Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUn inusual partido de fútbol tuvo lugar en tierras argentinas hace 55 años. La selección de ascenso de Perú enfrentó a su similar de Argentina en un encuentro que se disputó en dos días distintos por una cuestionada suspensión.
Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El 11 de enero de 1964 se dio inicio al II Sudamericano de Primera B. Dicho torneo se desarrolló en Buenos Aires y contó con la participación del combinado local —Argentina—, Brasil, Uruguay, Paraguay y Perú. El certamen fue inaugurado por la selección charrúa y el elenco paraguayo con un empate 1-1.

La selección peruana se preparó para este torneo desde noviembre del año anterior. El equipo conformado por jugadores del ascenso peruano tenía en sus filas a jugadores que años después entrarían a la historia del balompié peruano y mundial como Héctor Chumpitaz, Nicolás Fuentes, Otorino Sartor y Pedro Gonzales.

Primera partida

El encuentro de fondo lo disputaron Argentina y Perú. Según los recortes periodísticos de la época del diario La Crónica, se esperaba que el combinado nacional realizara una campaña aceptable y hasta lúcida. La primera etapa del encuentro ante el elenco albiceleste así lo ratificó.

La selección de ascenso se había preparado para el singular Sudamericano. Antes del viaje, empató con Alfonso Ugarte de Chiclín. (Recorte: diario La Crónica) 

La oncena elegida por Pedro Valdivieso para representar al Perú fue con Rubén Correa en el arco, Javier Castillo, Ángel Guerrero, Gonzáles y Luis Pau en la defensa. En la contención jugaron Fuentes y Rómulo Franco; más adelantados Máximo Salinas por derecha, Hugo Arroé de enlace y Julio Cossio por izquierda. El único punta fue Jorge Villafuerte.

Por el lado de Argentina, Osvaldo José Diez mandó el siguiente equipo: Alfredo Gironacci bajo los tres palos; Ramón Salas, José Leonardi, Hernán Andretta y Antonio Moreyra en la defensa. En la volante estuvieron Roberto Aguirre, Carlos L. Santana, Héctor Berón y Arturo López. Los dos delanteros fueron Juan Carlos Salomón y Eduardo Senés.

¿Y la luz? La falta de iluminación iba a jugar una mala pasada en el Argentina - Perú. (Recorte: diario La Crónica)Los primeros minutos del encuentro fueron de claro dominio del elenco peruano sobre la escuadra argentina. Estaba claro que el combinado blanquirrojo no saltó al campo a especular ni esperar en su propio campo, lo que sorprendió al equipo local. Ni siquiera la torrencial lluvia que cayó sobre el Estadio El Gasómetro de San Lorenzo de Almagro afectó el rendimiento que mostraban los peruanos en Buenos Aires.

Dicta el refrán, tanto va el cántaro al río que termina por romperse, y esto fue lo que pasó. Tras la supremacía sobre el césped el conjunto peruano anotó el primer tanto de la noche en el minuto 24. Una jugada iniciada por Cossio en el sector izquierdo terminó en los pies de Salinas, quien de potente disparo batió al guardavallas albiceleste. Paradójicamente con este gol se empezó a consumar la derrota peruana.

A la salida te la parto

El réferi del encuentro, el paraguayo Salvador Valenzuela, detuvo el partido ni bien se produjo la anotación peruana. Según cuenta el diario La Nación de Argentina, tras varios minutos de incertidumbre y de juego detenido, los 22 jugadores se retiraron del campo rumbo a los vestuarios. El árbitro había decidido suspender el encuentro por problemas con el fluido eléctrico y la lluvia.

Es más, el conductor del encuentro afirmó que "no había suficiente luz" cuando se produjo el remate de gol de Salinas. Vale decir que el problema con la iluminación del estadio de San Lorenzo de Almagro ya se había evidenciado antes del inicio del partido preliminar entre Uruguay y Paraguay, el mismo que debió retrasar su inicio por la dificultad en cuestión.

Sentencia del partido

Rubén Correa en una buena intervención ante Juan Carlos Salomón. Sin embargo, la victoria sería albiceleste. (Recorte: diario La Crónica)El partido se reanudó en horas de la tarde del día 12 de enero en el estadio Tomás Adolfo Ducó de Huracán. La suspensión del encuentro trajo consigo un cambio de actitud en ambas escuadras. Los argentinos se mostraron más decididos a buscar el partido y los peruanos lucían totalmente distintos a la noche anterior: confusos y con constantes desaciertos.

Los 21 minutos restantes del primer tiempo se disputaron sin sobresaltos, pero fue en el segundo tiempo cuando estas llegaron a través de tres goles argentinos. El ingresado José María Ferrero empató la cuenta a los 55' luego de aprovechar un gran pase de Moreyra. A los 67', el portero peruano le cometió falta a Senés dentro del área y el juez paraguayo dictaminó la pena máxima.

El combinado peruano amenazó retirarse del campo luego de sancionarse el penal debido a una supuesta parcialidad del réferi del encuentro. El partido se reanudó cuatro minutos después y Berón volteó el encuentro para los locales. La cereza del pastel la puso Senés en el minuto 85 con un gol que coronó una gran jugada colectiva del combinado argentino.

La derrota peruana se consumó ante la mirada de los jugadores nacionales que no se explicaban cómo su rendimiento cambió tanto en menos de 24 horas. Una victoria que parecía segura se convirtió en derrota —como muchas otras veces— y dejó con las manos vacías al representativo peruano en un partido en el que la polémica estuvo a la orden —para ser más exactos— de la noche.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica


Comentarios (1)add
...
escrito por Danny julio cossio , abril 23, 2019
Hola diego, q sabes de los siguentes partidos de la selección??
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy