Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comRosario y Cantolao culminaron un buen Torneo de Verano que los estrenó en Primera con un empate 1-1 en el Rosas Pampa. En un partido friccionado que tuvo ocho amarillas y una roja, ambos equipos mostraron las virtudes que los llevaron a ser animadores del certamen.
    Alonso Cantuarias | @alonso_cantu
    Columnista editorial

El verano del 2017 tuvo particularidades. El sol, la playa y la arena no fueron los protagonistas; sí los huaicos y las lluvias. En el plano futbolístico, ocurrió algo similar. Los equipos que se presentaban en los cálculos como los potenciales animadores (Alianza Lima, Municipal, Sporting Cristal y Universitario) decepcionaron. En contra parte, los últimos conjuntos en reforzarse y coincidentemente los recién ascendidos, Academia Cantolao y Sport Rosario, fueron animadores del Torneo de Verano. Uno con mayor preponderancia en el inicio y el otro sobre el final.

Del deslucido 0-0 de la primera rueda en el Callao a este 1-1 registrado en el cierre del certamen, ambos elencos mostraron una mejoría en su juego, que se reflejó en el espectáculo. Por el lado del ‘Canalla de los Andes’, se evidenció que el equipo no perdió la simpleza para jugar que busca Gerardo Ameli: transiciones rápidas de defensa a ataque, asociaciones por las bandas y movilidad en el frente de ataque con el objetivo de no ser predecible. De igual forma, se ratificó el buen nivel de cuatro jugadores: los Sub-20 Johan Madrid y Rolando Arrasco, Jesús Rabanal y Pablo Lavandeira.

Ante Cantolao, los laterales Madrid y Rabanal fueron lo más destacado del equipo al cerrar su zona y ofrecer un importante despliegue con repercusiones ofensivas, sobre todo en la segunda etapa cuando el equipo jugó con 10 por la expulsión de Josimar Vargas. Por su parte, Arrasco destacó tácticamente por su idea y vuelta en la banda derecha y por habilitar a Janio Posito para que igualara el partido a los 78’. En tanto, Lavandeira se mostró siempre como una opción de pase a pesar de no cumplir su mejor jornada en términos de precisión.

Rosario cumplió una buena primera parte de temporada. (Foto: Antony Cúper) 

Por el lado de Cantolao, el equipo dirigido por Carlos Silvestri mostró un interesante trabajo defensivo que se sostuvo por los continuos movimientos de Leandro Martín, Paulo Albarracín y Diego Ramírez, quienes ocuparon todo el ancho de la cancha para reducir espacios. Apoyados por Denilson Ramírez y José Manzaneda, los cinco volantes del ‘Delfín’ conformaron una sólida barreda que exigió el máximo ingenio de parte de Rosario para que el local pudiera llegar con peligro al arco defendido por Federico Nicosia.

Unas líneas aparte merece Jeferson Collazos, el goleador aurinegro. Aunque sus ocho goles en 14 partidos den cuenta de su buena performance de cara al gol, su aporte al equipo va más allá. El colombiano sabe jugar como único punta. Va al choque, desgasta a los defensores y fuerza al error a sus rivales, como lo hizo con José Cánova, a quien le ganó la posición para luego batir a Libman con un magistral sombrero. No será un virtuoso con el balón, pero Collazos incrementa su nivel fecha a fecha y hace que lo difícil se haga posible. La recuperación de Cantolao lo demuestra.

En un verano accidentado, Rosario y Cantolao cerraron una primera parte del año positiva no solo en términos de resultados, sino en materia de propuesta de juego. Sin rotaciones que vuelvan indescifrables sus formaciones para el fin de semana, con técnicos que trabajan más que lo que hablan y con rendimientos individuales que se potencian por el colectivo, el Torneo Apertura se torna un desafío interesante para probar a dos elencos que apuntan a ser animadores y no solo protagonistas de un amor de verano.

Los Goles

Fotos: Antony Cúper

24Win

Leer más...

La ficha del Rosario 1 - Cantolao 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy