Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl 26 de abril de 1987 la Primera División le abrió las puertas al estadio Víctor Raúl Haya de la Torre en Villa María del Triunfo. El equipo que recurrió al nuevo escenario fue La Joya-Iqueño, que con Marcos Calderón como su nuevo técnico debutó perdiendo 0-1 con Juventud La Palma.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

La necesidad de contar con un escenario exclusivo para ser local surgió en la temporada de 1987 para la recién creada fusión entre Juventud La Joya con Centro Iqueño. El problema nació con un cambio en las Bases del campeonato, pues se exigió que desde ese año los estadios debían tener un aforo mínimo de seis mil espectadores en la Primera División.

El estadio de Chancay, donde hasta la anterior campaña había sido local La Joya, no cumplía con tal requisito, por lo que durante las primeras fechas del Torneo Regional recibió a sus rivales en Lima.

Las postales

Pedro 'Viroco' Meza controla el balón antes de ser rodeado por los jugadores de La Joya-Iqueño (Recorte: diario El Comercio) 

La situación cambió para La Joya-Iqueño en la fecha 7 del torneo al enfrentar a Juventud La Palma de Huacho. Para esa jornada, la Asociación de Fútbol programó su partido en el estadio del llamado Club del Pueblo de Villa María de Triunfo. Había pasado un año desde la inauguración del complejo deportivo, pero sus instalaciones carecían de los requisitos básicos para albergar el fútbol profesional: el campo se encontraba en mal estado, no habían vestuarios y no existía una malla olímpica para dividir la cancha de los montículos de tierra que funcionaban como tribunas.

Casi sobre la marcha se levantaron las observaciones y La Joya-Iqueño pudo al fin ser realmente local el domingo 26 de abril, un día que además marcó el debut como su técnico de Marcos Calderón. El ‘Oso’ volvió así a la actividad en el fútbol peruano luego del fracaso que supuso su campaña en la Copa Libertadores del año anterior con Universitario, aunque lo hizo en un cuadro del que no se tenía mayor expectativa, pues venía ocupando los últimos puestos hasta la renuncia de Víctor ‘Pitín’ Zegarra como su DT.

Marcos Calderón dando instrucciones durante el entretiempo del partido ante Juventud La Palma (Recorte: diario El Comercio)

El encuentro atrajo a solo 3,343 espectadores al estadio Víctor Raúl Haya de la Torre, aunque al final no se perdieron de mucho, pues un gol de Jorge Reyes a los 52’ le dio la victoria a La Palma por 0-1. Al conjunto joyero le pesó la falta de variantes en ataque, pues solo los arrestos de Alberto ‘Chochera’ Castillo y Alejandro Bassa sirvieron para inquietar el arco del ‘Chacal’ Darío Herrera, quien pasó su momento de mayor peligro en la primera etapa cuando Percy Maldonado estrelló un remate en el horizontal.

Al equipo de Calderón le costó también la expulsión de Alejandro Coronado a los 62’, lo que facilitó la tarea de un rival, que con Walter Minetto en el mediocampo, se las arregló para mantener la ventaja y sacar los dos puntos tras el pitazo final del árbitro César Pagano.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario El Comercio

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy