Foto: Geraldine Estrada / prensa Sport BoysCon un Raúl Tito que sigue reafirmando su condición de gran promesa, Sport Boys derrotó 3-1 a un pálido Walter Ormeño en El Callao. Los goles de Juan Cominges, Jorge Huamán y Enzo Castillo sirvieron para darle oxígeno a la 'Misilera' en su lucha por la permanencia en la Segunda.


El partido fue...

ENTRETENIDO. Tanto Sport Boys como Walter Ormeño tenían un objetivo común esta tarde: un triunfo que les permita zafar de esa incómoda posición. Y suele ocurrir que cuando un equipo urge de puntos para evitar la baja, apela al argumento del ganar como sea; es decir, sin importarle el cómo pueda hacer para conseguirlo. Sin embargo, el cuadro porteño no recurrió a ello y justificó su victoria de hoy en base a un fútbol atildado en su medular, donde las pequeñas asociaciones y los movimientos de ruptura propiciaron que la 'Misilera' genere muchas situaciones de gol durante el partido. ¿Y su rival? Llevó miedo solo en acciones aisladas. Pero poco pudo hacer ante la pasividad defensiva que exhibe fecha a fecha y que lo ha llevado a vivir una larga crisis de resultados, que incluye 12 fechas sin ganar. Sea como sea, las situaciones de riesgo estuvieron a la orden en El Callao y eso originó que tuviéramos cuatro goles en total y muchas emociones para los asistentes.

Las Fotos

El Capo: Raúl Tito

Al volante porteño no le pesa asumir responsabilidades y eso es buen síntoma. Con apenas 16 años, Tito se ganó la titularidad para esta tarde gracias a sus cumplidoras actuaciones ante Mannucci y San Alejandro. Y el chalaco no desentonó. Recostado en el sector derecho tuvo a mal traer al 'Cutito' Zevallos en cada arremetida. Velocidad, gambeta y precisión. Tres cualidades que sigue cultivando este talento rosado como en la habilitación para el gol de Cominges o en el movimiento sin balón para el gol de Castillo. Conserva el rótulo de gran promesa y es exclusiva responsabilidad de él cristalizar eso en un futuro próximo.

La Pizarra

Paul Cominges diseñó un 4-1-3-2 para esta ocasión, con una clara vocación ofensiva desde el principio. Un mediocampo con buen pie que le garantizó a los dueños de casa la posesión casi exclusiva del balón y el control de la mayor parte de las acciones. Allí Vera y Castillo complementaron a la perfección el trabajo creativo de Tito y Cominges, dejando más apartado a Olaya, quien no estuvo con la puntería fina. En el complemento, con los ingresos de García, Belline y Canales, el local terminó con un 4-3-2-1, donde priorizó el hecho de conservar la diferencia en el marcador.

En tanto, Marcio Do Santos empleó un 4-2-3-1, que ya se hizo una tradición en su sistema táctico. Incluso, los albos tuvieron el plus de que esta tarde debutaba Pierre Espinoza, extremo de dilatada carrera en los equipos cañetanos de Copa Perú. No obstante, pese a que el 'Fantasma' tuvo un rendimiento aceptable, su equipo siguió naufragando en el mar de la intrascendencia ofensiva. Y la derrota de hoy solo corrobora su pésimo presente, aquel que lo tiene como colero absoluto de la Segunda y a un paso de perder la categoría.

Kazuki Ito: José Martínez

Correcta labor de la cuarteta arbitral en el Miguel Grau. Pocas interrupciones y procurando darle fluidez al trámite. No tuvo incidencia en los goles y actuó acertadamente en la única expulsión del partido: la agresión de Pool Espinoza a Muñoz la vieron todos y Martínez no dudó en mostrarle la cartulina roja al cañetano.

Foto: Geraldine Estrada / prensa Sport Boys

Ver más...

La ficha del Boys - Ormeño
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy