Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCristal tuvo un arranque contundente ante Alianza Atlético al convertirle cuatro goles en apenas 36 minutos. Pero lo que pareció ser el inicio de una goleada de antología terminó por convertirse en un triunfo por 4-1 que dejó dudas con respecto a la capacidad del equipo de José del Solar de liquidar a un rival entregado.

    Alonso Cantuarias | @alonso_cantu
    Columnista editorial

No es usual que una goleada pueda despertar cuestionamientos hacia el equipo ganador. No obstante, el 4-1 de Sporting Cristal ante Alianza Atlético invita a la reflexión en un tiempo que, coincidentemente, es de recogimiento como la Semana Santa. Ante un rival con evidentes limitaciones, tanto ofensivas (el sullanense era el equipo con menos goles del Torneo de Verano, apenas 5, hasta el partido ante Cristal) como defensivas (tras la goleada, el ‘Vendaval’ se convirtió en el equipo con más goles encajados: 18), Cristal mostró dos caras durante el cotejo, lo cual es preocupante dadas sus aspiraciones a nivel local como internacional.

En la primera mitad, los celestes demostraron ser un equipo que hizo de la agresividad para la marca su principal fortaleza ofensiva. El pressing ejercido en campo rival le permitió anotar tres de los cuatro goles que convirtió en 36 minutos. El primero lo hizo a los 5’ luego que Cristian Ortiz interceptara un balón en salida  de Alianza Atlético. ‘Tití’ le cedió el balón a Joel Sánchez y continuó la jugada por el centro. Tras una pared, el argentino disparó de media distancia y dejó sin opciones a Diego Carranza, quien se vio sorprendido por el remate colocado.

La fórmula rimense se repitió 10 minutos después. Nuevamente Ortiz le ganó el vivo a la zaga churre, esta vez a Marcos Delgado, y habilitó de tacó a Horacio Calcaterra. El ya nacionalizado volante tuvo tiempo de acomodarse, levantar la cabeza y patear con presión el balón; este se coló al ángulo del arco de Carranza, quien nuevamente quedó estático.

El panameño Rolando Blackburn apareció en la goleada rimense. Dentro del área no perdonó. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

En medio de la confusión y parsimonia sullanenses cayó el tercer gol apenas 3 minutos luego del tanto de Calcaterra. Un centro desde la izquierda ejecutado por Jair Céspedes fue aprovechado por Rolando Blackburn, quien apareció libre por el segundo palo.  Y la catarata de goles culminó a los 36’ luego de una serie de rebotes, cual juego de frontón, en el área de Alianza Atlético. Ortiz aprovechó nuevamente las falencias defensivas de su rival para sacar un remate a quemarropa que dejó sin reacción al ‘Pipa’ Carranza.

Los cuatro goles cerveceros tuvieron como común denominador la alarmante parsimonia de su rival para marcar. Pese a contar con un volumen defensivo importante -hasta nueve hombres en su propio campo- Alianza Atlético brindó demasiadas libertades para que los medios ofensivos de Cristal decidieran qué hacer con el balón. La acción que mejor ejemplifica estas licencias fue el segundo gol de Ortiz. La marca más cercana de Renzo Revoredo, quien ejecutó el centro que aprovechó el ex volante de San Martín, estaba a 3 metros… ¡Pero el lateral de Cristal estaba en el borde del área! Tranquilamente pudo avanzar y quedar mano a mano con Carranza.

Si la primera mitad invitaba a pensar en una goleada de antología por las facilidades de Alianza Atlético en defensa y la efectividad en ataque de Cristal, el trámite del juego durante la etapa complementaria fue distinto y decepcionante. Los dirigidos por Del Solar mantuvieron el control del balón, continuaron ganando los balones divididos y llegaron al arco del ‘Vendaval’. Pero el desempeño de los jugadores cambió.

Cristal sentenció el partido temprano. Sin embargo, falló goles cantados como el de Renzo Revoredo en la segunda mitad. (Foto: Rául Chávarry / DeChalaca.com) 

Las definiciones precisas dieron lugar a fallos clamorosos como el de Revoredo a los 70’, quien pese a estar frente a Carranza mandó el balón a las nubes.  El juego de frontón que hasta entonces se había llevado a cabo en el Alberto Gallardo tuvo respuestas más elaboradas de parte de Alianza Atlético que, incluso sin Roberto Jiménez, consiguió llegar con mayor profundidad al arco de Mauricio Viana. Justamente, sobre el final del cotejo una mano de Revoredo originó un penal que fue convertido por Matías Jaime para decretar un 4-1 que resulta engañoso por el desnivel que existió entre ambos equipos, pero terminó así por la permisividad de ambos.

Cristal desistió de apretar el acelerador ante un rival que no aguantó su ritmo inicial y esto produjo un resultado que en el balance final provocó más preocupación que satisfacción: la de un equipo con recursos que no es capaz de ser efectivo ante un rival de menor jerarquía.

Las Fotos

Los Goles

Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com

24Win

Leer más...

La ficha del Cristal 4 - Alianza Atlético 1

CHALACAS DE PERFIL: Cristian Ortiz no se quedó en Independiente y es pieza clave en Cristal

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy