Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comNuestro país está siendo reconocido como la capital gastronómica del mundo. Cualquiera que lo visite puede dejarlo con algunos kilitos de más, pero estos once foráneos que DeChalaca.com recuerda llegaron a nuestro fútbol ya bastante entrados en carnes.

 

En el Perú, la gordura es un tema habitual. La gente pasea sus ‘rollitos’ como si nada, más allá de que esté de moda hacer dietas o ir a los gimnasios. Estar gordito, robusto y coloradote es estar ‘saludable’. Se cree más bien que el que está flaco, está enfermo. Entonces los peruanos nos permitimos licencias alimenticias con muy pocas y ninguna restricción. Comiendo bien somos felices y a este país de las maravillas culinarias llegaron algunos futbolistas extranjeros a calzar como guante. Por lo gordos, al menos, porque unos regalaron mucho fútbol y otros pasearon su enjundiosa figura sin suerte por nuestras canchas. Muchos jugadores de ‘afuera’ destacaron en el Perú por lo gordos que eran (o son); aquí elegimos a los once gordos extranjeros más memorables de los últimos veinte años.

11. Eudalio Arriaga (San Martín)

Eudalio Ulises Arriaga Blandón (19/09/1975, Barranquilla - Colombia) jugó en la Universidad San Martín en el año 2007. Llegó al club albo con un buen cartel pues fue seleccionado de su país hasta en catorce ocasiones y disputó varios torneos internacionales con clubes cafeteros y del extranjero. Sin embargo, en el equipo de Santa Anita apenas jugó cinco partidos -sin goles anotados- y tuvo una campaña decepcionante producto de una lesión. Se trató, pues, de una de las pocas contrataciones extranjeras que no le rindieron frutos al ‘santo’ en estos pocos años de existencia. Arriaga, a quien también llaman el ‘Cojo’ por tener una pierna tres centímetros más corta que la otra, destacó únicamente por el exceso de kilos que soportaban sus 178 centímetros.

10. Martín Arzuaga (San Martín / Juan Aurich)

Martín Enrique Arzuaga Coronel (23/07/1981, Becerril, César - Colombia) desarrolló su carrera en el Perú en 2009. Llegó desde el Junior de Barranquilla donde había debutado y destacado por su capacidad goleadora, incluso en la Copa Libertadores. Ello lo llevó al fútbol mexicano y al argentino, donde no pudo reeditar sus buenas actuaciones. En el Descentralizado empezó con buen pie pues marcó doce goles en veinte partidos para la San Martín. Sin embargo, allí se le tenía más presente por su sobrepeso y por las juergas que armaba en su departamento. Dejó rápido el club santo, con un saldo favorable en lo deportivo pero malo en lo disciplinario y se fue a Chiclayo. En el Juan Aurich solo participó en tres encuentro y no marcó goles, pero es un hecho que sí disfrutó de la deliciosa comida que se prepara en la ‘Ciudad de la amistad’.

9. Johnnier Montaño (Sport Boys / Alianza Lima)

Johnnier Esteiner Montaño Caicedo (14/01/1983, Cali - Colombia) no podía faltar en este recuento. Desde que llegó al Perú a jugar por el Boys, destacó por su creatividad, por sus asistencias, por sus remates, por sus goles y por su tremendo derrier. Cada año que pasó en nuestro país, lo tuvo como un jugador cada vez mejor y cada vez más gordo. A mitad de temporada dejó Alianza Lima cuando cumplía su tercera temporada en el equipo blanquiazul. Después de más de cien partidos jugados en el Descentralizado y alrededor de treinta goles marcados, se fue al Konyaspor de Turquía. Allí de alguna manera impronunciable, seguramente, deben haberlo apodado ‘Potón’.

8. Jorge Rodríguez (Melgar)

Jorge Damián Rodríguez Larraura (24/01/1977, Montevideo - Uruguay) es un buen portero que viene cumpliendo su cuarta temporada en el Melgar de Arequipa. Fuera de su país había jugado en Chile, Paraguay y Argentina. Mide 1.93 mts y con la estructura que ostenta esta temporada es seguro apostar que la balanza lo tiene arriba de cien kilos. Probablemente termine su carrera en el equipo mistiano, donde cumple una buena labor (más de 150 partidos jugados) y se encuentra cómodo. Quizás se quede a residir en la Ciudad Blanca. ¿Tan bien lo ha tratado Arequipa? Seguro, pero también hay que ver que los rocotos lo tienen bien relleno.

7. Luis Núñez (Universitario)

Luis Patricio Núñez Blanco (20/01/1980, Santiago - Chile) llegó a Universitario para el Clausura de 2007 desde la Universidad Católica de su país. El ‘Pato’ se quedó solo un semestre en nuestro fútbol, pero dejó el grato recuerdo de sus goles de media distancia y su juego fino y aguerrido, bien a la usanza del cuadro crema. Otro motivo para recordarlo es, sin duda, la barriga prominente con la que entraba a la cancha sin que se le coloree la cara en la escala de los rojos. En Universitario no le fue mal, pero seguro le fue mejor cada vez que se sentó a la mesa.

6. Marcelo Vega (Cienciano)

Francisco Marcelo Vega Cepeda (12/08/1971, Copiapó - Chile) es otro chileno que tenía que estar sí o sí en la lista. ¿Cómo no si le decían guatón? El mapocho jugó en el Cienciano en el año 2003, cuando lo mejor de su fútbol ya había sido entregado. No lo hizo mal en el Cusco, pero más disfrutaron de él, las canchas de su país, España, Argentina y Estados Unidos. Y, claro, de Francia donde jugó el Mundial de 1998 con la selección chilena. A la roja la defendió en 30 ocasiones y marcó un gol, es decir que se trató de un gran jugador, pero la curva de la felicidad que dibujó su abdomen a lo largo de su carrera no le permitió un mayor lucimiento.

5. Peter Méndez (Universitario)

Peter Ramiro Méndez (27/01/1964, Melo - Uruguay) fue delantero de Universitario por algunas fechas en 1994. Llegó con el cartel de goleador, pues había jugado hasta hacía poco algunos partidos -con goles incluidos- con la selección uruguaya. Además hizo el gol del triunfo en el 1-0 frente a Municipal el día de su debut. El canto de la tribuna bajó con furia: “¡Peter Méndez, Peter Méndez!”. Después de eso le metió dos goles más a Cienciano y a Defensor Lima, pero no logró más. Si acaso se fue tan subido de peso fue por la mentadas de madre que se comió.

4. Guillermo Berrío (Unión Minas / Juan Aurich)

Luis Guillermo Berrío Gómez (11/04/1967, Amagá - Colombia) es otro gordito memorable que pasó dos temporadas en el fútbol peruano. El ‘Teacher’ fue titular indiscutible en el equipo minero a lo largo de 1999, año en que llegó junto con Harry Castillo quien fue el goleador de aquel equipo -hoy jugador del Bogota FC del ascenso colombiano y dedicado a otros menesteres en su vida cotidiana-, y en 2000 su pasó por Juan Aurich resultó intrascendente. Llegó luego de diez años de carrera en su país y allí regresó para cerrarla seis años después. Hoy es técnico del Atlético Huila, donde sigue luciendo esa singular silueta de barrilete.

3. Hugo Alves (Sporting Cristal)

Hugo Leonardo Alves (15/01/1983, Belo Horizonte - Brasil) pasó la mitad de la temporada 2004 en Sporting Cristal sin mucha suerte en lo personal, pero sí en lo colectivo. Participó en catorce encuentros en los que solo anotó un gol, pero consiguió el único título que tiene en su palmarés. Luego se iría a seguir su carrera en las divisiones de ascenso de Argentina. En Cristal, más se la pasó en la banca de suplentes… o a la mesa, porque su barriga prominente es prácticamente lo único que se recuerda de su paso por el club rimense.

2. Celso Guerrero (Universitario)

Celso Gerardo Guerrero Pereira (17/04/1972, Asunción - Paraguay) debe ser el arquero más gordo de la historia del fútbol peruano. Nacionales y extranjeros. No por nada se le hacía un flaco favor al llamarlo ‘Cerdo’. Llegó para atajar en Universitario en 1995 y debutó en la fecha 11 de aquel Descentralizado en el triunfo por 3-0 sobre el León de Huánuco. A la fecha siguiente se comió seis goles memorables en el clásico que se jugó en Matute. De hecho no es lo único que comía, su sobrepeso sigue siendo referencia de gordura en el medio futbolero local. Después de la fecha 29 de ese torneo, no jugó más. No hubo mucha alegría en su paso por la U, pero se fue con el corazón contento.

1. Marcelinho (Sport Boys)

Marcelo Luis Canedo Rodrígues es el gordo más memorable que escoge DeChalaca.com para esta nota. Nadie menos que el inefable Marcelinho. Este robusto delantero llegó al Boys en 1997 de la mano de Claudio Adao junto con otros olvidables brasileños. A comienzo de temporada, 'Changó' vino con el defensor Bermudes y el volante Morelato. Más adelante anclaron en el Callao dos cuestionables más: Roggeiro y Ado. Además de su notable gordura, Marcelinho es recordado por haberle marcado un gol a Universitario en el triunfo por 3-2, en el que también marcaron Roggeiro y Luis Molina. Se dice que en aquel tiempo, Claudio Adao metía cervezas a los camarines; entonces este Marcelinho tenía chela en vez de vino y, de hecho, mucho pan.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Comentarios (4)add
...
escrito por cachorro , noviembre 17, 2010
hubiera sido genial si se acompañaria con sus respectivas fotos...XD
...
escrito por El Gran Jimmy , noviembre 17, 2010
Gorditos saludables
...
escrito por paulo , noviembre 18, 2010
esta bacan la nota, pero mas chevre si le ponen fotos o videos, como el gol de Marcelino el 3 a 2 a la U en el 97
...
escrito por kevin , noviembre 18, 2010
faltaron fotos px!!!
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy