La Copa Perú cumple 50 años en 2017 y el valor de su marca debe ser bien explotada ante dicho escenario. No obstante, es un secreto a voces que esta temporada podría ser la última en la que el campeón ascienda a Primera. ¿Tal situación podría perjudicar a la esencia del 'fútbol macho'?

 

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

La revisión de las bases de la Copa Perú edición 2017, dan cuenta de que prácticamente no hay cambios en el formato de cara a su venidera temporada. Por ello, entre lo más importante se reitera por tercer año consecutivo el formato de la Etapa Nacional con 50 equipos, y también el cuadrangular final (Finalísima) para definir al campeón y subcampeón. Sin embargo, el valor más importante que va a tener el 'fútbol macho' es la conmemoración de sus 50 años. Un escenario perfecto para cambiar la fisionomía de cara al futuro del torneo y, de paso, para introducir variantes que se piden a gritos desde hace muchísimo tiempo.

En manos (más que nunca) de la FPF

El producto Copa Perú es muy potente, pero siempre ha carecido de variables para ser explotado. Se sabe que es un torneo que lo juegan más de 25 mil equipos y que realmente es el más duro (por su orientación geográfica) del mundo. Pero no suele trascender por eso y sí por las situaciones engorrosas que, en la mayoría de casos, son generadas por personajes que nada tienen que ver con el campeonato y mucho menos con el fútbol peruano. Allí habría que listar a los delincuentes que se sumergen en las barras, así como a los medios que entienden poco de su valor y solo le dan exposición por el escándalo; con ello lo que crece más es el despretigió de su nombre.

 

 

Al respecto, la FPF con Edwin Oviedo a la cabeza, ya emprendió una misión de limpiar la imagen de la Copa Perú y empezar a orientarla a lo que corresponde para bien: su espectacular modo de disputa, la auténtica fiesta de los pueblos, y un largo etcétera. Pues bien, en este año de sus Bodas de Oro, es el momento oportuno para que lo apuntado empiece a dar sus resultados. Allí se tienen que echar manos a la obra y potenciar estratégicamente a sus distintas instancias previas. ¿Cómo? Otorgándole mayor peso y valor comercial a cada etapa. DeChalaca, por listar un ejemplo, en 2016 patrocinó el Interligas de Lima Metropolitana y de Arequipa (Etapas Provinciales), y su valor acaparó mayor cobertura; por ende, acrecentó el producto; además, le otorgó otro estatus al torneo.

Obviamente, el gran reto para explotar al máximo a la Copa Perú en sus Bodas de Oro tiene que estar enfocado en la Etapa Nacional. Nuevamente se va a jugar en el Estadio Nacional (ya se sugirió que en los próximos años debe ser de modo rotativo en ciudades que estén calificadas para albergar dicha instancia) y allí es donde se deberían de plantear estrategias para que su trascendencia sea mayor. No solo con los derechos de TV garantizados, sino también con la asistencia masiva del público y una difusión previa que deba estar respaldada en el crecimiento de su marca en los meses anteriores. En esa línea, en clara alusión a lo que no ocurrió en 2016, los cuatro tribunas del Nacional deberían estar habilitadas.

Lo que es de menos

De acuerdo con versiones de dirigentes del 'fútbol macho' a DeChalaca, es posible que el 2017 sea el último año en que el campeón ascienda a Primera División. Si ello se produce, evidentemente, en esta temporada se va a apreciar el inicio de la verdadera reformulación de los sistemas de ascenso en el fútbol peruano, y más allá de voces que dicen ser autorizadas en el tema, en realidad dicha variable no va a ser que la Copa Perú termine desapareciendo. Ese es un razonamiento absurdo.

Binacional, a la postre finalista, tomó como un gran logro obtener la Copa DeChalaca del Interligas de Arequipa. (Foto: Iván Carpio / DeChalaca.com) 

En DeChalaca también ya se ha dicho hasta el hartazgo: año tras año solo un pelotón de diez a veinte equipos son los que verdaderamente tienen intención de campeonar y llegar a Primera División. El resto de los más de 25 mil equipos tienen objetivos que están alineados a superar diferentes etapas y trascender en su palmarés, única y exclusivamente eso. Por esa razón es que, si se le quita el ascenso a la máxima categoría, en lo absoluto los desenlaces de las ligas distritales o las Etapas Provincial y Departamental van a sufrir en su atractivo, allí la pasión es distinta y el razonamiento de los que la conocen no va a variar.

Si se va a suprimir el ascenso a Primera vía la Copa Perú, por ende, lo oportuno sería que la FPF lo divulgue a la brevedad para no dar señales de informalidad en plena competencia, y también para evitar transparencia ante potenciales equipos que podrían quedar en el camino de manera prematura. Con ello, el camino al verdadero escalonamiento del sistema del fútbol peruano va a empezar a forjarse. La tarea que va a quedar pendiente, debido a que requiere una cirujía total al campeonato, es la prolongación de las instancias previas. Se reitera también hasta el cansancio que un equipo no puede disputar hasta cuatro etapas de un torneo de ascenso, con diferentes niveles, en un mismo año.

El peso de los candidatos

La Copa Perú 2017 va a arrancar en la primera semana de febrero, pero aunque falten casi once meses para su finalización, se puede bosquejar, de antemano, qué equipos parten con ventaja. Así, es claro que la preparación anticipada de equipos como Atlético Grau, Coronel Bolognesi y Alfonso Ugarte, todos con pasado en Primera, deberían rendir sus frutos a lo largo de la temporada. Por supuesto, el nombre de Atlético Torino, por historia y por expectativa, también tendría que añadirse en esta lista que seguramente se va a asociar con el factor sorpresa.

La Finalísima del 2017 no solo debe atraer a hinchas de las localidades que la disputen: debe ser uno de los objetivos de la FPF. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Para efectos marketeros, eso sí, la FPF debería prever un detalle que porcentualmente va en aumento: el saldo de los últimos años ha arrojado en instancias finales a clubes que no provienen de las capitales provinciales de sus respectivos departamentos. Y ello, por un tema de imagen, podría translucir en la Finalísima, por lo que su tarea debería ser la de generar un gancho mediático de modo anticipado para crear real expectativa en diversos habitantes que no son necesariamente de la misma localidad pero cuyo hábitat es Lima.

Los 50 años de la Copa Perú deben convertirse y asociarse en una fiesta de principio a fin de lo que es el país culturalmente, por lo que el máximo ente del fútbol peruano, desde el saque, debe sorprender con una propuesta que cautive al consumidor, que convenza de que su verdadero valor es otro del que habitualmente aprecia en los medios masivos, y que con o sin reformulación de su sistema, jamás va a perder su esencia.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com

Fotos: Iván Carpio y Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Comentarios (3)add
...
escrito por josema , enero 18, 2017
Ya son 50 años y hasta ahora la FPF y el público en general no se dan cuenta cuánto daño esta Copa Perú y su ascenso directo a nuestro desastroso Descentralizado le han hecho a nuestro fútbol. Ya basta, solo observen los resultados a nivel de selección y dense cuenta de una vez. Son todos más ciegos que Oblitas. Copa Perú debería ascender solo a 2da División, como lo hace el resto del mundo. Y dejen de forzar cambios incoherentes al fútbol nacional, obligando a clubes a forjarse en el interior del país, obligándoles a jugar con menores o reduciendo extranjeros, obligándoles a prescindir de jugadores veteranos con harta experiencia, formato de finales de torneo al azar, etc. Es tan obvio que eso no nos ha conducido a nada, pero tanta gentuza que se cree dueña del fútbol aún impone sus normas. Resultados a nivel internacional claramente lo demuestran -un perfecto desastre-; mas 50 años después, ya es hora de que se den cuenta.
...
escrito por Aguilaq , enero 27, 2017
Totalmente de acuerdo con tu acertado comentario, Josema... La Copa Perú debe ser la división C o tercera del futbol peruano y debe existir solo la segunda profesional como única vía de ascenso.
...
escrito por Aguilaq , enero 27, 2017
Amigos de DeChalaca, felicitaciones por poner esta parte de vuestra página dedicada a los clubes históricos.

Solo quiero pedirles que no olviden de clubes como Hungaritos Agustinos, IMI de Talara, José Gálvez de Chimbote, Wanka o Pesquero, Unión Huayllaspanca, Mina San Vicente, Cooptrip o Deportivo Pucallpa, Alianza Naval de Mollendo, Atlético Agrario de Puno, Centauro de Tacna, Los Ángeles de Moquegua, Libertad FBC de Trujillo, Morba FBC de Trujillo, Sport Pilsen de Guadalupe, San Agustín de Lima, Guardia Republicana, Internazionale de San Borja y Juventud La Joya de Chancay, por citar los que recuerdo.

Gracias.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy