Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSe cumplieron 25 años del histórico 0-6 de Sport Boys a Universitario por el Torneo Apertura 1994. La goleada, además, fue la derrota más abultada que sufrieron los cremas en la historia de los torneos nacional, lo que agravó la crisis de resultados en el exitoso primer ciclo de Sergio Markarián en Odriozola.

Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Pese a que el Torneo Apertura de aquel año se desarrolló entre febrero y marzo y otorgaba al ganador un cupo para la Copa Conmebol de 1995, Universitario no le dio mayor importancia porque a partir de marzo iba a disputar la Copa Libertadores junto a Alianza Lima frente a los ecuatorianos Barcelona y Emelec. Por eso Sergio Markarián decidió que dicho torneo lo afrontaran los aspirantes y algunos habituales titulares.

Panoramas diferentes

Universitario perdió en las dos primeras fechas de aquel Apertura: cayó 1-2 ante Municipal y Mannucci, logrando su primera y única victoria en el torneo en la tercera fecha en Sullana ante Alianza Atlético por 1-5. Luego, en nueve días, perdió 0-1 con Alianza por la Libertadores, cayó 2-1 con Melgar en Arequipa por el Apertura y viajó a Guayaquil para empatar 0-0 con Barcelona y caer 2-0 ante Emelec.

Por el lado de los rosados, dirigidos por César ‘Chalaca’ Gonzales, tuvieron un auspicioso arranque en el Apertura al derrotar Melgar en Lima por 1-0, a Alianza Atlético en Sullana por 3-4, siendo derrotado por Unión Minas en Cerro de Pasco por 1-0 y empatando con Ciclista Lima por 1-1.

Le clavo las espinas

Carty celebra uno de los seis goles a la 'U'. (Recorte: diario Ojo, suplemento Crack) 

Por la quinta fecha del Apertura, el choque entre rosados y cremas no despertó gran interés aquel domingo 13 de marzo, pues apenas se registraron 1,568 pagantes en el Estadio Nacional. Bajo la conducción del réferi Carlos Espichán, Boys, que hizo de local, envió su oncena titular, en la que destacaban Pedro Requena, Carlos ‘Kukín’ Flores, Germán Carty y el argentino Ariel Graziani. Por el lado de los cremas, quienes aquella fecha fueron dirigidos por Freddy Ternero -pues Markarian se encontraba indispuesto por problemas gastrointestinales, pese a lo cual, estuvo en la tribuna- se presentaron con una mezcla de aspirantes y habituales suplentes, entre los que destacaban Miguel Miranda, Juan Carlos Bazalar y Paolo Maldonado.

Pese a que el resultado pudiera llevar a pensar que fue un baile de principio a fin de los rosados, hay que decir que en los primeros 45 minutos fue Universitario quien dominó las acciones y trajo a mal traer al veterano zaguero Pedro Requena. El ímpetu de los aspirantes cremas y de los suplentes por llenarle el ojo a Markarián y mostrarse como alternativa en un equipo que debía afrontar los partidos de vuelta de la Copa, marcó el desarrollo de la primera etapa, pero la dupla ofensiva formada por Ricardo Zegarra y Wilfredo Begazo no estuvo fina de cara al gol.

La estructura de Universitario se derrumbó como un castillo de arena en la etapa complementaria. Apenas a los 49’, Ariel Graziani ingresó bien perfilado por el sector derecho de la defensa crema que custodiaba Alessandro Morán y de fuerte remate de zurda que se coló entre el primer palo y el arquero Miranda.

En la vorágine de goles hasta los jugadores rosados acaban dentro del arco crema. (Recorte: diario Ojo, suplemento Crack) 

El cuadro merengue parecía no haber asimilado el golpe mientras que a los rosados se les despertó el apetito goleador, pues apenas dos minutos después, Morán despejó con impericia un remate en la línea de gol, dejando la pelota picar en el área a merced de Pedro Requena, quien apenas empujó el balón, marcando el segundo de la tarde. Las imágenes de la televisión mostraron a todos los jugadores rosados, a excepción del arquero, metidos dentro del arco de la 'U' para abrazar a Requena.

Una vez sacada la pelota del centro del campo aparecieron Paolo Maldonado y el hondureño César Obando, pero el buen fútbol que proponían se diluía en los pies de Ricardo Zegarra y Wilfredo Begazo. Mientras que los rosados basaron su juego en el talento y gran panorama de ‘Kukín’ Flores, quien lanzaba balones largos para aprovechar la velocidad de Carty y Graziani.

El reloj marcaba el minuto 62 cuando ‘Kukín’ combinó con Wilmer Ricardi y quedó mano a mano con Miguel Miranda, definiendo con picardía entre las piernas del popular 'Carón', quien a partir de ese gol fue objeto de pifias de la hinchada merengue por su pasado celeste. Seis minutos después, el bullidor Graziani interceptó un pase de José 'Hilacha' Espinoza  y otra vez, como en el primer gol, de zurdazo cruzó la pelota al segundo palo de Miranda, marcando el cuarto, lo que desató la ira de la hinchada crema que no tenía entre sus preferidos a 'Miguelón' y que empezó a corear el nombre de Zubczuk.

Frustrante derrota de los cremas. (Recorte: diario Ojo, suplemento Crack) 

Con la victoria decretada, 'Chalaca' Gonzales movió el banco y envió a la cancha a Sandro Cavero por un agotado Ricardi, una de las figuras de la cancha. La apuesta le dio resultados porque en una de las primeras pelotas que recibió Cavero se elevó entre 'Hilacha' Espinoza y Jorge Meneses para cambiar la dirección del balón centrado por Graziani, agarrando a contrapié a Miranda para marcar el quinto a los 82’.

Universitario estaba entregado y sin respuestas desde el banco, tanto así que pese a la goleada, Ternero apenas ordenó una variante: el ingreso de Jair Vásquez por un inoperante Ricardo Zegarra. Sobre el final, a los 89’ Graziani controló con el taco la pelota en el borde de la media luna, sacó el latigazo que se estrelló en el parante, ante un Miranda atónito, aprovechando el 'Avestruz' Carty para empujar el balón y cerrar la paliza.

En occidente, Markarián estaba desencajado, tanto por los problemas de salud que lo aquejaron aquella fatídica semana, como por la pobre imagen que dejó su equipo y preocupado por el golpe anímico que ello pudiera significar en la siguiente semana para afrontar los partidos de vuelta por la Copa Libertadores. Por otro lado, los rosados ratificaron su buen trabajo en esa primera mitad de la década de 1990, siendo protagonistas y mostrando siempre una mezcla de buen fútbol y carácter.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: diario Ojo, suplemento Crack


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy