Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comAurich y Huancayo igualaron 1-1 en un partido que se jugó a puertas cerradas luego que la dirigencia del ‘Ciclón’ anunciara, apenas minutos antes de la hora pactada, que por motivos de fuerza mayor no se podía permitir el ingreso de público.

    Alonso Cantuarias | @alonso_cantu
    Columnista editorial

El éxodo de Juan Aurich sigue sin encontrar la tierra prometida. Luego de ser expulsado de Chiclayo, el ‘Ciclón’ ha perdido fuerza a medida que ha pasado con mucha pena y poca gloria por distintos escenarios: Olmos, Trujillo, Lima y ahora Guadalupe. En el Carlos A. Olivares, el equipo de Wilmar Valencia tuvo que sortear distintos obstáculos para rescatar un punto como local, aunque el sentido de la localía pierda sentido dadas las circunstancias.

El primer escollo por superar estuvo en el plano extradeportivo. Apenas minutos antes del inicio del cotejo, la dirigencia de Aurich anunció que por motivos de fuerza mayor no se podía permitir el ingreso de público al escenario, por lo que se jugaría a puertas cerradas. Ni cánticos de apoyo ni bombos de comparsa. Lejos de casa y encima solos, producto del cruce con el Serrato – Mannucci que causó que en ambos partidos se impidiera el ingreso de público por parte de las autoridades guadalupanas.

El segundo inconveniente por superar para la escuadra de Valencia fue un madrugador penal sancionado en contra. Yovani Quevedo vio un jalón de Luis Rivas sobre Mauricio Montes y cobró un penal discutible pero inobjetable de cara al gol para el delantero de Sport Huancayo, quien anotó el primero con un remate a ras de piso. El reloj marcaba apenas los 5’ y la visita se ponía en ventaja.

Jean Pierre Archimbaud volvió a anotar, aunque esta vez ningún hincha del 'Ciclón' lo pudo ver desde la tribuna. (Foto: prensa Juan Aurich) 

Para un equipo que tiene la tercer peor ofensiva del Torneo de Verano (10 goles antes del cotejo ante Sport Huancayo) representó un doble reto buscar la paridad, independientemente del rival. El  esquema chiclayano, un 4-2-3-1, buscó crear peligro por medio de asociaciones en la volante, ya fuera a través de su primera línea –formada esta vez por Ronald Quinteros y Jean Pierre Archimbaud- o sus hombres de avanzada -Ricardo Buitrago, Renzo Sheput y el recién fichado George Arrieta-. Sin embargo, ‘El Matador’ cerró sus filas con un 4-5-1 cuya intención con la larga línea de volantes fue reducir espacios por medio de la aglomeración de hombres en el centro, de modo de aprovechar la poca fuerza por las bandas de su rival.

Pero la apuesta de Huancayo solo duró 40’. Un córner mal despejado permitió que Buitrago, el jugador más incisivo del local, se luciera con una habilitación acrobática que aprovechó Archimbaud para decretar el 1-1 sobre los 46’+. Y para la etapa complementaria, el ‘Ciclón’ continuó ejerciendo presión, pero se vio limitado por sus propios recursos. Para un partido que pedía dinámica, los ritmos cansinos de Quinteros y Sheput solo hicieron previsible el juego del equipo chiclayano. Si bien los ingresos de Miguel Castro y Rick Campodónico permitieron a Aurich ganar dinámica, también le hicieron perder precisión. Y si el infierno está lleno de buenas intenciones, el empate final entre chiclayanos y huancaínos también lo estuvo.

El 1-1 al cabo de los 90’ dejó a dos equipos que perdieron la oportunidad de terminar el Torneo de Verano mejor acomodados. Por el lado local, Aurich tiene muchas posibilidades de terminar como colero absoluto. En tanto, Sport Huancayo perdió la opción de tentar el primer lugar del Grupo A y así pelear por un cupo a la final del torneo.

Las Fotos

Fotos: prensa Juan Aurich


Leer más...

La ficha del Aurich 1 - Huancayo 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy