Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa San Martín no había ganado en todo el Torneo Apertura y en el Alberto Gallardo hizo pagar a Municipal todos los platos rotos y también aquellos por romper con un aplastante 6-1. Aké Loba y Gary Correa destacaron con dobletes, aunque la gran figura alba se llamó Koffi Dakoi.

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

¿San Martín realmente jugó como siempre lo venía haciendo, aunque ahora le agregó contundencia?

La Universidad San Martín de Porres era el equipo que más tiempo había pasado sin ganar un partido en la temporada de Primera División. No conseguía un triunfo desde el 29 de abril, cuando venció 1-0 a Alianza Lima en la última fecha del Torneo de Verano. Y al frente, tenía un rival que peleaba -valga ahora el pasado- en los primeros puestos del Torneo Apertura. Pese a todo esto, el cuadro albo goleó de manera inobjetable y contundente a un Deportivo Municipal que cumplió su partido quizá más flojo desde su retorno a la máxima categoría en 2015.

En relación con la pregunta planteada, no faltará quien afirme -bajo el lugar común de que el santo es "el equipo que mejor juega en el torneo" tan repetido en tiempos recientes- que San Martín hizo lo que siempre hace, solo que esta vez sí la embocó. Ese análisis es sumamente simplista y no contempla todo lo que en esta ocasión hizo bien el cuadro de Santa Anita, a diferencia de jornadas anteriores.

Ante los ediles, en primer lugar, el equipo de Carlos Bustos cuidó bien el bloque defensivo y no sufrió, como solía ocurrirle, en los balones parados o al cuidar los pelotazos frontales y los rebotes que usualmente ganaban sus rivales. Uno de los motivos por los que este mecanismo funcionó mejor fue que el técnico argentino por fin tuvo a su defensa completa, con Saúl Salas por derecha, Jefferson Portales y José Luján de zagueros y Junior Huerto por la izquierda.

 

Bustos optó, desde la llegada de Cristian Ortiz, por cambiar su sistema. Pasó del clásico 4-3-3 a un 4-2-3-1 con el que Koffi Dakoi tiene mayor peso en la volante. Y vaya que el marfileño de 18 años ha respondido: ante Alianza Lima había tenido ya un aceptable desempeño y esta vez fue la figura del encuentro, recuperando, tocando y hasta marcando su primer gol como profesional. Con el cambio táctico, San Martín ha pasado a ser un equipo con algo menos de elaboración en el medio, pero con sentido mucho más vertical. Esta también fue una diferencia en función de jornadas anteriores, en las que se manejaba la pelota y se creaban algunas situaciones provenientes de jugadas colectivas, pero nunca tanto como ante Municipal.

Y, evidentemente, el factor diferencial que finalmente hizo la diferencia respecto de otros partidos fue la contundencia del ataque santo. Esto no significa, sin embargo, que a partir de ahí se explique la victoria. Si bien ni Jesús Chávez y ni Ortiz marcaron, ambos fueron esenciales en el cuarteto ofensivo que se paseó con la defensa edil y sacó provecho de la mala tarde de Yordi Vílchez y Adrián Zela, demás de la ya conocida dificultad de Héctor Salazar para regresar cuando Municipal se adelanta. Los más determinantes fueron Gary Correa y Aké Loba: cada uno marcó dos goles y asistió en otro, para coronar así sus mejores actuaciones recientes.

Municipal, por su parte, ofreció muy poco. Además de los ya mencionados rendimientos discretos en defensa, no se llegó a entender por qué cuando José Carlos Fernández marcó el descuento el equipo de Víctor Rivera quedó tan descompensado atrás y permitió con tanta facilidad la goleada. Incluso cuando ya todo estaba liquidado -tras el cuarto tanto santo-, la 'Academia' seguía dejando espacios y facilitó el escandaloso resultado. Esta vez, sin embargo, es mejor centrarse en el que ganó, pues hace rato no lo hacía.

Los Goles

Fotos: Prensa Universidad San Martín


Leer más...

La ficha del San Martín 6 - Municipal 1

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy