Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras aproximadamente tres meses en el cargo, Carlos 'Chino', Benavides renunció a la presidencia de Sporting Cristal. ¿Cómo afectará ello al elenco celeste?

Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

Tras un 2018 exitoso que culminó con el título nacional, Carlos Benavides fue uno de los señalados como principales artífices de dicho logro. Por ello, luego de la renuncia de Federico Cúneo a la presidencia, el Directorio de Sporting Cristal decidió que el popular ‘Chino’ sea su reemplazante al considerarlo como la persona más idónea para asumir dicho rol debido a su experiencia y trayectoria dentro del club.

Dentro de sus principales logros -realizados de manera conjunta con el resto de integrantes de la dirigencia- se pueden identificar la potenciación de las divisiones menores del club –prueba de ello son los títulos en los torneos de reserva y Copa Federación-, las ventas pomposas de jugadores luego de varios años –los casos de Gabriel Costa, Marcos López y Josepmir Ballón- y el inicio de un proceso de autogestión del club, con el objetivo de depender en menor medida de la Unión de Cervecerías Peruanas Backus y Johnston SAA.

Sin embargo, dos situaciones puntuales sucedidos durante los tres primeros meses del año suscitaron incertidumbre en los seguidores del club, las cuales empezaron a generar las primeras críticas respecto de la gestión encabezada por Benavides: la contratación y despido de Alexis Mendoza y la contratación de Christian Ortiz, quien aún no ha disputado un partido completo con el club celeste en el transcurso de 2019.

 

Sin duda alguna, la llegada del entrenador colombiano fue más que polémica tanto por sus antecedentes inmediatos como por el estilo de juego que deseaba proponer. Carlos Benavides y su plana directiva decidieron rescindir el contrato de Mendoza debido a que uno de los integrantes de su comando técnico “no tenía los papeles en regla”, lo cual es una clara muestra de negligencia al momento de contratar, pues los encargados de la negociación debieron cerciorarse de que ninguno de este tipo de detalles tan elementales pudieran incumplirse. Además de ello, esta salida intempestiva debe haber generado perjuicios económicos no esperados en el club.

Más allá de ello, la interrogante que suehe con esta renuncia es quién puede ser la persona idónea para reemplazar a Benavides en la presidencia de Sporting Cristal. Lo ideal sería que una persona ligada al club tome la posta y que, además, se dedique exclusivamente a su cargo y no se mezcle con otras responsabilidades como, por ejemplo, las asignadas al Gerente Deportivo. Con ello, podría desempeñar sus labores sin presiones ni preocupaciones extras.

Sin duda alguna, este puede ser el segundo punto de inflexión en Sporting Cristal, en un año en el que ha mostrado más vulnerabilidades administrativas que en años anteriores -salida de un entrenador y del presidente en menos de tres meses-, algo que no es común en un club que se ha caracterizado por ser ordenado y ejemplar en el plano administrativo. A la espera del nombramiento del nuevo presidente, en La Florida se mantiene la esperanza de poder revertir su situación en la Copa Libertadores y de consolidar su gran rendimiento en el torneo local. Es necesario que ello se dé en el corto plazo para que el equipo retome la tranquilidad y sólo se hable de temas netamente deportivos.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Prensa Sporting Cristal


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy