Foto: Julio Aricoché / Prensa Atlético MineroEn Imperial, Walter Ormeño no pasó del 1-1 frente a Atlético Minero y dejó pasar una buena opción de acercarse a la zona de salvación. El gol de Johan Rey parecía abrir el camino del triunfo cañetano, pero el penal de Vergara puso las cosas como al principio y dejó a su rival cerca del retorno a la Copa Perú.

El partido fue...

ENTRETENIDO. Walter Ormeño y Atlético Minero comparten la misma necesidad: cosechar la mayor cantidad de puntos para evitar el descalabro del retorno a la Copa Perú. A su manera y amparados en sus estilos, ambos asumieron riesgos en diferentes tramos del compromiso. Gracias a ello se pudo apreciar un cotejo de ida y vuelta permanente, con opciones repartidas sobre ambos pórticos. Aunque en el balance general, por lo visto especialmente en los últimos 20', los albos merecieron algo más. Una mejoría digna de aplaudir, ya que hasta hace algunas fechas parecían un equipo desahuciado. Pero desde la llegada del DT Rivas elevaron el nivel individual y eso repercutió en un mejor semblante colectivo. Y aunque la salvación en tienda cañetana siga pareciendo una utopía a estas alturas (están a 9 puntos de la zona de salvación quedando solo 18 en disputa), la manera en que dejaron la piel esta tarde conmovió a sus propios hinchas, que despidieron al equipo en medio de arengas y aplausos. Lo de los huarochiranos es un caso similar. Con 'Humildad' García en el banco la interna ganó estabilidad y hoy figuran con cierto alivio en la tabla de posiciones.

Las Fotos

El Capo: Juan Pablo Vergara

El cerebral huarochirano, en su tercera presentación con camiseta naranja, demostró que será un aporte de suma utilidad para el conjunto de la Carretera Central en su objetivo de asegurar la permanencia en la categoría. Repartió el esférico con criterio y sobre sus pies reposaron los mejores momentos de la escuadra visitante. Su rótulo de figura de este partido se coronó con un gol gracias a un penal correctamente ejecutado. El único pendiente que queda para Vergara es ponerse a punto físicamente. Y es que, como en la fecha pasada, tuvo que ser reemplazado en el complemento, cuando empezó a decrecer su producción futbolística.

La Pizarra

Gustavo Rivas diseñó un 4-2-3-1 para esta ocasión. El equilibrio táctico es un sello que ya se ha hecho patente en el equipo cañetano desde su llegada. Las sociedades en los flancos fueron claves para garantizar volumen en ofensiva. Por derecha figuraron el 'Cutito' Zevallos y Taboada, mientras que por izquierda el tándem estuvo conformado por Pareja y Mayurí. En la contención cañetana fue destacado lo de Gonzales y Pool Espinoza. El 'Fantasma' Espinoza fue un especie de enganche flotante, teniendo soporte en las asociones que se formaron en los extremos de la cancha. Y Rey, como punta solitario, prolongó su buena racha marcando el único gol de los imperialinos.

Por su parte, Julio García también apeló a un 4-2-3-1 para tratar de maximizar las virtudes de sus dirigidos en cada línea. El 'Oso' Villalta y Castillo conformaron la dupla de centrales y estuvieron a la altura de este desafío. Lo del 'Totti' Salas y la 'Pantera' Sáenz estuvo supeditado a priorizar la marca por sobre las proyecciones en las bandas. En la medular huarochirana hubo dos valores destacados. Yaya fue lo más parejo en la recuperación de balones desde la primera línea de volantes, mientras que Vergara fue lo más claro al momento de cumplir tareas creativas. Al 'Pelusa' Bautista le tocó desempeñarse como único atacante, sin muchas opciones para liquidar, pero contribuyendo desde el punto de vista del sacrificio ofensivo.

Kazuki Ito: Silvia Reyes

Fue una jornada regular para la cuarteta arbitral en el Óscar Ramos Cabieses. Reyes y sus asistentes alternaron unas de cal y otras de arena en sus decisiones. Así por ejemplo, en el penal que significó el empate huarochirano, es verdad que el balón impactó en el brazo de Mayurí. Pero lo que encendió la polémica es que para muchos no debió sancionarse como penal porque no hubo intencionalidad. En el complemento dejó pasar algunas fuertes entradas y los ánimos se caldearon a tal punto que sobre el final se armó una trifulca entre jugadores de ambos bandos, el cual desencadenó en las expulsiones de Zevallos (Ormeño) y Castillo (Minero).

Foto: Julio Aricoché / Prensa Atlético Minero


Leer más...

La ficha del Ormeño - Minero
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy