Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comCon el providencial ingreso de Carlos Lobatón, quien marcó el segundo gol, Cristal resolvió un partido que se le había complicado por errores propios y derrotó 2-1 a Alianza Universidad. Los rimenses aseguraron el primer lugar en el acumulado y siguen con opción de ganar el Clausura.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

El Capo: El toque de distinción

Es el protagonista del primer cambio, casi siempre, en el equipo de Manuel Barreto y esta vez ingresó para que el cuadro cervecero volviera a recuperar la pelota y a retomar el protagonismo que dejó servido a Alianza Universidad luego del primer tanto. Con Carlos Lobatón en la cancha, Sporting Cristal no solo ganó posesión sino que le devolvió la calma a un equipo que siempre que se pone adelante en el marcador se vuelve avaro y se repliega. Con el 2-1 y con 'Loba' en la cancha, los rimenses no perdieron el control de la pelota.

Carlos Lobatón celebra el gol del triunfo con Calcaterra. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com)

La Pizarra: Le dobló la muñeca

Manuel Barreto distribuyó a su oncena en un 4-2-3-1, con Jorge Cazulo y Horacio Calcaterra delante de los zagueros. Más adelante, abiertos por los lados, fueron Kevin Sandoval esta vez por derecha y Cristian Ortiz por izquierda, para dejar en el medio a Martín Távara y, de punta, a Cristian Palacios. El cuadro celeste buscaba siempre atacar por las bandas y siempre echó mano al remate de larga distancia como recurso. Luego del gol de 'Loba', Barreto envió a Christopher Olivares y Jesús Pretell por Palacios y Calcaterra, respectivamente, cambios nominales que no alteraron el esquema inicial. No obstante, el infortunio de la lesión muscular de Olivares restó fuerza ofensiva al no poderse sustituirlo.

Ronny Revollar dibujó un 4-1-4-1, con José Rivas delante de los zagueros. En la línea de cuatro, Jack Durán y Julio Landauri fueron por los lados, cambiando permanente de ubicación. Por el medio quedaron Óscar Vílchez con Juan Tuesta y como único punta, Lionard Pajoy. Cuando los azulgranas tenían la pelota, 'Neka' movía los hilos del juego y habilitaba permanentemente a Durán y Landauri, quienes se desplegaban como aviones para atacar el medio, mientras Pajoy se corría a la banda. Con ese esquema, el cuadro huanuqueño tuvo a mal traer a los cerveceros, que carecieron de claridad para llegar al arco de Diego Morales y no generaron situaciones claras de gol antes del tanto de Lobatón. Ya con el marcador en contra, ingresó Yves Roach por José Rivas para alimentar mejor a Pajoy, pero este último no pudo soportar el dolor en su hombro luego de haber caído sobre él en el inicio del juego, por lo que fue cambiado por Joyce Conde.

Ronny Revollar se mostró enérgico al momento de dar indicaciones a sus dirigidos. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

El Extraviado: Lo suyo no es la gambeta

Gianmarco Gambetta se ganó el reproche de Revollar cuando en algunos pasajes del partido quiso resolver situaciones críticas apelando a recursos técnicos de los que carece, cuando lo más aconsejable era reventar la pelota. Y si bien no fue el responsable directo en el gol de Calcaterra a los 27', tal vez pudo haber hecho algo más luego de que la pelota lanzada por el el volante rimense atravesara el área azulgrana, como no perderla de vista cuando el uruguayo Palacios hizo cortina y la dejó pasar para que durmiera en el arco de Morales.

Un desconcertado Gambetta ante el grito de gol de Chávez. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

La Cancha: Regaron calidad en el césped

Es costumbre ya que el comando técnico de Cristal disponga regar la cancha antes del inicio del juego y durante el entretiempo, con el propósito de que la pelota se desplace con mayor velocidad. Y en este partido el regado del césped durante el descanso coincidió con la celebración de la reserva del club rimense, luego de haberse consagrado campeona de su torneo una fecha antes de que concluya. El público los ovacionó especialmente, pues el logro otorga al equipo principal dos puntos de bonificación en la tabla acumulada; dado eso, en caso Cristal no gane el Clausura, asegura al menos en la semifinal.

El campo de juego estuvo rápido y las tribunas presentaron un buen marco. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

La Calamidad: Le jalaron la alfombra

Algo similar le debe haber ocurrido a Jair Céspedes cuando a los 56' no pudo controlar ni despejar un rechazo de Gianfranco Chávez ante un balón largo lanzado por José Rivas a la espalda de los zagueros rimenses. El lateral izquierdo se dejó anticipar por Juan Tuesta, quien luego de enfrentar a Chávez y superar su floja marca, se hizo un espacio para rematar de modo cruzado y vencer a Renato Solís quien algo más pudo hacer.

Jair Céspedes junto al juez Villanueva y 'Neka' Vílchez. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

El Cambiazo: La solución estaba en el banco

Cristal lucía desordenado y hasta el capitán Cazulo parecía haber perdido la calma, pues se ganó la amarilla luego de un reclamo airado al árbitro Alejandro Villanueva. La hinchada se desesperaba y Barreto decidió llamar a Lobatón para que resolviera el partido. Le tienen tanta fe a lo que pueda hacer el ídolo celeste que justo antes de su ingreso se iba a ejecutar un tiro libre y Barreto apuró el cambio para que 'Loba' lo ejecutara. Corrían 68' y, apenas 5 minutos después, el '27' ejecutó el penal que desniveló el marcador.

Jorge Cazulo y Óscar Vílchez se disputan en balón en el mediocampo. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

La del VAR: Puso la mano

En la jugada que originó el penal que ejecutó Lobatón, el réferi Villanueva no titubeó, pues apenas el remate de Sandoval fue interceptado por la mano de Diego Encinas -quien caía en el césped- sancionó la falta. Además, el juez explicó con gestos la manera en que se desplazó la mano del zaguero huanuqueño para impedir el recorrido de la pelota. La repetición televisiva le dió la razón a Villanueva.

Sandoval fue de lo más desequilibrante en el cuadro 'cervecero'. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

Kazuki Ito: Esta vez fue el maestro

Fue bueno el arbitraje. Villanueva hizo sentir su autoridad cuando amonestó a Cazulo luego de que el capitán celeste le reclamara por una inexistente mano de Gambetta en el área visitante. También estuvo acertado en la sanción del penal por mano de Encinas y, lo que es plausible, hizo docencia al explicar a los jugadores, a los asistentes al Alberto Gallardo y a los televidentes la forma en la que el zaguero puso la mano, en una situación que muchas veces genera polémica cuando hay resbalones en el área y los jugadores apoyan la mano en el césped e interrumpen el curso de la pelota. Y si bien este Alejandro Villanueva no es el 'Maestro' Villanueva del que habla la polka interpretada por Arturo Cavero, al menos esta vez el réferi hizo honor a tal apelativo luego de su buena labor.

Correcto desempeño del árbitro Villanueva en el vibrante duelo jugado en el Alberto Gallardo. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

Los Goles

Fotos: Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Cristal 3 - Alianza Universidad 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy