Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl Decano pasó muchos sobresaltos durante la temporada por serios problemas administrativos de su dirigencia y apenas pudo escapar del descenso en la última fecha.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Las cifras

- El goleador del equipo: Jhonny Olortegui: 9 goles

- El mejor resultado: Sport Loreto 5-0 Alfredo Salinas (fecha 2)

- El peor resultado: Sport Loreto 2-7 Juan Aurich (fecha 15)

- Cantidad de jugadores empleados: 23

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 3

- Técnicos: 5 (Carlos Galván, fecha 1 a fecha 10; Jesús Álvarez y Jefry Ramírez, fecha 11 a fecha 26; Carlos Santiago, fecha 27; Aristóteles Ramos, fecha 28 a fecha 30)

La pizarra

Como consecuencia lógica del desorden administrativo que padeció Loreto y que se profundizó a mitad de año con la renuncia del presidente, el banco del 'Decano' fue uno de los más inestables del torneo: 3 técnicos y 1 dupla dupla formada por Jesús Álvarez y Jefry Ramírez, quienes se alternaron en la conducción del plantel desde la fecha 11 a la fecha 26.

Con tremendo vaivén, es fácil suponer que Loreto no mantuvo un esquema determinado durante toda la temporada: así, con el argentino Galván en el banco utilizó un 4-trapecio-2 de local y, cuando le tocaba salir ensayaba el 4-2-3-1, con pésimos resultados pues no ganó fuera de su feudo mientras el exjugador de Universitario estuvo en el banco, tanto así que el último juego que dirigó Galván fue la goleada 5-0 que encajó ante Cienciano en el Cusco.
Cuando asumió la dupla Álvarez-Ramírez, conscientes que la lucha era por conservar una plaza en Segunda, cambiaron a un conservador 4-1-4-1. En la fecha 27, el fierro caliente de un Loreto que peleaba palmo a palmo con Alfredo Salinas por librarse del descenso lo tomó Carlos Santiago, quien en el partido de local ante Sport Victoria utilizó un 4-2-3-1, no pasando del empate sin goles ante los iqueños. Fue debut y despedida para Santiago, pues las últimas tres fechas fue Aristóteles Ramos quien se acomodó en la 'silla eléctrica' a ras de campo. Ramos mantuvo el 4-2-3-1, con el cual obtuvo una victoria agónica ante Huaral en la fecha 29, tres puntos que virtualmente le significaron la permanencia.

Pese al contínuo cambio en la dirección técnica, Loreto mantuvo un once base, con Diego Acosta en el arco, quien tuvo que asumir el resguardo de la valla pucallpina, luego de la deserción de Luis Llontop, quien se sumó a Sport Rosario. Los cuatro zagueros fueron Diego Jara, Bryan Otiniano, el capitán Javier Salazar y Marco Godos. El mediocampo fue formado por Luis Magallanes, Junior Núñez, Carlos Barrena, Johan Sotil y Jhonny Olórtegui, volante con llegada, convirtiéndose en el goleador del equipo con 9 goles en 24 juegos, siendo el gol del empate ante Huaral en la fecha 29 uno de los más celebrados por la afición pucallpina.

Párrafo aparte para Luis Magallanes quien fue el jugador que más minutos disputó con camiseta del Decano en la temporada. En la volante también alternaron durante la temporada Jhayro Barrera y el colombiano Jhon Mosquera, este último fue el cuarto goleador del plantel, aportando 5 goles en los 18 partidos que le tocó disputar, siendo el gol de la victoria ante Huaral en el minuto 89 el que permanecerá en la memoria de los hinchas. Arriba, fue Manuel Olaya quien cargó la responsabilidad de ser el único punta en gran parte del torneo, totalizando 6 goles en 23 partidos.

El capo / La mejor contratación: Carlos Barrena (12.55)

El menudo volante de  36 años fue fundamental en la lucha que libró Sport Loreto por permanecer en la segunda categoría del futbol nacional, jugando 1778 minutos que fueron distribuidos en 22 partidos y marcando 6 goles, convirtiéndose en el segundo goleador del equipo junto a Manuel Olaya. Puso su dilatada trayectoria al servicio del Decano y, pese a que los hinchas en el Aliardo Soria Pérez muchas veces lo cuestionaron cuando las victorias escaseaban, las frías estadísticas lo respaldaron.

La revelación: Jhayro Barrera (11.32)

Proveniente de León de Huánuco, si bien no fue titular durante la temporada, sí se constituyó en la rueda de auxilio en la volante al participar en 1495 minutos que fueron distribuidos en 22 juegos. Volante mixto que no solo daba una mano en la labor de contención, sino que cuando la ocasión lo permitía se terminaba contagiando del buen trato que al balón dispensaban Carlos Barrena, Jhonny Olórtegui y Johan Sotil.

La decepción: Félix Mosquera (9.88)

Siempre se repite cual letanía que el jugador foráneo debe marcar la diferencia, sea en Primera o en Segunda, requisito que no satisfizo Félix Mosquera, quien provino de Willy Serrato, donde jugó en el 2017, con performance similar. Sin embargo, se pensó que al coincidir en el mismo equipos con su hermano mayor Jhon Mosquera, el rendimiento del vallecaucano sería positivo. Lamentablemente completó otra temporada para el olvido pues apenas disputó 558 minutos distribuidos en apenas 10 partidos, sin marcar tanto alguno.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Alejandro Roque / Visión Deportes


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy