Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comJoyce Conde, delantero surgido en Universitario, ha pasado por varios equipos a nivel profesional, con títulos incluidos. En su segunda experiencia en Copa Perú -y tras superar su pasaje más nefasto en la Segunda-, el atacante busca llegar nuevamente a lo más alto con Sport Rosario.

 

    David Sánchez | @dacvalin
    Redactor

Tras vencer a Kola San Martín en Iquitos, a Sport Rosario solo le queda un partido en casa. El cuadro huaracino tiene todo a su favor para sellar su pase a la Finalísima en el Etapa Nacional y así quedar a tres pasos de un histórico ascenso a Primera, premio para un plantel que desde un inicio se trazó dicha meta.

El elenco nicrupampino tiene entre sus integrantes a uno que, en su momento, le avizoraron un futuro bastante promisorio: se trata de Joyce Leopoldo Conde Chigne (Lima, 8 de setiembre de 1991). El delantero se inició en las menores de Universitario, cuyo equipo Sub-20 integró en 2008 y al año siguiente fue promovido al primer equipo, entonces al mando de Juan Reynoso.

Debutó el 9 de mayo de aquel año en la goleada crema por 4-1 ante Huancayo y jugó once partidos más en aquella temporada, en la que su equipo logró el título aunque sin goles suyos. Sin embargo, una frase de Reynoso fue el estigma que marcó su carrera: "En el futuro este muchacho va a parar la olla y nos va a dar de comer a todos en el club".

Conde en 2009, cuando se perfiló como un delantero prometedor en Universitario. (Foto: archivo DeChalaca.com)

En los dos siguientes años con Universitario tuvo muy poca participación (sumó tres partidos, y solo ante CNI en 2010 y Cienciano en 2011 fue titular), pero tuvo más minutos en el Torneo de Promoción y Reservas. Además, formó parte del plantel que ganó la Libertadores Sub-20 en 2011.

En 2012 fue necesario cambiar de aires y pasó a César Vallejo, pero apenas jugó tres partidos. En la temporada siguiente tuvo su primera experiencia en el ascenso: fichó por Walter Ormeño y anotó cuatro goles en diez partidos. Cerró el año en Real Garcilaso y jugó su último partido en Primera hasta el momento: ingresó en el 1-1 ante Comercio por las Series. En 2014 volvió a Segunda para jugar por Torino y tuvo su campaña más productiva a nivel profesional, con cinco goles en trece encuentros.

El periplo de Conde por el ascenso entró a un nuevo capítulo en 2015, pues por primera vez jugó la Copa Perú. En un plantel joven como el de Escuela de Fútbol Piuranitos, él fue uno de los goleadores -y uno de los más experimentados-. Su equipo, luego de eliminar a Atlético Grau, llegó hasta la semifinal de la Etapa Departamental de Piura, pero Defensor La Bocana sería su verdugo.

Su última experiencia profesional (Segunda) fue con Unión Huaral. Su desenlace en el 'Pelícano' no fue el mejor. (Foto: Georgina Carlos) 

Ya eliminado su equipo, Conde tuvo otra oportunidad en Segunda con Unión Huaral, pero su paso (tres partidos sin goles) se vio marcado por un hecho insólito en el fútbol profesional: un puñetazo en el rostro del árbitro Ramón Blanco en un partido ante Comerciantes, lo que le valió una dura sanción. Curiosamente, fue solo la segunda roja que le habían sacado en el fútbol profesional.

En esta temporada Conde fue presentado en Sport Rosario con la Liga Distrital de Huaraz ya iniciada. Desde su llegada se hizo de un lugar en el once y marcando con frecuencia. En la Etapa Nacional lleva ya cuatro goles y es uno de los artilleros de su equipo, en el que busca incrementar su cuenta para así lograr otro título y tener otra chance en Primera, una deuda personal por todo lo que vivió en su carrera.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: archivo DeChalaca.com y Georgina Carlos


Comentarios (1)add
...
escrito por Roy Galdos Sánchez , noviembre 26, 2016
Muy buen artículo.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy