Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa ADFP reprogramó el Torneo de Verano con un fuerte ajuste de calendarios: el primer certamen del año se extenderá hasta el 21 de mayo, lo que forzará a recuperar durante el Apertura y el Clausura las fechas perdidas. No obstante, no es solo lo inevitable, sino también lo más sensato.
Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

El 18 de marzo, en medio de una coyuntura nacional adversa, se jugó uno de los partidos pendientes de la fecha 8 del Torneo de Verano: Cantolao versus Melgar. Se oyeron algunas voces que criticaron la realización de este partido en el Callao -que ya había sido suspendido una semana antes debido a condiciones climáticas que impidieron que el plantel rojinegro arribara a la capital-. Uno de los argumentos dados fue la falta de solidaridad que se estaba mostrando con la población afectada al llevar a cabo un evento deportivo bajo estas circunstancias. Sin embargo, el ajustado fixture que se tiene para este campeonato no dejaba muchas fechas disponibles para reprogramarlo, cuando todavía no se vislumbraba que la magnitud del desastre natural fuera tan profunda como la que ocurrió.

En definitiva, la reanudación post Eliminatorias del Torneo de Verano, programada inicialmente para el 31 de marzo, ha quedado diferida hasta el día 14 de abril. Esto implica dos semanas de atraso respecto del cronograma original, lo cual ha terminado por postergar todo el calendario anual del fútbol doméstico.

Así, el Apertura, que debía iniciarse en principio el viernes 5 de mayo, comenzará todavía el fin de semana que va del 26 al 28 de ese mes. Y dentro de todo, es no solo una medida forzada por las circunstancias, sino una bastante lógica, tanto para no forzar a los clubes a un desgaste extremo como para más bien ocupar fechas que esta temporada, a diferencia de otras, son más libres en la segunda parte del año que en el primero.

Debido a los tiempos apretados, el Apertura debería empezar el viernes 5 de mayo. (Foto: Raúl Chávarry / DeChalaca.com) 

De hecho, desde ahora hasta la culminación del Torneo de Verano se disputará únicamente una fecha de mitad de semana: la jornada 12 se jugará entre el martes 2 y el jueves 4 de mayo. Se podría haber temido que, a fin de cumplir a la loca con el calendario, se programara una seguidilla de partidos durante abril; pero la ADFP actuó con sensatez, puesto que en realidad lo que convenía desde un inicio era que este 2017 la mayoría de fechas de mitad de semana estuviera concentrada en el segundo semestre, cuando la mayor parte de los clubes que intervienen en torneos internacionales ya no esté en competencia en ellos.

De otro lado, se ha tenido la prudencia de continuar con la política de adelanto de partidos que se inició con el Melgar – Cristal de la fecha 7, de modo de no estar incurriendo en odiosas postergaciones cuando haya cruces con Libertadores y Sudamericana. Así, este domingo 2 de abril Comercio recibe a Melgar por la fecha 10 (que va del 21 al 24 de abril); el 8 de abril, Melgar recibe a Ayacucho por la fecha 9 (la del 14 al 17 de abril) y Cristal a Rosario por la fecha 12 (del 4 al 6 de mayo); y el 10 de abril, Comerciantes recibe a Huancayo por la fecha 13 (del 6 al 8 de mayo).

Lo único que ha generado polémica es el hecho de que los partidos pendientes Alianza Atlético –San Martín y Aurich– Alianza Lima hayan sido programados para el domingo 9 de abril en un doblete en Matute. Y no por el formato de programación, que en general es del agrado del aficionado local; sino por el hecho de que los íntimos serán “visitantes” en su propio estadio ante el ‘Ciclón’. Si bien la circunstancia deja que desear, sobre todo para los hinchas aurichistas –que tienen aún mal sabor de boca por el 7-2 que recientemente encajó su equipo en La Victoria-, se trata de una medida respaldada por la dificultad que existe para que los equipos del norte sean locales en sus ciudades. Lo que sí podría resultar sano, posiblemente, es hacer el esfuerzo para que el citado doblete no vaya a Matute sino al Nacional o al Miguel Grau, lo cual coadyuvaría a promover la transparencia del torneo.

¿Cómo le irá a Juan Aurich cuando deba fungir de local ante Alianza Lima en Matute? (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Lo importante, en general, es que en los días complicados que está viviendo el país, el fútbol no ha ido ajeno. Las iniciativas han ido desde las campañas estimuladas por la selección nacional en torno de su partido ante Uruguay –y la donación de parte de la taquilla- hasta recolecciones de botellas de agua como pago de entradas de ligas distritales en Copa Perú, como DeChalaca reportó que ocurrió en San Luis. En Primera División, el Safap ha promovido un partido de peruanos versus extranjeros a beneficio de los damnificados este domingo 9 en el Monumental, y además Ayacucho FC ha promovido activamente una campaña de donaciones. El calendario, por tanto, tenía que ajustarse a todo, y la solución encontrada no es solo la menos mala, sino una positiva.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Raúl Chávarry y Pedro Monteverde / DeChalaca.com

24Win
Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy