Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comDiego Virrueta fue recambio habitual por varias temporadas en Cienciano. El atacante cusqueño volvió a su ciudad el año pasado y desde entonces milita en Deportivo Garcilaso, con el que busca volver al fútbol profesional.
David Snchez | @dacvalin
Redactor

Deportivo Garcilaso cuenta con uno de los planteles más recorridos entre los que siguen en carrera en la Copa Perú. Además de jugadores como Diego Macedo, Ney Leyva, Jairo Monsalve y Adhemir Cleque, en el cuadro celeste destaca Diego Virrueta, quien por su experiencia a nivel profesional es uno de los referentes entre los dirigidos por Erick Torres.

Diego Eduardo Virrueta Candia (Cusco, 7 de marzo de 1992) inició su carrera en el colegio Salesiano de su ciudad natal y luego se sumó a Cienciano. Debutó a nivel profesional el 22 de marzo del 2009: ingresó por Sergio Junior y jugó todo el segundo tiempo en la derrota cusqueña por 2-0 ante Huancayo. Participó en dos partidos más en aquella temporada y en la siguiente se mantuvo aunque no jugó un solo encuentro. En 2011 tuvo más continuidad y logró anotar por primera vez en la máxima categoría, curiosamente también ante el Matador -2-2 en Huancayo-. Además del mencionado, Virrueta le anotó a Cobresol y fue el goleador de su equipo en Reservas con ocho tantos en aquella temporada.

En 2012 Virrueta tuvo aún más continuidad -21 partidos- aunque sin poder anotar. Sus goles volvieron en 2013: en 18 partidos le marcó al Aurich y San Martín, en ambas ocasiones por las Series. Con el cambio de formato del Descentralizado, Virrueta jugó más en el Torneo del Inca en 2014, pero de a pocos perdió espacio en el equipo titular: cerró la temporada también con 21 encuentros, casi siempre actuando como recambio.

Diego Virrueta tuvo una experiencia interesante en Cienciano. (Foto: archivo DeChalaca.com)

La temporada 2015 tuvo un buen inicio para Cienciano, pero de a pocos decayó al punto que peleó la permanencia. Virrueta apenas jugó seis partidos y aportó un gol en el 2-2 ante Aurich en Chiclayo por el Clausura, pero al igual que sus compañeros no pudo evitar el descenso. Fueron los últimos partidos y el último gol del cusqueño hasta la fecha en Primera.

Virrueta jugó en Segunda en 2016, pero con otra camiseta. Jugó toda la temporada en Deportivo Coopsol, con el que peleó el ascenso -alternó como lateral- sin conseguir el objetivo. Su destino para el 2017 parecía ser Alfredo Salinas, pero nunca llegó a un acuerdo formal con la directiva espinarense y así fue como el cusqueño volvió a su ciudad natal, pero para enrolarse a Deportivo Garcilaso, con el que avanzó hasta la primera fase de la Etapa Nacional de la Copa Perú.

Pese a los diversos cambios en la plantilla para esta temporada, Virrueta se mantuvo en el plantel garcilasiano. El cuadro cusqueño partió desde su liga de origen y como en las tres temporadas anteriores alcanzó la Etapa Nacional. Por el lado de Virrueta, quien ha aportado varios goles en las diferentes instancias, es la oportunidad de volver a primeros planos, como lo hiciera en el rival tradicional de la ciudad.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy