Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comEn un partido reñido y emotivo, Alianza Lima concretó en los últimos minutos un laborioso triunfo sobre Huancayo. El 3-1, con estelar actuación del uruguayo Federico Rodríguez y decorado con un sensacional gol de Quevedo, certificó el liderato íntimo a una fecha del cierre del Clausura.
Lenin Auris | @Lenin_Auris
Redactor

El Capo: Premio al esfuerzo

En los primeros instantes Alianza Lima salió a demoler y el abanderado de ese accionar fue Federico Rodríguez: enchufado, bien ubicado y efectivo, porque antes de los 5 minutos celebró luego de un gran ataque por izquierda que culminó con un sutil toque para vencer a Salomón Libman. En los momentos difíciles de los íntimos, con velocidad y fuerza, dio respiro a sus compañeros peleando y luchando cada centro sobre el área rival.

La Pizarra: Estrategia con agitación

Alianza Lima ingresó al campo con con un 5-2-1-2. A diferencia del partido anterior con Deportivo Binacional, modificó a sus hombres de ataque: dejó en el banco a Felipe Rodríguez y Adrián Ugarriza, y entraron como titulares Federico Rodríguez y Adrián Balboa. Los primeros minutos se desenvolvieron de modo muy favorable para los dirigidos por Pablo Bengoechea, quienes con rapidez abrieron el marcador, tras lo cual el ritmo íntimo descendió por problemas en la conexión entre la volante y los atacantes. Y si bien continuaron las llegadas sobre el arco de Sport Huancayo, fue por esfuerzos individuales. Asimismo, Rinaldo Cruzado sufrió la efectiva marca del contrincante y no pudo desarrollar con comodidad su juego. En el complemento, los cambios surtieron resultados positivos y así llegaron los goles a poco del final.

Carlos Ramaciotti, por su parte, propuso un 4-2-3-1 que con jugadas vistosas y eficientes puso a la vista las fallas defensivas íntimas. Combinaciones entre Marcio Valverde y Marcos Lliuya, sumadas a las subidas por las bandas de Carlos Caraza y Manuel Corrales, estuvieron a punto de darle algo más que el empate al 'Matador' al cierre de la primera mitad. Otro jugador destacado fue Ricardo Salcedo, porque no solo recuperó balones sino que los distribuyó con acierto; no obstante, en los últimos 30' el nivel colectivo de la visita bajó y se apeló demasiado a pelotazos hacia Carlos Neumann, quien no estuvo letal como en jornadas anteriores.

La Joyita: Se le fue la cereza

Lo que se pudo transformar en un nuevo golazo de la firma de Federico Rodríguez acabó en una clara ocasión desperdiciada cuando Alianza no encontraba la clave para romper el empate. El incisivo ariete uruguayo ganó la posición tras recibir un centro desde la izquierda y, en vistosa acción, amortiguó el balón con el pecho y se la acomoda para la zurda; antes que la pelota tocara el piso, remató de media vuelta y el balón salió desviado cuando Salomón Libman estaba vencido, ante la incredulidad del propio delantero íntimo.

El Tapadón: Lo justo, Salomón

Un nuevo desborde, ahora por la banda derecha huancaína, buscó el corazón del área visitante. Federico Rodríguez jaló marca y Adrián Balboa, con una media vuelta, descontó a Manuel Corrales y -con potencia- remató a quemarropa en el borde del área chica. Libman, con las manos extendidas, cubrió su arco y el balón le rebotó en el pecho para evitar el segundo tanto de Alianza Lima.

La Calamidad: No hay que poner el hombro

Hasta 10 minutos antes del final, Huancayo soportó con acierto el asedio íntimo. Los centros llovían por ambas bandas y diversas incursiones íntimas causaban estupor por el centro. Sin embargo, tras un tiro libre de Felipe Rodríguez y con nueve hombres del 'Matador' en posición defensiva, Anthony Fuentes -en su afán de despejar el balón- saltó y con el hombro introdujo el esférico en su propio arco y así hizo esfumarse la posibilidad de mantener la igualdad.

El Jugadón: Entra y hazte famoso

Kevin Quevedo entró a poco del inicio del complemento con la misión de consolidar el ataque íntimo, y lo consiguió. La coronación de su desempeño se produjo cuando expiraba el partido: el '27' blanquiazul ganó la pelota de espaldas al arco y, ante la marca conjunta de Anthony Fuentes y Koichi Aparicio, con sorpresivo y sutil toque elevó el balón y dejó pagando a la dupla rival. Así quedó mano a mano con Libman y remató a su primer palo al darse cuenta que el golero de Huancayo había inclinado el cuerpo hacia el segundo. Sensacional golazo en el que el esférico entró pegado al palo izquierdo para sellar el triunfo victoriano.

El Cambiazo: Dos más

De hecho, los ingresos tanto de Quevedo como de Luis Ramírez fueron explicativos de la multiplicación de llegadas con peligro sobre el arco de Libman en el último cuarto de hora del encuentro. 'Cachito' colaboró con toques precisos y alimentó a los delanteros, mientras que Quevedo aportó sorpresa y habilidad para develar las debilidades defensivas de Huancayo.

Kazuki Ito: Serenidad ante tanta emotividad

La cuarteta arbitral comandada por Roberto Pérez, quien actuó con sobriedad, cumplió en líneas generales una buena actuación y le bastaron tres tarjetas amarillas para controlar el juego. Los choques y la pasión en la disputa de la pelota fueron factores constantes del juego.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Alianza 3 - Huancayo 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy