Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn el tercer partido que Alianza sumó sin ganar en Matute, renació un problema que va más allá de meras cifras: desacomodos defensivos que parecían superados con el inicio de una nueva temporada respecto de 2016.
    Iván Carpio | @carpio_ivan
    Editor Regional

El auspicioso inicio de Alianza Lima en el Torneo de Verano (fecha 2, con triunfo ante Universitario) provocó que en La Victoria comenzara rápidamente a dejarse atrás el olvidable 2016. Sin embargo, los empates en casa que llegaron después han revivido algunos fantasmas, como los que despertó UTC, que con sobriedad y buena disposición sacó un empate de Matute que estuvo muy cerca de facturarse con tres puntos.

Los temores no solo fueron provocados por la falta de definición blanquiazul. En este partido ante el 'Gavilán', los problemas también comenzaron a presentarse atrás, en una zona defensiva que hizo recordar a la de 2016, cuando Roberto Mosquera era el DT. Pese al cambio de nombres en dicha línea -solo Miguel Araujo se mantiene-, la línea de cuatro de Pablo Bengoechea se mostró igual de insegura. Y UTC asustó un par de veces concretas: la primera de ellas con Araujo como protagonista, pues, a raíz de una falsa salida del zaguero, Joao Villamarín quedó mano a mano con Leao Butrón, quien evitó la caída.

Incluso más clara fue la acción de Maximiliano Callorda, en el epílogo del partido. Metido entre los dos centrales, aprovechó un mal aplicado offside y quedó solo frente a Butrón, pero falló en la decisión final a la hora de sacar el remate. Dos acciones puntuales que muestran que al equipo de Bengoechea le queda hacer algunos ajustes para convertirse en la antítesis de 2016 y olvidar esos terribles momentos vividos en Matute cuando los rivales le jugaban a la contra al equipo de Mosquera y lo liquidaban una y otra vez por esa vía.

Los problemas defensivos volvieron en Alianza Lima en el empate ante UTC (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

Por ahora, el tiempo no es implacable contra Alianza Lima, aunque los resultados y la presión de tener que cambiar su historia reciente sin títulos hace que sea una obligación ganar en casa. Para eso, así como se dice que la mejor defensa es el ataque, a veces la mejor base es una buena defensa.

Fotos: Raúl Chávarry / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy