Ilustración: Lenin Auris / DeChalaca.comReal Pilar fue el protagonista de la primera ronda de la Copa Argentina tras eliminar a Vélez Sarsfield con apenas dos años de fundado y cuando compite en la Primera D, la quinta categoría del fútbol en ese país. ¿Cómo el sueño de jugar contra profesionales se convirtió en realidad en una liga que no permitía afiliaciones directas hace cuatro décadas?

El pitazo final. El sonido del silbato genera emociones diversas al cierre de un partido de fútbol: tristeza y decepción entre quienes pierden, alegría y júbilo en los ganadores. Pero, para quienes salen triunfantes en un duelo donde todo parecía estar en contra, el gozo es aún mayor.

Por eso, se entendieron las lágrimas del plantel de Real Pilar cuando derrotó por 0-1 a un equipo con historia como Vélez Sarsfield por la primera ronda de la Copa Argentina. Un resultado que ni el más optimista hincha o los familiares de los futbolistas habrían pensado.

Con solo dos años de vida institucional, su afiliación a la Asociación de Fútbol Argentino generó suspicacias, pues es el primer club en cuatro décadas en afiliarse directamente a la AFA. Pero más allá de controversias, el sueño de profesionalización se está convirtiendo en realidad.

Sueños de barrio

¿Cómo así apareció Real Pilar en el circuito argentino? (Foto: Prensa Real Pilar) 

Pilar es una pequeña ciudad ubicada al norte de la provincia de Buenos Aires. Sus más de 80 mil habitantes no disfrutan de fútbol nacido en su localidad desde 1980, cuando Atlético Pilar decidió desafiliarse tras jugar la Tercera División de ascenso en dicho año.

Desde ese momento, toda institución de la zona disputó solo torneos regionales, mas no aquellos que contaban con el aval de AFA. Esa situación generó que un grupo de residentes, dirigidos por César Mansilla —un empresario ligado a los medios de comunicación y deporte, y a la sazón una persona cercana al presidente Mauricio Macri, lo que generó múltiples suspicacias— fundaron el 17 de febrero del 2017 el Real Pilar Fútbol Club.

Tres meses después, en una histórica pero polémica decisión, los directivos de AFA decidieron afiliar directamente al club en calidad de invitado, a la espera de una votación final, que ocurriría en octubre del mismo año. Pero ¿en dónde reside la controversia? Pues el máximo ente rector del fútbol argentino no admitía en sus filas a un equipo desde 1979, lo que obligaba a que se afiliaran a ligas del interior, la conocida afiliación indirecta. De hecho los últimos admitidos en esa oportunidad fueron Argentino de Merlo, Claypole, Defensa y Justicia, Deportivo Laferrere y San Miguel.

César Mansilla le otorga un premio a uno de los jugadores del Real Pilar. (Foto: Prensa AFA) 

En aquel año, la institución decidió cerrar las puertas a nuevas afiliaciones, y solo admitiría a clubes que ya habían estado inscritos. Los directivos de Real Pilar aseguran que AFA admitió la solicitud pues cumplen con ciertos requisitos como cantidad de socios o un estadio en óptimas condiciones. Sin embargo, la influencia de Mansilla tendría algo que ver en este asunto. Todo eso generó que se comentara que el club nació con corona, y no solo por su nombre "Real", sino por sus aparentes vínculos con las altas esferas políticas del país.

¿El hombre clave?

Como se mencionó líneas atrás, César Mansilla es presidente de Real Pilar. Además, es fundador de una consultora de marketing y comunicaciones que apoyó en campañas a diferentes figuras del deporte y la política argentina. Entre ellos, Mauricio Macri (actual presidente del país), Rodolfo D’Onofrio (presidente de River Plate), entre otros.

La relación con estos importantes directivos ha generado sospechas ante un posible favorecimiento para que el club que preside Mansilla sea admitido en AFA. Desde finales de los años 70 más de 3 mil instituciones enviaron solicitudes a la Asociación de Fútbol Argentino. Ninguna procedió.

En la AFA se produjeron muchos cambios en los últimos tiempos. (Foto: Télam) 

Pese a las especulaciones, desde el club defienden su afiliación: “Yo te puedo contar nuestra experiencia. Aún con la vuelta de Centro Español a la D, en la divisional quedaban 15 equipos. Por ahí hacía falta que se sumara alguno más. Nosotros nos presentamos, hicimos todo como indicaba el reglamento y lo aprobaron”, comentó el presidente de Real Pilar al canal TN.

Hora de la hazaña

Dejando de lado los dimes y diretes, el recorrido deportivo de Real Pilar empezó en 2018 en la Primera D Metropolitana, categoría a la que fue asignado el club. Su primer encuentro fue ante Victoriano Arenas, cayendo por 3-1.

Ese año, el equipo quedó en el puesto 12, lejos de los puestos para jugar el reducido y, a la postre, conseguir el ascenso. Sin embargo, la actual temporada pinta mucho mejor: marchan terceros y con claras chances de pelear un cupo para llegar a la Primera C Metropolitana.

Vélez y Real Pilar en un partido para la historia. (Foto: Télam) 

La victoria frente a Vélez Sarsfield coloca en una vitrina bastante importante a este humilde equipo. Sobre todo, al estar en una categoría donde los jugadores dividen sus vidas entre el fútbol (un placer) y el trabajo (una necesidad). Entrenar 3 horas por la mañana para, momentos después, trabajar como taxistas u operadores de call center.

El siguiente rival del club en Copa saldrá del duelo entre Belgrano (Superliga) y Deportivo Riestra (Primera B Metro). Solo el tiempo y el fútbol dirán si la hazaña de Real Pilar se incrementa o queda ahí. Por ahora, dieron sin dudas el gran golpe de la temporada.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Prensa Real Pilar, Prensa AFA, Télam


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy