Foto: Celso Roldán / DeChalaca.comVallejo y Universitario igualaron en un partido más peleado que bien jugado y cuyo resultado le pone emoción al Clausura. El 0-0 mantiene, con lo justo, a los cremas en la cima del certamen, y a los poetas a la expectativa de jugar un torneo internacional.


Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Capo: Sigue firme

Universitario de Deportes se mantiene como único puntero del Clausura y en dicho logro tiene muchísimo que ver Alejandro Hohberg. El atacante crema es la mejor contratación estudiantil para este 2019 y demuestra su influencia fecha a fecha. Esta vez arrancó jugando de '9', pero en dicha posición no complicó mucho a la defensa poeta. Por ello, el '7' merengue optó -por momentos- por recostarse en los lados. Desde allí empezó a fabricar peligro y demostró que los ataques del equipo de Comizzo dependen mucho de él. Hohberg no le ha huido a dicha responsabilidad y suele responder a las exigencias de su DT.

La Pizarra: Bandas con movilidad

José del Solar y Ángel Comizzo pusieron lo mejor que tenían a la mano sobre el césped del Mansiche. Ambos técnicos iniciaron el encuentro con un orden defensivo que limitó las chances de gol. Por el lado de la Universidad César Vallejo, destacó la solvencia de Renzo Garcés y Leandro Fleitas en la zaga central: dicho par no se hizo problemas para contrarrestar las variantes cremas, ya que Alejando Hohberg y Gary Correa intercambiaron de posiciones constantemente en la primera etapa.

Local y visitante mostraron similitudes que no pasaron desapercibidas. Ambos buscaron salir jugando desde su propio campo y cayeron muchas veces en excesos, como en los casos de Renzo Garcés y Brayan Velarde, quienes -con balones perdidos en salida- pudieron causar peligro a sus compañeros. Otro rasgo común en ambos equipos fue que tuvieron un lateral que se sumó al ataque y otro que cumplió labores más defensivas: Élsar Rodas y Aldo Corzo fueron quienes se enfocaron en atacar, mientras que Pedro Paulo Requena y Nelinho Quina se preocuparon de repeler ataques.

La del VAR: ¿Cómo es la nuez?

Las polémicas en el arbitraje peruano están a la orden del día. Esta vez, a los 42' un balón impactó en la mano de Hohberg dentro del área. Un mal rechazo de Velarde fue buscado por el exaliancista para ser despejado, pero  resbaló y luego de que se apoyara sobre el césped con la mano izquierda, la redonda le chocó en el brazo. Yovani Quevedo no sancionó la pena máxima y con justa razón. ¿Por qué? Una simple: el actual reglamento aprobado por la International Football Association Board (IFAB) usado por la FIFA señala que no se debe sancionar penal si la pelota impacta en la mano del jugador tras un rebote en su cuerpo, el de un compañero o rival, o si el impacto se da cuando el jugador está apoyado sobre el gramado. Este último fue el caso del volante merengue.

La Calamidad: ¿Qué hiciste?

Santiago Silva desperdició de forma insólita una de las chances más claras de gol para los poetas. Un centro desde la izquierda de Élsar Rodas fue desviado con la cabeza por Aldo Corzo. Este desvío encontró solo al delantero uruguayo pegado a la raya izquierda del área chica de José Carvallo. Increíblemente, el ariete no conectó bien la redonda y, pese a encontrarse sin marca alguna, mandó su disparo por encima del larguero.

El Extraviado: Poco que destacar

Germán Pacheco es una de las principales armas que tiene Vallejo en ataque. Por ello, es entendible que cuando no está enchufado con el partido, al cuadro trujillano le cuesta un poco más manifestarse ofensivamente. Ante Universitario, el delantero argentino hizo muy poco: casi no desbordó, complicó poco o nada a la defensa rival y casi no apareció para juntarse con sus compañeros. Sin trascender, el atacante debió ceder su lugar a Alexander Sánchez en la primera variante del encuentro.

El Duelo: Tríos en el medio

Por una fecha más, Universitario sostuvo un resultado -hasta cierto punto positivo- respaldado en el trabajo defensivo de su mediocampo. Gerson Barreto, Armando Alfageme y Rafael Guarderas volvieron a demostrar ser de los mayores aciertos desde el retorno de Comizzo al banquillo crema. Como en el clásico, Alfageme se convirtió en un tercer central en varios ataques de Vallejo y obstaculizó la creación de jugadas del cuadro poeta. Guarderas y Barreto, por su parte, colaboraron mucho en la recuperación de balones y dieron inicio a algunos ataques merengues. El tridente de volantes de Comizzo le ganó el duelo a un trío local en el que Ronald Quinteros y Víctor Cedrón no pudieron aportar en ataque y en el que Frank Ysique estuvo falto de compañía.

La Cancha: Todo influye

El encuentro disputado en el Mansiche estuvo afectado por dos factores que sin llegar a ser determinantes influyeron en el juego. El primero fue el fuerte viento, que cambió el rumbo de algunas jugadas ya fuera agilizando la trayectoria del balón o poniendo resistencia a su rumbo. El segundo fue el estado del césped, ya que no fue el óptimo. Esto se dejó traslucir en algunas porciones del campo de juego como la mitad del campo, en la que predominaba el color marrón.

Kazuki Ito: Acalló las críticas

Durante la semana previa al encuentro, se criticó mucho la designación de Yovani Quevedo como juez del encuentro. Pese a ello, el mencionado réferi -quien no dirigía en la Liga 1 desde mayo- estuvo a la altura y cumplió una buena labor al sacar las amarillas justas y necesarias. Salvo la jugada del supuesto penal de Hohberg, -muy bien resuelta por Quevedo- sus decisiones no fueron polémicas.

Los Goles

No hubo goles.

Fotos: Celso Roldán / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Vallejo 0 - Universitario 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy