Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comPablo Bengoechea casi logró replicar la hazaña del título con el que Alianza se alzó campeón en el 2017. No obstante, cayó en la final nacional y tuvo que conformarse con el subcampeonato. Los aliancistas ganaron partidos claves que le permitieron sostener una temporada mucho más que aceptable, pese a no ganar ninguno de los torneos cortos.

    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

Las cifras

- El goleador del equipo: Alejandro Hohberg (11 goles)

- El mejor resultado: Alianza Lima 5 - Comerciantes 1 (Apertura, fecha 7)

- El peor resultado: Alianza Lima 1 - Sporting Cristal 4 (Primera final)

- Cantidad de jugadores empleados: 30

- Cantidad total de jugadores Sub-20 empleados: 4

- Técnicos: 1 (Pablo Bengoechea)

La pizarra

Si el 4-3-3 le dio resultado la temporada pasada y le sirvió para concretar el título nacional, pues Pablo Bengoechea mantuvo la misma idea este año y solo varió para partidos donde necesitaba ser más ofensivo (4-trapecio-2) o más posesión (4-2-3-1). Estas opciones fueron meramente ocasionales y no el común denominador en el planteamiento del técnico uruguayo.

Leao Butrón fue dueño de la portería y jugó 34 partidos, mientras que Daniel Prieto (11) y Angelo Campos (4) tuvieron menor continuidad frente al experimentado arquero. Por un lado, la zaga central fue conformada fundamentalmente por Gonzalo Godoy, quien estuvo presente en 41 encuentros. Luego, Hansell Riojas, Aldair Fuentes y Gianmarco Gambetta fueron también parte de una dupla central que siempre tuvo cambios, pero que tuvo en Riojas al de mayor presencia. Adicionalmente, no hay que olvidar que Miguel Araujo también fungió de central en el Torneo de Verano, antes de partir a Talleres de Córdoba. Por otro lado, en el puesto de lateral derecho, Luis Garro fue quien más alternó, aunque Riojas también ocupó su posición en ocasiones, seguido de Roberto Villamarín, que fue otra de las opciones. Por izquierda, fue básicamente Francisco Duclós quien se apropió de la posición. En general, el cuadro blanquiazul sufrió mucho con el tema de los laterales, tara que arrastraba ya desde el 2017.

El mediocampo, salvo algunas variantes, casi siempre fue conformado por Tomás Costa como ancla y Rinaldo Cruzado junto con Maximiliano Lemos como repartidores. En ocasiones, Luis Ramírez jugó por el uruguayo Lemos, pero no tuvo su misma continuidad. Aldair Fuentes también ocupó la posición de ancla en algunos partidos, mientras que Óscar Vílchez fue una pieza de recambio importante para abrir algunos encuentros. Por último, Carlos Ascues también tuvo minutos a principios de temporada, durante el Torneo de Verano, antes de partir al Orlando City.

El ataque estuvo conformado por dos extremos veloces y un delantero neto. En este sentido, Alejandro Hohberg fue titular frecuentes, aunque tuvo muchos altibajos en su rendimiento, al igual que Kevin Quevedo, quien tampoco logró redondear una temporada regular, pese a que se esperaba que esta sea la de su consolidación. Hay que mencionar que ambos solían jugar por ambas bandas y no se vieron encasillados a jugar en un solo lado, sino que rotaban de posiciones. Otros que jugaron de lo mismo fueron Mario Velarde y Christian Adrianzén, quienes fueron considerados más como opciones para recambio. Finalmente, el delantero centro fue Mauricio Affonso cuando se jugaba en llano y Janio Pósito era quien, usualmente, era de la partida en encuentros jugados en altura, donde podía explotar mejor sus características. El recordado Gabriel Leyes jugó apenas 9 partidos el Torneo de Verano y luego dejó el equipo sin pena ni gloria.

Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.comEl Capo: Leao Butrón (13.53)

Intentó reeditar su buena campaña del año pasado y estuvo muy cerca de lograrlo. Pese a ello, su buen nivel fue indiscutible y se convirtió en el salvador de Alianza en incontables partidos. Incluso, mantuvo ese don de mando que lo hacer ser una figura importante dentro del plantel aliancista. Pese a los años, demostró que todavía puede rendir en alto nivel de competencia y que su experiencia aporta mucho al cuadro victoriano.

Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comLa mejor contratación: Mauricio Affonso (13.41)

El delantero uruguayo llegó como refuerzo para el Apertura y se fue acomodando de a pocos en el cuadro de Bengoechea. Anotó 10 goles en 22 partidos disputados y se convirtió en la carta de gol que la faltaba a los blanquiazules para sacar adelante partidos cerrados. Su buen juego aéreo y remate de larga distancia fueron sus principales características que lo llevaron a tener una temporada más que aceptable.

Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comLa revelación: Luis Garro (11.76)

Es difícil ser dueño de un sector en Alianza Lima. Sin embargo, el jugador con pasado en las menores de Esther Grande de Bentín fue el propietario de la banda derecha, que tuvo mejor producción defensiva que ofensiva. A sus 22 años, el jugador de origen huancavelicano será uno de los referentes si no sucede algo extraño.

Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comLa decepción: Francisco Duclós (11.32)

Novedad no es que Alianza siempre haya sufrido por los lados, debido a la poca resistencia que oponían sus laterales. En el caso de Duclós, esto fue mucho más notorio en ambas finales definitorias del título, donde quedó mal parado y expuso mucho al cuadro aliancista. De hecho, siempre le costó mucho la posición y fue raro que sostuviera un buen rendimiento ahí a lo largo de la temporada.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Pedro Monteverde y Álex Melgarejo / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy