Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl 27 de junio de 1970 es una fecha para remarcar en el fútbol peruano: aquel día, el Reverendo Padre José Villalonga se vistió de corto y marcó el primer gol de la Segunda División. El torneo tuvo así como protagonista de la primera jornada a Salesianos Sacachispas de Breña.

 

Roberto Gando | @Roberto_Gando
Editor

Comienza una nueva temporada de la Segunda División y la primera expectativa que despierta es la de saber qué jugador anotará el primer gol del torneo. En 2015 su autor fue Kevin Carazas para Alianza Universidad, mientras que en 2016 lo anotó Alonso Fernández para Los Caimanes.

En 1970 aquel tanto lo señaló un futbolista que no asumía el deporte como profesión, sino por simple afición. Su nombre era José Villalonga Rovira, un religioso de origen español que con 31 años le dio el triunfo a su equipo, el Salesianos Sacachispas.

Padre y testigo

Aquel campeonato vio surgir la fusión de dos instituciones dentro del distrito de Breña: el club Independiente Sacachispas y el Colegio Salesiano 'San Francisco de Sales'. El equipo alternaba en la Segunda desde 1967, aunque sin mayor suceso luego de quedar segundos en su campaña de estreno; mientras que para el colegio ubicado en la avenida Brasil, el fútbol era un deporte que no le resultaba ajeno, pues se practicaba de forma activa en sus instalaciones, por las que años antes pasaron nombres como Máximo ‘Vides’ Mosquera, Roberto ‘Tito’ Drago o Héctor Bailetti.

El padre Villalonga, dentro del arco, comienza a celebrar su gol a KDT (Recorte: diario La Crónica) 

Al comenzar el torneo, no se tenía mayor certeza sobre lo que pudiera pasar con el nuevo cuadro, pues en sus filas solo contaban con Willy Fleming en la defensa como un nombre reconocido. El exjugador de Deportivo Municipal alternó desde la primera fecha, la que comenzó con un doblete el sábado 27 de junio en el estadio San Martín de Porres, donde en el preliminar Racing Club de San Isidro empató 0-0 con ADO del Callao.

En el choque de fondo Sacachispas enfrentó a KDT Nacional, equipo que venía de perder la categoría luego de alternar durante dos temporadas en el Descentralizado. El duelo se resolvió en el primer tiempo, cuando a los 20’ José Villalonga pescó de palomita un centro que le permitió batir al golero Luis Aspiros y señalar el definitivo 1-0. Al grito de “buena Bobby Charlton”, una barra de alumnos salesianos celebró la conquista de su profesor, que con una avanzada calvicie recordaba al gran jugador inglés que ese mismo mes había brillado en el Mundial de México.

Espíritu compartido

El padre Villalonga llevaba residiendo en Perú durante catorce años, una presencia que solo interrumpió cuando se ordenó como sacerdote en Chile. Nació en Valencia, España, ciudad en la que practicaba el fútbol como arquero, un puesto que en Lima cambió solo por decisión del entrenador Contreras, quien le vio condiciones y lo ubicó como delantero centro.

José Villalonga junto a algunos alumnos del Colegio Salesiano de Breña (Recorte: diario La Crónica) 

Por entonces, su trabajo en el colegio consistía en enseñar los cursos de Psicología y Religión a los alumnos de cuarto y quinto de secundaria, una labor que alternó durante poco tiempo con el deporte, pues así como rápidamente ganó fama, también se alejó de ella al dejar de jugar. La fusión del Salesianos Sacachispas tampoco obtuvo mayor suceso en la cancha, pues al final ocupó el puesto nueve de entre once equipos y en la siguiente edición quedó disuelta.

Cinco años después de su gol a KDT, José Villalonga ya estaba de regreso en su país para continuar con su misión dentro de la congregación salesiana, la misma que desempeña hasta la actualidad a través de conferencias sobre temas relacionados a la educación.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy