Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEntre 1992 y 1999 el Parma Football Club vivió el periodo más recordado de su historia y durante el cual ganó títulos tanto en Italia como en Europa, una etapa que contrasta con la calamitosa situación que ahora enfrenta.

 

El Parma Football Club se fundó el 16 de Diciembre de 1913, y si bien fue subcampeón de la primera división italiana en 1928/29, pasó la gran parte de su historia en las divisiones inferiores del fútbol azzurro. El punto de quiebre se dio a finales de los años ochenta cuando Parmalat, la multinacional de productos lácteos, invirtió considerablemente en el club con el objetivo de volverlo una potencia en Europa. En efecto, la inversión dio sus frutos casi de inmediato, catapultando al equipo de futbol a la élite continental.

La primera vez

Con el título de la Serie C 1985/86 como máximo logro de los crociati, el año 1992 cambió la historia del club para siempre. En la Serie A, Parma empezó con el pie derecho, perdiendo el invicto recién en la octava fecha frente al AC Milan. Sin embargo, el equipo no mejoró su posición en la liga con respecto al año anterior, terminando con siete derrotas y un puesto más abajo. Además, la cuota goleadora de su máxima figura, Alessandro Melli, se vio reducida considerablemente, lo que no hacía presagiar el surgimiento del club en los años siguientes.

 

 

A pesar de esto, la clave de la temporada fue la conquista del primer título importante en su historia: la Copa Italia. En el torneo se deshicieron sucesivamente del Palermo, Fiorentina, Genoa y Sampdoria antes de enfrentar a la poderosa Juventus de Roberto Baggio y compañía en la final. En el partido de ida en Turín, precisamente un gol de penal del 'divino' le dio la ventaja parcial a la Vecchia Signora, pero en la vuelta en el estadio Ennio Tardini de Parma, Melli igualó el marcador global antes que Marco Osio le diera el campeonato a los gialloblù (ver video 1).

Así, con una base conformada por Marco Ballota en el arco; Antonio Benarrivo, Alberto di Chiara, Lorenzo Minotti y el belga Georges Grün en la zaga; Daniele Zoratto, Osio, Stefano Cuoghi y el sueco Tomas Brolin en el mediocampo; y Alessandro Melli de goleador, el Parma se consagró campeón el 14 de mayo bajo la conducción de Nevio Scala, el técnico que marcó el gran cambio.

Conquistando Europa

De esta manera, Parma se preparó para afrontar la Copa de Campeones de Copa 1992/93 con el objetivo de hacer un buen papel en su primera aventura continental, incorporando a una estrella indiscutible de la época: el colombiano Faustino Asprilla. Con la base del año anterior apoyada en él, Parma sorprendió a Europa.
Nevio Scala, el artífice de los primeros éxitos del Parma en el fútbol italiano (Foto: newsitaliane.it)
Primero venció al Újpest húngaro, luego al Boavista portugués y siguieron el mismo camino el Sparta Praga checo y el Atlético de Madrid. En la final, Minotti, Melli y Cuoghi se encargaron de anotar los tres goles parmesanos para el 3-1 final sobre el Royal Antwerp belga en Wembley, resultado que les dio su primer título continental. A este logro le siguieron las contrataciones de Dino Baggio, Roberto Sensini y Gianfranco Zola, que no dieron frutos inmediatos pese a que Parma se adjudicó el título de la Supercopa de Europa, ya que cayó en la final de la Copa de Campeones de Copa frente al Arsenal. No obstante, esta fue la plataforma para lograr la que tal vez es la mejor temporada en la historia del club.

En efecto, la temporada 1994/95 trajo muchos éxitos para el cuadro parmesano. En la Serie A, Parma terminó en un (hasta entonces) inédito tercer lugar, perdiendo solo dos veces de local y quedando a diez puntos del campeón Juventus. Justamente, los bianconeri también los superaron en la Copa Italia, ya que en la final ganaron por un global de 3-0. Sin embargo, todo esto quedó de lado gracias al título obtenido en la Copa UEFA.

 

 

En dicho torneo, Parma venció al Vitesse neerlandés por 2-1 en primera ronda con dos goles de Zola, 3-0 al AIK sueco en segunda ronda con dos tantos de Minotti, y 4-3 al Athletic español en tercera ronda con dos anotaciones del gran Dino Baggio. Ya en cuartos de final, Parma eliminó al Odense danés con un solitario tanto de penal de Zola, para luego vencer al Bayer Leverkusen alemán por un contundente 5-1 global en el cual Asprilla se despachó con un triplete.

Así, Parma llegó a su primera final de Copa UEFA, en donde se volvió a ver las caras con la Juventus. En la ida, Baggio (Dino) fue el que anotó el gol de la victoria a tan solo cinco minutos de haberse iniciado el juego en el Ennio Tardini. Dos semanas después, él mismo marcó el gol del empate en San Siro para lograr el global de 2-1 y brindar el tercer título europeo a los ducali (ver video 2).

Baches relativos

Con este nuevo trofeo en las vitrinas del club, llegaron más refuerzos a Parma. Entre estos destacaban los del portugués Fernando Couto, el búlgaro Hristo Stoitchkov, y unos jóvenes Gianluigi Buffon y Fabio Cannavaro. Pese a esto, la temporada 1995/96 no trajo buenos resultados y para la siguiente también llegaron Zé María, Lilian Thuram, Enrico Chiesa y Hernán Crespo. Con estos nombres, pero ya sin Scala como DT que había sido reemplazado con Carlo Ancelotti, el club logró un histórico subcampeonato en la Serie A, torneo en el que mantuvo las ilusiones vivas hasta la antepenúltima fecha en la que un empate 1-1 frente a la Juventus de visita le otorgó el título a la Vecchia Signora, su gran rival por esos años.
Un Parma repleto de figuras completó su mejor temporada en 1999 con la Copa Italia y la Copa UEFA (Foto: crampisportivi.com)
Tras una corta aventura en la Liga de Campeones 1997/98, llegó la temporada cumbre del fútbol parmesano luego que a mediados de 1998 ficharon al francés Alain Boghossian y a los argentinos Abel Balbo y Juan Sebastián Verón, completando así una escuadra de envidia que ahora tenía la dirección técnica de Alberto Malesani. En la Serie A, Parma no hizo un papel a la altura de sus jugadores, terminando en un discreto cuarto lugar, quince puntos por debajo del campeón AC Milan. La historia fue otra en la Copa Italia, en la que se deshizo sucesivamente de Genoa, Bari, Udinese, Inter y la Fiorentina de Gabriel Batistuta para coronarse campeón.

El equipo dejó su marca indeleble en la historia del fútbol con su participación en la Copa UEFA. En primera ronda venció al Fenerbahçe turco por un global de 3-2 gracias a tantos de Crespo y Boghossian; en segunda ronda Chiesa y Stefano Fiore fueron los verdugos del Wisła Cracovia polaco al cual vencieron por un global de 3-2; luego, en tercera ronda Balbo (dos veces), Fiore y Chiesa se hicieron presentes para darle a Parma un global de 4-2 sobre el Rangers escocés.

 

 

El camino triunfante siguió cuando destrozaron al Bordeaux francés con un 7-2 en el global gracias a tres tantos de Crespo, dos de Chiesa, uno de Verón y otro de Balbo;  siguió el Atlético de Madrid por un global de 5-2 en semifinales, ronda en la que Chiesa, Crespo y Balbo volvieron a hacerse presentes en el marcador. De esta forma, Parma llegó a la final de la Copa UEFA para enfrentar al Marsella francés que el 12 de mayo de 1999 en el estadio Luzhniki de Moscú no tuvo chances, cayendo por un contundente 3-0 con goles de Crespo, Vanoli y Chiesa (ver video 3).

Descenso a los infiernos

La debacle de Parmalat y la consecuente bancarrota del club a inicios del siglo XXI borraron todo lo bueno conseguido en los años noventa y ahora Parma enfrenta una nueva crisis institucional que amenaza su existencia. Esta temporada ya tuvo que cancelar dos partidos de la Serie A al no tener recursos económicos para recibir a Udinese y visitar al Genoa.

Como se puede ver, la actualidad del equipo es penosa y los aficionados están a la espera de que llegue un inversionista salvador que pueda recuperar el estatus del club y, aunque sea en parte, regresar al Parma a sus épocas de gloria.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: newsitaliane.it, crampisportivi.com; Videos: Youtube / Usuarios: marcunziker y Matthew McCann


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy