Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com

Marcelo Alberto Bielsa Caldera (Rosario, 21 de julio de 1955) nació en una ciudad futbolera; pero no una cualquiera, sino aquella que siempre se caracterizó por ser el seno del fútbol más romántico de toda la Argentina. Y a pesar de hermano de Rafael Antonio Bielsa -abogado y político argentino que llegó a ser ministro de Relaciones Exteriores- y de María Eugenia Bielsa -actualmente ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat-, él siempre supo que lo suyo era el deporte rey.

A los 13 años de edad entró a la cantera de Newell's Old Boys, y apenas tres después se mudó a la pensión del club. No obstante, pese a ser seleccionado Sub-20 en el Sudamericano de 1974, debutar en la Primera División Argentina a los 20 años de edad con su amado 'Ñuls' y obtener la medalla de bronce en el Preolímpico de 1976 con la selección argentina dirigida por César Luis Menotti, su carrera no fue ni por asomo destacada. Tuvo breves pasos por Instituto de Córdoba y Argentino de Rosario antes de convertirse en profesor de educación física, y posteriormente entrenador de fútbol.

Obseso como pocos, Bielsa empezó a ser reconocido como el hombre que no solamente pasaba decenas de horas detrás de una pantalla analizando jugadores y rivales desde sus principios en las inferiores de Newell's; también porque fue cosechando éxitos más tarde, cuando ya a cargo del primer equipo ascendió y consolidó a una genial camada del club, que incluía a nombres como Mauricio Pochettino, Eduardo Berizzo y Gerardo Martino. Campeonó el Apertura con los leprosos gritando el famoso "¡Newell's, carajo!" alzado en hombros, antes de también lograr el título de Primera División en 1990/91 en final contra Boca Juniors en 'La Bombonera' y de ser subcampeón de la Libertadores de 1992.

 

 

Su palmarés es más bien reducido. Obtuvo otro torneo nacional con Vélez Sarsfield en 1998, y dos campeonatos con la Argentina olímpica en 2004: el Preolímpico Sudamericano de Chile y los Juegos Olímpicos de Atenas. Pero el legado de Bielsa trasciende a los títulos conseguidos. Su minuciosidad -ya dijo alguna vez el periodista inglés John Carlin que Bielsa tenía probablemente "la librería futbolística más erudita del planeta"-, llegada a los jugadores y fidelidad a unos principios pocas veces vistos en el deporte le ha conseguido el reconocimiento de los más grandes del fútbol mundial.

En todo caso, y muy a pesar de algún fracaso muy sonoro como la humillante participación de Argentina en el Mundial 2002 después de haber roto todos los récords habidos y por haber en las Eliminatorias Sudamericanas, Marcelo Bielsa ha vuelto a ser noticia con Leeds United, con el cual se quedó a muy poco de ascender la temporada pasada, pero esta vez sí lo consiguió al campeonar además la EFL Championship. Lo esperan en la Premier League los mejores entrenadores del planeta, grupo selecto al cual sin duda también pertenece.

Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.com
Video: YouTube / Usuario: Alejandro Laetano


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy