristal logró de modo automático la clasificación a la Copa Libertadores Sub-20, que se disputa de manera bianual y tendrá lugar en febrero de 2020 en Paraguay. Teóricamente el campeón de 2019 debía jugar un partido extra con el de 2018 para definir al representante peruano en el torneo, pero al ser bicampeón el cuadro cervecero aseguró el cupo directamente.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy