Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comSan Martín logró una crucial victoria sobre Cantolao. El 3-1 que selló -a partir de la pelota parada -un duelo intensamente disputado permite respirar al cuadro albo sacar relevante ventaja sobre Boys a dos fechas del cierre de la temporada.
Luis Valenzuela | @figovalenzuela
Redactor

El Capo: El patrón del área

Joffré Escobar no solamente convirtió los dos penales que le tocó patear, sino que además se convirtió en un constante dolor de cabeza para la defensa de Academia Cantolao. El delantero de la Universidad San Martín supo cuándo aguantar el balón y cuándo regatear para generar peligro.

La Pizarra: Mirándose al espejo

Tanto Carlos Bustos como Jorge Araujo presentaron sendos 4-3-2-1 con los cuales buscaban hacerse del control del mediocampo y atacar por los extremos para abastecer al hombre que quedaba más adelantado en sus oncenas.

La diferencia entre ambos planteamientos radicó en que Cristian Lasso se lesionó en la primera parte, lo cual hizo que ingresara Denilson Ramírez, quien no cuenta con las mismas características del colombiano. Otro aspecto importante fue que Joffré Escobar fue mucho más participativo en ataque que Sebastián La Torre, algo aprovechado por los albos para generar peligro. Lo más importante fue que San Martín controló el mediocampo comandado por Jordan Guivin, quien no solo quitó balones sino que los repartió con eficacia a sus compañeros.

La Clave: La pelotita parada

En un partido tan disputado como este solo había una forma en la cual se podía romper el cerrojo: la pelota parada. Los cuatro goles del partido llegaron por balones parados, dos de penal y dos de tiro libre, lo cual habla de la rudeza en el juego y la efectividad para aprovechar las faltas.

La del VAR: Forcejeo en el área

El primer penal a favor de San Martín cayó de sorpresa a Cantolao, ya que el plantel del 'Delfín' en coro adujo que el forcejeo entre Cristian Lasso y José Luján es algo normal dentro del área cuando se ejecuta un tiro libre. El asunto es que Yovani Quevedo se basó en el reglamento y cobró la falta sin duda alguna.

El Tapadón: Bien abajo

El inicio del segundo tiempo fue cuando San Martín llegó con mayor peligro al arco de Cantolao; por ello, Federico Nicosia estuvo ocupado en parar remates del contrario. Uno de ellos fue una buena jugada por izquierda de Escobar, quien envió un centro al área: allí Jordan Guivin logró voltear y sacar un remate rasante. Fue entonces cuando Nicosia hizo gala de su buena ubicación para embolsar el esférico.

El Extraviado: Se quedó en La Torre

Uno que pasó desapercibido en el partido fue Sebastián La Torre. El hombre de avanzada del 'Delfín' tuvo pocas oportunidades de tener el balón gracias al buen marcaje y la anticipación de los defensores albos, algo de lo que el rubio ariete no pudo zafarse a lo largo del partido. Su falta de protagonismo afectó al cuadro de La Punta, que se quedó sin referente de ataque.

La Cancha: Santo de local

Muy pocas se ha visto que San Martín juegue con público tan notoriamente a su favor como en este partido. El cuadro albo contó con la presencia de una reducida pero bulliciosa barra que, desde la tribuna Occidente de Alberto Gallardo, no paró de adelantar a los de Santa Anita durante todo el partido.

Kazuki Ito: Mecha corta

La cuarteta dirigida por Yovani Quevedo tuvo un aceptable accionar en la mañana capitalina. El juez se rigió estrictamente a las reglas para cobrar las faltas y amonestar a los jugadores, tanto fuera como dentro de la cancha. Pero no solo se sancionó a los suplentes, como en el caso de Orlando Contreras, sino que además fueron expulsados tanto Carlos Bustos como Jorge Araujo por reclamar de manera airada.

Los Goles

Fotos: Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del San Martín 3 - Cantolao 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy