Foto: Wilber Medina / prensa ADFP-SDCon Edgardo Cuello como nuevo técnico, Unión Huaral venció por 2-1 al todavía líder Alianza Universidad en un partido peleado de principio a fin. Maldonado, de penal, y Córdova a falta de siete minutos, decretaron la victoria naranjera.


Técnico que debuta, técnico que gana dice la expresión futbolística mundial. Y si bien la máxima se cumple en ocasiones, hoy en Huaral el estreno se dio con bastante sufrimiento y valentía, con más amor propio por los colores que demostración de buen fútbol. Unión Huaral salió airoso en su fortín del Lores Colán y derrotó por un escueto 2-1 a su similar de Alianza Universidad, que hasta antes del partido solo contaba con un encuentro perdido en doce jornadas, y que lo mantenía en la cima de la competencia por el ascenso.

Así, existía un claro favoritismo del elenco azulgrana pese a ser visita, por lo que sus escoltas Serrato, Municipal y San Alejandro abogaban por un triunfo 'pelícano' para que el cuadro huanuqueño no se despuntara. Y vaya que Huaral no defraudó, porque al comenzar el juego los dirigidos por Edgardo Cuello intentaron ser dueños del esférico y a partir de ello generar peligro en el arco de Carlos Laura.

De hecho, la primera media hora del cotejo fue favorable para la naranja, que cristalizó el trámite de las acciones hacia el marcador mediante tiro penal de Daniel Maldonado sobre los 31'. Pese a que los huanuqueños reaccionaron antes del descanso, arriba Carazas y Reyes carecieron de mejor fortuna en el último toque, maquillando por ratos la irregular performance de los centrales Cruz y Rodríguez, si bien contaban con la concentración de Karlo Sánchez en portería para apaciguar el acoso azulgrana.

Ya en la parte final, Mifflin Bermúdez, entrenador de la visita, optó por jugársela con sus experimentados en banca, permitiendo el ingreso de Ubillús, Alvarado y -sobre todo- Mendoza. Este último fue gravitante para el cambio de actitud de Alianza Universidad, que tuvo mayor dominio del campo y del balón para maltraer a los locales. Cuello respondió con dos variantes para contrarrestar el peso ofensivo blaugrana: Tello y el atacante Córdova, para refrescar a un exhausto Maldonado sin tirarse atrás, sabiendo que el 1-0 era todavía exiguo para sus aspiraciones.

No obstante, a los 76' un bombazo de larga distancia del 'cabezón' Mendoza trastocó los planes huaralinos, pero el resultado hasta ese momento parecía justo por el despliegue derrochado de la visita, que no se conformó con el empate. Pero, a veces el apuro por la victoria no permite mirar atrás las desatenciones que se pueda tener en el fondo, y son esos detalles los que hacen la diferencia de ganar o perder. Así de puntual, seis minutos más tarde Córdova sacó un misil que se coló en el arco de Laura, sin que este pudiera hacer algo por evitarlo. 2-1 y la poca gente que fue al estadio explotó de bronca y emoción, porque hasta ese momento parecía todo cuesta arriba.

Ya en los minutos que faltaban, Huaral hizo la heroica: refugiarse como pudiera, rezándole al azar y a la ineficacia ofensiva huanuqueña, aunque también pudo liquidar en un par de contras que la visita cedió. Fueron cinco minutos de tiempo adicional que parecieron una eternidad, pero tras el pitazo final de Roberto Mauro, todo fue felicidad. Todos se abrazaron y el comando técnico también, con el 'tuta' Redher y Cuello que no podían ocultar el sufrimiento por el tremendo triunfo, algo que suele ser una tradición en la historia del Unión Huaral.

Foto: Wilber Medina / prensa ADFP-SD

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy