Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comDesde esta temporada, el torneo local se disputa durante la fecha FIFA, lo que generó críticas de Nicolás Córdova y abrió el debate: ¿está bien que la Liga 1 se paralice mientras juega la selección?

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

Hace apenas dos semanas, tras enterarse de que Alberto Quintero había sido convocado para la selección de Panamá y que por lo tanto no lo tendría disponible para dos partidos de la Liga 1, Nicolás Córdova declaró lo siguiente: “Siempre voy a estar feliz cuando mis jugadores sean llamados, porque dice lo bien están trabajando en mi equipo. Lo que está mal es que aquí se juegue en fecha FIFA. En ningún país se juega en fecha FIFA”.

Las declaraciones del técnico de Universitario permiten abrir un debate que resulta pertinente ahora que, incluso durante entrenamientos y partidos amistosos de la selección peruana, se juegue el torneo local, algo que ocurre recién desde esta temporada.

En primer lugar, habría que aclarar que, a diferencia de lo que dijo Córdova, hay algunos países en los que el torneo tampoco se interrumpe. Un caso es el de Brasil, en donde los torneos estaduales continúan, fundamentalmente debido a la gran cantidad de partidos que se disputan. El más similar al de Perú quizás sea, sin embargo, la MLS, que tiene incluso un mayor número de convocados y que se juega con total normalidad en la fecha FIFA. En Argentina, si bien si se paraliza la Superliga, no deja de jugarse la Copa.

Lo que sí es un hecho es que el no paralizar el torneo en estos fines de semana ha resultado muy útil en la modificación del calendario y así permitir que se juegue de semana en semana y no los martes o miércoles, medida con la que es muy difícil no estar de acuerdo.

Con este gran beneficio, en realidad habría que preguntarse qué tanto perjudica a ciertos equipos con convocados el no tenerlos disponibles durante uno o dos partidos. Para esta ocasión, hay ocho jugadores del campeonato que parten con su selección; el mencionado Quintero a la selección de Panamá y los otros siete a la de Perú. De estos siete, tres son arqueros con opciones de nivel similar como relevos: José Carvallo tiene de suplente a Patrick Zubzuck en Uniersitario, Pedro Gallese a Leao Butrón en Alianza Lima y Carlos Cáceda a Ángelo Campos en Melgar. Precisamente el cuadro arequipeño supo reemplazar a Alexis Arias con la presencia de Ángel Romero y Cristal pudo hasta golear sin necesitar de Christofer Gonzales en su once inicial.

Alianza Lima no tiene un reemplazo del nivel de Wilder Cartagena, pero si tiene opciones e incluso ha fichado a jugadores como Carlos Beltrán para ocupar ese puesto cuando sea necesario. Sí es cierto que el cuadro crema es el que más jugadores ha perdido (aunque apenas son tres) y que es el que más sufre con la ausencia de Aldo Corzo, aunque al ser el lateral derecho un recurrente llamado por Ricardo Gareca, hace mucho tiempo pudo haberse prevenido la situación y contratar o potenciar un suplente de aceptable nivel para el puesto.

Años antes se aplaudía que en Perú se optara por paralizar el torneo para cederle a la selección jugadores que entrenen con anticipación. Sin embargo, se desaprovechaba una oportunidad para que participen otros futbolistas y se les daba un descanso que solo obligaba a apretar el calendario. Hoy, no se dejó de prestar a los seleccionados con tiempo, sino que simplemente el torneo continúa sin ellos.

Es válido criticar este tipo de situaciones, sobre todo si uno es el más perjudicado. Pero es mucho más eficiente prevenirlas desde inicios de año y poder armar planteles amplios y competitivos para luego no victimizarse cuando no se está preparado para la situación.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy