Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comMunicipal y Melgar dividieron honores y varias tensiones con un 1-1 disputado en Villa El Salvador. José Carlos Fernández se robó el protagonismo con un buen gol que parecía dar un triunfo a los ediles hasta que, sobre el final, él mismo cometió una mano que permitió que Zúñiga igualara de penal.
    Roberto Castro | @rcastrolizarbe
    Director General

¿Tienen algo de qué sentirse satisfechos Municipal y Melgar tras su empate en Villa El Salvador?

Numéricamente, no, pues el resultado fue el peor posible para los intereses de ambos. La 'Academia' ve irse cada vez más lejos la chance de llegar a la Copa Sudamericana, dada la abultada victoria de Sport Rosario en Sullana. Y para el 'Dominó', con las victorias de Alianza Lima y Real Garcilaso, la opción de alcanzar el título del Clausura ya pasó a convertirse en una quimera matemática.

Pero en lo futbolístico, el partido sí dejó aroma de satisfacciones para ambos equipos, sobre todo porque del lado local hubo capacidad de mantener a raya a un equipo teóricamente superior -la que Municipal no tuvo en los últimos días ante Universitario o Alianza, por ejemplo-. Y así el cuadro edil se puso arriba con una excelente combinación materializada por su goleador José Carlos Fernández, en aplicación de una receta que con mejor fortuna y más puntería, sobre todo del ingresante Diego Mayora -se perdió algunas chances, una de ellas puntualmente increíble en la boca del arco de Diego Penny-, podría haber definido el partido con anticipación.

Entonces, fue el desenvolvimiento del trámite el que le dejó satisfacción a Melgar, que acabó yendo desde atrás para salvar la igualdad. Una mano grosera de Fernández en su propia área, que evocó alguna que cometió en procura de un gol en la vuelta de la final de 2011 con camiseta de Alianza Lima ante Juan Aurich, provocó un penal cuando el 'Dominó' parecía resignado a su poca capacidad de acosar con real peligro el arco de Erick Delgado; porque los rojinegros llegaban, pero disparaban poco de modo franco. Pero como en aquella citada final de 2011 en Matute, a la mano de Fernández la sucedió un gol de Ysrael Zúñiga, con clase intacta para los disparos de los doce pasos. Y luego hubo idas y vueltas en ambos arcos hasta que el tiempo adicional escandalosamente concedido por Michael Espinoza confirmó que ambos equipos estaban, literalmente, mano a mano.

Fotos: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Municipal 1 - Melgar 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy