Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSuceda lo que suceda, la Copa Libertadores se manchó. El glamour de una final en el Santiago Bernabeu no tapa la realidad de un torneo que se define en medio de intereses comerciales.

Suceda lo que suceda, la Copa Libertadores se manchó. El glamour de una final en el Santiago Bernabeu no tapa la realidad de un torneo que se define en medio de intereses comerciales.

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy