Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa serie de partidos amistosos disputados después del Mundial dejó un saldo negativo para la selección peruana de cara a la Copa América. ¿Qué cambió?

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

El tanto de Duván Zapata, el marcador mostrando el 0-3 a favor de Colombia en el Monumental y la imagen de Paolo Hurtado lamentando su lesión fueron el más completo y conciso resumen de lo que fue la selección peruana en estos doce meses transcurridos entre la Copa del Mundo y la venidera Copa América. Un equipo evidenciando sus falencias defensivas, al que le ha costado sacar resultados últimamente y que, como si fuera poco, ha perdido a algunos jugadores clave.

El cuadro dirigido por Carlos Queiroz marcó el último domingo 9 en el Monumental de Ate goles en los que expuso los problemas que tiene la bicolor para resguardarse en el fondo. Y confiando en el trabajo realizado por el cuerpo técnico, solo queda pensar que esta involución a la hora de defender se debe principalmente a la ausencia de Alberto Rodríguez, el hombre clave en la zaga y una de las figuras del equipo de Ricardo Gareca. El ‘Mudo’ apagaba incendios, tenía salida limpia desde el fondo y además ayudaba a quien sea que lo complementara. Así, futbolistas como Christian Ramos -quien hoy tampoco está-, Miguel Araujo o Anderson Santamaría se sentían más cómodos al tener a Rodríguez como compañero de zaga. En estos últimos amistosos, más allá de que Araujo o Santamaría sean buenos futbolistas, quedó claro que están algunos pasos por debajo del ‘Mudo’.

Los resultados, por otro lado, hablan por sí solos. Es cierto que los amistosos sirven para evaluar el juego y no necesariamente el marcador, pero en casi todos los encuentros posmundialistas de la bicolor la derrota tuvo que ver con el trámite, y cuando se ganó, muchas veces se dejó dudas. El saldo en este periodo es de tres victorias (la recordada goleada 3-0 a Chile y los ajustados 1-0 ante Paraguay y Costa Rica), un empate ante Estados Unidos y seis derrotas, empezando por aquellos interesantes duelos ante Alemania y Holanda y siguiendo por las duras derrotas como locales ante Ecuador, Costa Rica y Colombia, siendo quizás la jornada más crítica aquella frente a El Salvador y el 0-2 en Washington. Si en algún momento este plantel pareciera haberse acostumbrado a ganar, está claro que ya perdió esa costumbre, y es clave que la recupere al reanudarse la competencia oficial.

Tras el Mundial, el primer amistoso de Perú fue con derrota ante Holanda. (Foto: AFP) 

Hay, y este quizás sea el factor más importante del bajón general del equipo, futbolistas que cayeron en la irregularidad y que no supieron sostener el gran rendimiento que tenían en la recta final de las Eliminatorias y en la etapa previa a Rusia 2018. Casos concretos y resaltantes son los de Yoshimar Yotún y André Carrillo. Yotún fue importantísimo para clasificar al Mundial, pero ya desde los duelos ante Dinamarca y Francia se pudo notar un bajón del que no se logró recuperar hasta ahora. Para lo que quiere Gareca, es clave que alguien con su manejo de pelota y pase largo pueda estar a buen nivel. Carrillo, por otro lado, sí destacó y fue de lo mejor de Perú en Rusia, pero después de eso cayó en la irregularidad. Habrá que ver si podrá motivarse de cara a este torneo y volver a ser desequilibrante por derecha.

Toda esta suma de problemas que tienen que ver con aspectos individuales conducen a un cuestionamiento: ¿Cuán amplio es realmente el universo de jugadores para poder competir a nivel de selección? Cuando el equipo funcionaba, parecía que cualquiera que tuviera su chance lo haría bien. Hoy diera la sensación, ante el bajón general en el rendimiento, de que las opciones son escasas, sobre todo en puestos clave. ¿Alguien puede reemplazar adecuadamente a Rodríguez? ¿Quién hace los goles si no está Guerrero?

En estos meses ha quedado claro que, más allá de que Gareca con Perú logró crear un equipo muy convencido de lo que quería hacer y cuyos logros son irrefutables, hay un plantel que parece no estar preparado aún para sufrir la pérdida de un par de referentes o del bajón de ciertos jugadores clave. Con una mala racha detrás y una Copa América por delante, hoy ya no hay tiempo para corregir mayores errores, y solo queda confiar en que este grupo recupere la memoria y pueda volver a hacer un gran torneo.  

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: AFP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy