Foto: diario Ahora de PucallpaSan Alejandro tuvo una posibilidad inmejorable para sumar y seguir con chances de pelear arriba en la Segunda. Sin embargo, pagó cara su poca efectividad y terminó empatando 1-1 con Walter Ormeño que lo empató a través de Johan Rey.


El partido fue…

EMOCIONANTE. Los ucayalinos salieron decididos a aplastar a los cañetanos, quienes en el papel tenían todas las de perder en el Aliardo Soria Pérez. Así fue que empezaron los embates desde el arranque, con 'Ricky' Pérez en una floja tarde pero con César Zambrano salvando los frijoles a los 25’ para lograr el 1-0. Johan Rey se vistió de verdugo y de inmediato logró el empate, que cayó como un baldazo de agua fría para bajar la temperatura en Ucayali. El complemento fue un demoler de San Alejandro y aguantar por parte de Ormeño, que supo defender su empate como oro.

Las Fotos

El Capo: Máximo Osís

No hubo una figura descollante en el encuentro. No obstante, la zaga cañetana tuvo una importante labor y demostró mucho orden para defender con Máximo Osís a la cabeza. En efecto, el complemento perfecto fue del central, quien junto a Pedro Sanguinetti y un acertado Josué Castells supieron hacer valer el gol de la paridad y convertirlo en un punto importante de visita.

La Pizarra

Esquema ofensivo el utilizado por Javier Arce para asegurar el encuentro: un 4-1-3-2 con Crifford Seminario como único hombre de contención, quien hizo las veces de volante mixto también y pisó el área en varias ocasiones. Arriba, 'Ricky' Pérez y Juan Carlos Portilla fueron los dos puntas elegidos para convertir todos los goles posibles, pero estos no llegaron. El trabajo en conjunto tampoco funcionó. Arce solo movió el mediocampo y la defensa para soltar más a sus atacantes, pero ello tampoco funcionó. Julio Torres, por ejemplo, entró por César Zambrano solo para ocupar su misma posición. Atrás fue donde más se movieron las cosas, ante las salidas de Diego Del Castillo, Edward Campos –por lesión- y Oswaldo Rivas –por expulsión-, José Mesarina y Christian Pavón tuvieron que hacer las veces de centrales, mientras que Víctor Labrín y Julio Torres, tuvieron que retroceder de laterales. La falta de creación en el medio fue notoria: Junior Aguirre flotó intrascendentemente por el frente de ataque sin terminar de ser decisivo.

Por el lado de Walter Ormeño, el 4-2-3-1 fue claro, con volantes de mucha marca por los lados y que pudieran juntarse con los mediocampistas de contención – Gerson Gonzales y Jahir Tenorio- para formar un bloque de 5 jugadores al medio que taparan todas las posiciones posibles a San Alejandro. En la delantera, Johan Rey fue sacrificado a ganar con su velocidad algún buen servicio que Pool o Pierre Espinoza pudieran filtrar para él. En efecto, esa fue la fórmula del gol del empate, cuando el primero de los hermanos le sirvió un buen pase con maestría que el delantero supo aprovechar. Poco hablar de los cambios, el único que modificó el planteo defensivo de Gustavo Rivas fue el ingreso de Luciano Vilca por Tenorio, quien entró faltando media hora para aportar en la defensa de las pelotas paradas. Tras la salida del volante antes mencionado, el cuadro pasó a jugar con un 4-cuadrado-2, que sacrificó a Pool Espinoza como volante de contención y le dio un papel más protagónico en la marca al otro hermano.

Kazuki Ito: José Luis Martínez

Criticable trabajo de la cuarteta arbitral, sobre todo del principal José Luis Martínez, quien por momentos no supo imponer orden cuando las situaciones lo ameritaban. Pese a que tuvo poca incidencia en el encuentro, dejó mucho que desear su flexible mano y su falta de autoridad. Destacar la acertada expulsión de Rivas, el mismo jugador le dio la razón al ver la tarjeta roja y se fue del campo sin reclamar nada.

Foto: diario Ahora de Pucallpa


Leer más...

La ficha del San Alejandro - Ormeño
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy