Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comQuien debutó hace 11 años con camiseta de Universitario como lateral, aún se mantiene en el fútbol con Walter Ormeño, club que jugará la Copa Perú 2016, desde la Liga Distrital de Imperial.

 

Fernando Javier Molina Arredondo (Lima, 17 de noviembre de 1985), juega como lateral derecho o izquierdo. Estuvo en las divisiones menores de Sporting Cristal para, luego, pasar a quedarse definitivamente en Universitario desde el 2002 hasta el 2003. Molina fue promovido al primer equipo en la temporada 2004, un año caótico para el cuadro crema en el que tuvo a cuatro técnicos durante el año (Óscar Malbernat, Marcelo Trobbiani, Luis Reina y Ramón Mifflin).

El 22 de agosto de 2004, con Marcelo Trobbiani en la dirección técnica, Fernando Javier Molina debutó ante Deportivo Wanka en el Estadio Monumental. El encuentro fue a favor de Universitario por 3-1 con goles de Michael Guevara (2) y Roberto Farfán, mientras que Ismael Pereda descontó para la visita.

La llegada de José Basualdo en 2005 le dio más chances a Fernando Javier Molina en el plantel. Incluso llegó a jugar los partidos de ida y vuelta de la Copa Sudamericana ante Alianza Atlético. Ingresó en el Monumental, el 10 de agosto de 2005, por Álex Magallanes, mientras que en Estadio Campeones del 36 en Sullana, inició como titular, aunque fue reemplazado por Gregorio Bernales.

En 2006,  tuvo un breve paso por Unión Huaral sin mucho éxito. Luego regresó en 2007 a Universitario donde disputó el puesto de lateral derecho con Willy Rivas, aunque también supo jugar en la otra banda, como ante Cienciano en Cusco por la primera fecha del Clausura 2007, uno de sus mejores partidos que se le recuerde con camiseta merengue, sobre todo por una acción en la que cruzó el campo del Garcilaso de la Vega y eludió hasta a cuatro jugadores para crear una ocasión de gol.

Molina, con camiseta de Gálvez, ante Universitario por la temporada 2009. (Foto: archivo DeChalaca.com) 

Universitario mantuvo a su técnico en 2008, Ricardo Gareca, y conformó uno de los mejores planteles del campeonato, donde Fernando Javier Molina no tuvo espacio, pues el 3-4-1-2 de Gareca tenía como carrileros izquierdos a Jesús Rabanal, Julio Landauri y Víctor Zapata. Molina, pues, acumuló 9 partidos jugados en todo el año.

Molina hizo sus maletas y se fue de Universitario para jugar en 2009 en José Gálvez, equipo donde alternó en 12 partidos en los que promedió 59 minutos jugados tanto con Rafael Castillo como Víctor Genes. Pese a las pocas ocasiones, Molina se queda en Gálvez para la siguiente temporada, año en que la franja chimbotana se fue a Segunda División. Molina tuvo más protagonismo: jugó en 21 ocasiones, promediando 79 minutos por partido.

Pese al descenso de Gálvez, Molina pudo quedarse en Primera con Inti Gas en 2011. Con el equipo gasífero clasificó a la Copa Sudamericana 2012 y marcó un hito en su carrera: anotó su primer gol el 7 de mayo ante la Universidad César Vallejo en el empate logrado por el equipo de Édgar Ospina en Trujillo (3-3).

Molina se convirtió en referente de Walter Ormeño desde la Segunda. (Foto: prensa Carlos A. Mannucci) 

Molina no se mantuvo en Primera en 2011, pero sí en el fútbol profesional, pues llegó a Coopsol de la Segunda División, club que consiguió el subcampeonato, pero que casi no contó con Fernando Molina, quien jugó en 4 ocasiones, aunque pudo marcar un gol en la fecha 3, el sábado 26 de mayo, en la derrota de Coopsol ante Los Caimanes (2-1) en el Elías Aguirre.

Tras su paso poco auspicioso en Coopsol, Molina no jugó en ningún club en 2013, pero mantuvo el ritmo físico entrenando con el equipo de la SAFAP. Tras un año de inactividad, llegó a Walter Ormeño en 2014, donde descendió de la Segunda entre un walk over y otro partido en que solo se presentaron diez jugadores. A pesar de ello, marcó un gol el 9 de junio ante San Alejandro en el empate cedido en el Estadio Municipal de Mala.

Molina, pese al caos en Ormeño, permaneció en el equipo albo en 2015; otra temporada catastrófica del equipo, pues solo disputó un partido en la Etapa Departamental de Lima y cayó 7-0 frente a Venus de Huacho, tras lo cual se retiró de la competencia. Fernando Javier Molina, sin embargo, aún se aferra al fútbol y se mantiene en la presente temporada en el Walter Ormeño para jugar la Copa Perú y tentar una nueva oportunidad en el fútbol profesional a sus 30 años.

Composición fotográfica: Junior Chuquillanqui / DeChalaca.com
Fotos: archivo DeChalaca.com, prensa Carlos A. Mannucci


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy