Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEste 16 de diciembre se cumplen 45 años de uno de los episodios más tristes en la historia de Deportivo Municipal: su primer descenso, en 1967.

 

Entre los momentos cumbres de la historia de Deportivo Municipal está la aparición de Hugo Sotil y sus gloriosas jornadas en el estadio San Martín de Porres. Era el año 1968, y lo que debía ser un episodio doloroso, pues ese año Municipal jugó en Segunda División, paradójicamente se convirtió en leyenda.

El descenso de ‘Muni’, el primero de su historia, se había consumado meses antes, entre el 15 y el 16 de diciembre de 1967, cuando el apellido Sotil aún no aparecía en los periódicos.

Dinamita explosiva

Walter Ovejero atrapa el balón ante un inútil intento de Municipal por batir la valla del Defensor (Recorte: diario La Crónica)Era la penúltima fecha del Descentralizado 1967. Una semana antes, Universitario se había consagrado campeón nacional; Cristal y Alianza peleaban por el subcampeonato. El descenso era un terreno aparte; las reglas establecían que bajaban dos equipos, uno limeño y otro provinciano. Entre los segundos, Alfonso Ugarte de Chiclín y Octavio Espinosa peleaban su propia batalla; entre los capitalinos, el histórico Deportivo Municipal se jugaba la vida con Mariscal Sucre.

Siete días antes, el 8 de diciembre, ediles y dinamiteros igualaron 0-0; la ‘Academia’ desaprovechó, así, la oportunidad de emparejar la ventaja de dos puntos que le llevaba Sucre.

Municipal comenzó a perder el partido y la categoría con este gol convertido por 'Pancho' Gonzales (Recorte: diario La Crónica)Aquella penúltima fecha fue programada en tres días: el viernes 15 de diciembre, a las 8 y media de la noche, Municipal debía vencer a Defensor Lima y esperar a que el sábado 16, a la una y treinta de la tarde, Cristal superara a Sucre. De ese modo, llegarían empatados a la última fecha, quedando abierta la opción de forzar un encuentro de desempate. “Si gana Muni, seguirán latentes sus esperanzas; pero, en caso contrario, los ediles tendrán que ir liando bártulos para irse a jugar al San Martín de Porres”, reseñó La Crónica. El estadio San Martín, cabe aclarar, era por entonces el escenario tradicional de los encuentros de Segunda.

Municipal era dirigido por ‘Tito’ Drago, quien había tomado el cargo en el tramo final, después de los discretos números conseguidos con Roberto Reinoso y Juan Mostorino. La presencia del ídolo histórico tenía que ser reivindicada, pero los dirigentes ediles exageraron su entusiasmo. Comenzó a difundirse el rumor de que Drago, en el retiro desde 1965, iba a regresar a las canchas aquel viernes. El propio ‘Tito’ desmintió la noticia y el diario La Crónica condenó el proceder de la dirigencia edil: “Con la equivocada intención de sorprender a la crítica, en la intención de que vaya público al campo, allegados a Municipal han estado dando la noticia de que Tito Drago iba a reaparecer esta noche contra Defensor Lima, lo cual es una farsa, porque el propio Tito ha declarado que él no jugará”.

La esperanza edil se encendió con este tanto de penal convertido por Carlos Bravo (Recorte: diario La Crónica)El móvil publicitario no tuvo éxito: apenas 3’930 espectadores acudieron esa noche al estadio Nacional.

Sin defensa alguna

Municipal alineó con Walter Flores en el arco; Carlos Bravo, Eloy Bernales, Rodolfo Rosasco y Adolfo Vega conformaron la defensa; José Betancourt y Alfonso Reyes estuvieron al medio, mientras Hugo Arroé, Juan Nakajata, Carrasco y Nemesio Mosquera lideraron el ataque. En Defensor, el argentino Manuel Giúdice mandó al campo al arquero Manuel Ovejero; Walter Limo, Eduardo Stucchi, Manuel Degl’Innocenti y Víctor Céspedes estuvieron en la zaga; Moreyra y Carlos Oliva jugaron al medio; Pedrito Ruiz, Ricardo López Lavalle, Antonio Trigueros y Francisco ‘Pancho’ Gonzales arrancaron en ofensiva.

Municipal debía afrontar este encuentro como una final, pero fracasó entre el nerviosismo y la apatía. A los 39’, golpearon los ‘carasucias’: Trigueros bombeó un balón hacia el área y, antes de que el meta Flores lo tomara, ‘Pancho’ Gonzales se anticipó y la añadió para establecer el 0-1.

Nemesio Mosquera con la franja de Municipal, la que defendió al punto de inventarle un intento de suicidio (Recorte: diario La Crónica)Los ediles igualaron a los nueve del complemento. Una mano de Stucchi fue sancionada como penal. Carlos Bravo remató desviado, pero el árbitro Belisario Calle ordenó la repetición del disparo, pues el arquero Ovejero se adelantó. En el segundo intento, Bravo no falló: su lanzamiento, bajo y esquinado, puso el 1-1.

La esperanza edil duró poco, porque, a los 67’, un tiro libre al borde del área fue cobrado perfectamente por el defensor Degl’Innocenti: su remate superó la barrera de Municipal y dejó a Flores estático. Defensor se puso arriba 1-2.

Con ‘Muni’ volcado en ataque, un contragolpe en el minuto final terminó con Vega trabando a Pedrito Ruiz dentro del área. Calle sancionó penal para Defensor y López Lavalle se encargó de poner el condenatorio 1-3.

17 horas de agonía

El partido terminó a las diez y media de la noche y Municipal vivió diecisiete horas conectado al respirador artificial. A las tres y media del sábado 16 de diciembre, en un estadio Nacional semivacío, terminó el Cristal-Sucre: los ‘dinamiteros’ le arrebataron un punto a los rimenses y, con el 1-1, se selló el primer descenso en la historia de Deportivo Municipal.

El arquero Montenegro del Sucre se luce con una gran volada para evitar que un remate de 'Pepe' Del Castillo ingrese a su valla y asegurar así su permanencia en la categoría (Recorte: diario La Crónica)Los días siguientes fueron de perplejidad para la afición edil. Se armaron debates al interior del club para evaluar por qué se había tocado fondo. En medio, surgió la leyenda del intento de suicidio de Nemesio Mosquera, hermano de ‘Vides’ y Alfredo. Según las versiones periodísticas, Mosquera se había querido arrojar por el malecón de Miraflores y había sido salvado por unos policías que lo encontraron en una grave crisis nerviosa, provocada por el descenso del equipo y los problemas económicos que lo agobiaban (Municipal le debía varios meses de su sueldo). Mosquera, sin embargo, desmintió el incidente y alegó que él había estado aquel día en Chiclayo, jugando un amistoso con el cuadro de La Comuna. Mostró, inclusive, el boleto de avión como prueba.

Una semana después, en vísperas de la Navidad, Municipal empató 4-4 contra Centro Iqueño y se despidió de su gente, que en 1968 abarrotó el estadio San Martín de Porres para ver su resurrección de la mano de un ilustre del fútbol peruano, el ‘Cholo’ Sotil.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica

Comentarios (4)add
...
escrito por Gustavo , diciembre 16, 2012
Supongo que tendremos que esperar pero el próximo año narraran el final de la historia con el ascenso de Municipal?
...
escrito por hector ruiz , diciembre 17, 2012
si seria bueno que hagan una reseña del campeonato del 68 y como el muni llenaba fecha a fecha el estadio de san martin de porres y de ese retorno apoteosico de la academia!
...
escrito por miguel , diciembre 17, 2012
desde ya esos años el muni tenia ya problemas economicos,como casi todos los equipos grandes los tienen, esos años no habia nacido pero cuando me hice hincha del muni, me hice hincha de su historia, de lo que le dio al futbol de peru, de los jugadores que dio y que dieron lauros a la selelcion de peru y distintos equipos del mundo, eso es muni grandeza, historia , pasion y fidelidad, por eso esperamos algun dia resurga y se depierte el grande que duerme decadas, pero todos sus hinchas esperamos y esperamemos siempre no importa cuanto tenga que pasar y si van a pasar mas decadas mis hijos esperaran por mi, porque el hinchaje del muni se transmite de familia en familia, muni , tu grandeza esta y estará intacta tu sitial en la historia del futbol peruano siempre estará ocupado por ti amado muni.
...
escrito por Mencheli , diciembre 19, 2012
Miguel, que hermosas y sentidas palabras que comparto plenamente por nuestro comun amor a La Franja ... recuerdo que dos queridos tios me hicieron conocer el Nacional y el futbol a traves de su adoracion a la U que no pude evitar asimilar ... hasta que me llevaron a un U-Muni en el 69 .. la cosa es que vi el uniforme y vi al Cholo y se acabo .. .casi pierdo a mis dos tios (uno de ellos no me hablo 6 meses) pero fue un amor a 1era vista y fulminante ... Independientemente de si regresa o no, el sentimiento que inspira es inmortal ... Amen
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy