Composición fotográfica: Paul Arrese / DeChalaca.comLa dinastía de los Soto sigue ligada al cuadro de la franja. Giancarlo Soto, hermano de Jorge y José, aporta la experiencia y seguridad al bloque defensivo de 'La Academia' en busca del retorno a la máxima categoría.

 

> Síguenos en Facebook y Twitter <

En las últimas décadas, hablar de Deportivo Municipal puede remontar a los tiempos de Sotil -por los setenta-, en los inicios del ochenta era hablar de Navarro y Malásquez; mientras que, en los noventa, los dos hermanos Soto -Jorge y José- eran los abanderados del cuadro edil. Tras buenas actuaciones con la franja en el pecho, los Soto llegaron a la selección de Popovic en 1992 y luego sus carreras tomaron rumbo ascendente. En la siguiente temporada, 1993, 'El Caudillo' arribó a La Victoria y el 'Camello' recaló en el Rímac. Empero, aún había en el club rezagos de la dinastía de los Soto: su hermano menor Giancarlo.

Giancarlo Soto Gómez (Lima, 29 de agosto de 1977) desde sus inicios se desempeñó con relativa solvencia en distintas ubicaciones de la última línea. En 1997, con 20 años cumplidos, logró debutar a nivel profesional con la casquilla edil. Se mantuvo en el cuadro de la comuna por una temporada más, para luego recalar -en 1999- a Talara, como flamante refuerzo del recién ascendido IMI -International Marine Incorporated-, que tras una pésima campaña terminó descendiendo en esa misma temporada.

Tras esa mala experiencia en Primera División, Giancarlo apostó por la Segunda División -en aquellos años a nivel de Lima Metropolitana- y vestir las sedas del Aviación-FAP. En esa temporada, los aviadores conformaron un buen plantel, donde destacaban las presencias de Fischer Guevara, Óscar 'Muñeco' Fernández, Juan Manuel 'Camioneta' Olivares, Eddy Carazas, Marco Rodríguez y Jerry Tamashiro. El técnico era Ramón Quiroga. Si bien Aviación-FAP obtuvo el título de la Segunda, no logró el ascenso a Primera, tras perder en cotejo de revalidación por 3-1 ante Deportivo UPAO.

En la temporada siguiente, 2001, el menor de los Soto se mantuvo en la misma categoría, pero pegó la vuelta a sus orígenes: Deportivo Municipal, que había perdido la categoría en la temporada 2000. La expectativa era total, se había conformado un Dream Team con la presencia de Alfredo Carmona, Frank Ruiz, 'Vitito' Reyes, Carlos Silvestri, Germán Pinillos, Pavel Villavicencio, Paulo Hurtado y Jerry Tamashiro. Sin embargo, la campaña terminó siendo desastrosa y 'La Academia' se ubicó en la octava casilla.

Pese a la decepcionante campaña con 'Muni', Soto volvió a la Primera División para 2002. Su nuevo equipo fue Bolognesi FC, que recién había logrado el título de la Copa Perú como Deportivo Bolito -filial del cuadro escarlata- y que  tras el ascenso cambió su denominación. En Tacna, Soto tuvo cierta regularidad y tan solo se mantuvo por una temporada. En 2003, se trasladó a Ica para reforzar al Estudiantes de Medicina; el cuadro lila tuvo una mala campaña y se ubicó en la última casilla; sin embargo, en aquella temporada no hubo descenso.

En 2004, Soto pasó a formar parte del bisoño club Universidad San Martín de Porres, bajo la batuta de Juan Carlos Oblitas. El menor de los Soto se mantuvo en filas santas en el Apertura de aquel año, ya que tras una pésima campaña en el primer torneo del año, la dirigencia terminó por cambiar gran parte del plantel. Sin embargo, el mencionado jugador pasó a ser parte del Deportivo Wanka. Allí tuvo continuidad, aunque los verdes lidiaron con el descenso hasta la fecha final y, debido a un reclamo interpuesto por Universidad San Martín -un pago a la ADFP con un cheque sin fondos-, relegó a la baja al elenco que fungía de local en Huancayo.

En los últimos años -desde 2008 hasta la actualidad-, Giancarlo se ha convertido en uno de los referentes del cuadro edil. Es, además, uno de los dos jugadores que se mantienen en el plantel tras el descenso de la Segunda División -el otro es Andrei Reátegui-, y por ello se encuentra abocado a la misión de devolver a Municipal a la máxima categoría. A su vez, en la presente edición del "fútbol macho", el menor de los Soto pretende imponer su legado en 'La Academia', para así estar a la altura de sus predecesores, Jorge y José, que en más de una ocasión supieron darle más de una alegría a la fiel y sufrida 'Banda del Basurero'.

Composición Fotográfica: Paul Arrese / DeChalaca.com

Comentarios (3)add
...
escrito por ATASAN , octubre 22, 2010
El merito que tiene este Giancarlo Soto es que sus muchas limitaciones y deficiencias tecnicas unido a su ya veterania las suple con el coraje y amor a la camiseta edil, por eso la hinchada del Muni le tiene un gran cariño, respeto y reconocimiento... En el ultimo partido increiblemente con el equipo Juventud Barranco jugo un partido impecable, lastima que Muni no pudo ganar....
...
escrito por URIEL EDIL , octubre 23, 2010
MAÑANA DOMINGO 24 A LAS 4:00PM EN EL MIGUEL GRAU DEL CALLAO.

HINCHA EDIL TU QUE LE PIDES A TU EQUIPO QUE DEJE TODO EN LA CANCHA Y QUE GANE.
MAÑANA TU EQUIPO NECESITA DE TU PRESENCIA, QUE LLENES ESE ESTADIO Y QUE ALIENTES Y ALIENTES, NO FALTES LOS EDILES DE CORAZON COMO TU TE ESTAREMOS ESPERANDO PARA VER GANAR A NUESTRA GLORIOSA ACADEMIA.


SOLO TU HACES GRANDE AL MUNI EN ESTOS MOMENTOS NO LO OLVIDES.
...
escrito por Mario Alberto , noviembre 12, 2011
Se indica que "En 2004, Soto pasó a formar parte del bisoño club Universidad San Martín de Porres, bajo la batuta de Juan Carlos Oblitas. El menor de los Soto se mantuvo en filas santas en el Apertura de aquel año...". No fue acaso Giancarlo Soto el primer (y único) jugador despedido por Oblitas en la San Martín? Cuando inicialmente se pensó en imponer una "mano dura" que duró solo mientras no se empezó a coquetear con el descenso. Al menos eso recuerdo. Saludos.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy