Pablo Bengoechea apostó por rotar el equipo para la visita de Alianza a Cutervo y le rindió réditos; casi tantos como emplear a Érinson Ramírez en novedosa traslación libre por el frente de ataque.

 

    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

Cutervo fue una de las paradas más incómodas para Alianza Lima en 2016. Tanto así que el cuadro íntimo quedó por segunda vez en la historia por debajo contra un rival en el historial relativo en torneos nacionales: perdió dos contra Comerciantes, por un empate y una victoria, cifras similares a las que en 2008 acumuló contra Atlético Minero, adversario con el que jamás ha podido volver a medirse.

Conocedor de la realidad geográfica del campeonato nacional, Pablo Bengoechea sabía que el viaje al pie del Ilucán es uno de los más resistidos por el futbolista peruano. Son tres horas y media en bus por una carretera no asfaltada por tramos, lo que sin duda agota y más cuando hay seguidilla de partidos. Por eso, con fecha de mitad de semana de por medio, el DT uruguayo optó por variar sustancialmente la plantilla: solo Hansell Riojas, Alejandro Hohberg, Luis Aguiar y Aurelio Gonzales Vigil repitieron titularidad respecto del equipo que el domingo 19 igualó con Municipal en Matute. Y entre los ingresantes, Miguel Araujo y Alexis Cossío apenas jugaron unos minutos en Cutervo tras haber estado también ante los ediles.

Intriga saber si esta rotación será una constante en la propuesta de Bengoechea, pero tiene un doble impacto beneficioso. Primero, sin duda oxigena a los futbolistas, que son seres humanos y que en el Perú están sometidos a un desgaste -que va acentuándose conforme avanza el calendario-; indirectamente, eso genera ventajas físicas sobre rivales que no hacen ese recambio sea por falta de plantel o por simple decisión de los técnicos. Y segundo, y acaso más importante para el contexto actual de Alianza, en una propuesta como la del 'Profesor' que indefectiblemente debe apoyarse en jugadores de las canteras -por falta de fichajes en algunas posiciones-, que estos tengan chance de mostrarse de manera recurrente es un estímulo para su desarrollo y consolidación.

Alianza Lima, pese a la rotación de su plantel, fue muy superior a Comerciantes Unidos (Foto: Mauro Delgado / DeChalaca.com) 

Pero fuera de lo nominal, la otra decisión importante de Bengoechea en Cutervo tuvo que ver con la ubicación de Érinson Ramírez. Al tener un somatotipo aparentemente más adaptable a la altura, el movedizo extremo de los íntimos tuvo una posición libre en el frente de ataque. Si bien de manera inicial empezó como alero por izquierda, en realidad su rol fue desplazarse de un lado a otro para desacomodar a los zagueros locales y así generar zozobra. Lo soportó el hecho de que Hohberg esta vez estuviera muy pegado a su raya derecha, y que Aguiar tuviera la capacidad de cubrir la izquierda para facilitar los movimientos del '29'.

Así, la traslación de Érinson Ramírez termina siendo otro de los sellos, junto con la rotación del plantel, que muestra por ahora el Alianza Lima 2017 versión Bengoechea. No será una obligación para el técnico volverlos distintivos, pero si por eso optare tiene, por ahora, el aval del resultado.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Mauro Delgado / DeChalaca.com


Leer más...

La crónica del Comerciantes 0 - Alianza Lima 2: Aguiáguila

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy