Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comCristal cerró su magnífico Apertura con un 2-1 sobre Rosario gracias a un un agónico gol de Gabriel Costa. El uruguayo nacionalizado peruano anotó un doblete para acabar erigido como el goleador del segundo torneo corto del año y resolver un partido en el que los celestes desperdiciaron tantas chances que dejaron al 'Canalla' amenazar su festejo.

    Eduardo Tirado | @EduardoTL
    Redactor

¿Por qué Cristal estuvo a punto de resignarse a no poder celebrar su anticipado título con un triunfo?

Sencillamente, al cuadro cervecero le faltaba mayor organización y eficacia de cara al gol. Los celestes habían fallado varias opciones de gol, en parte por falta de definición pero más por la gran actuación del portero Juniors Barbieri -formado en La Florida-, quien tuvo hasta cinco atajadas importantes que permitían mantener el arco de Sport Rosario en cero.

Ante ello, Mario Salas formuló un replanteo y envió al campo al jugador más experimentado y con mayor visión de juego del plantel: Carlos Lobatón. Con el ingreso del cerebral volante, Sporting Cristal comenzó a organizarse mejor y a llegar con mayor profundidad al arco de Barbieri. De hecho, a las arremetidas por los extremos le sumó el pase largo y preciso que permite el buen pie de Lobatón.

Esto permitió aprovechar más los espacios y, apenas 10 minutos después del ingreso de 'Loba', los celestes ya estaban arriba en el marcador gracias a una precisa llegada al área por parte de Gabriel Costa, quien apenas punteó el balón con el botín y se mandó a celebrar. Cabe destacar que el trabajo del exaliancista, por derecha, fue parejo a lo largo de todo el encuentro, y también fue de quienes más intentaron batir la portería rival.

Emanuel Herrera se animó a complicar el fondo de Rosario. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Pese a que Rosario había alineado con cinco en el fondo para tratar de cerrarse atrás y priorizar lo defensivo, Cristal siempre encontró cómo hacer daño, aunque no lograba ser determinante en ello. Por eso, el ingreso de Lobatón fue la manija que permitió abrir el partido en el Gallardo. Eso sí, defender con muchos jugadores no siempre es defender mejor. Esto se pudo verificar en este encuentro, en el que los de Fernando Nogara quedaron mal parados en múltiples ocasiones.

En el complemento, Rosario levantó su juego y, por partes, emparejó la intensidad de Cristal. Efectivamente, incluso logró poner la paridad en el marcador gracias a que pudo concretar a través de Sebastián Ternero. El novel volante central remató con decisión desde el borde del área y superó a Patricio Álvarez a 10 minutos del final del encuentro. La postal que regaló al celebrar el primer gol de su carrera profesional en el estadio del distrito que tuvo como alcalde a su fallecido padre, el querido Freddy Ternero, fue más que significativa.

No obstante, tras el gol -y el golpe- los celestes salieron de su zona de confort y propusieron insistentemente hasta que llegó la deseada anotación de Costa. El ‘8’ se inventó una jugada por derecha y él mismo la culminó con un soberbio remate que dejó parado al buen portero Barbieri, quien poco pudo hacer debido a la potencia del remate y su ajustada curvatura.

Cristal, un campeón indiscutible. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Tras el triunfo, Cristal sacó lustre a su título de campeón del Apertura y demostró que se perfila como gran candidato a llevarse el título nacional a fin de año. Jugadores de mucha calidad tiene, y también un estilo de juego que le permite conseguir victorias -aunque ajustadas- con mucho dominio, en la mayoría de los casos. Ante Rosario, demostró con argumentos por qué es, a agosto de 2018, el mejor equipo de la Primera División peruana.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Cristal 2 - Rosario 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy