Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comAlianza Lima puede tener un plan de elaboración que no siempre funciona, pero en ambas áreas tiene con qué competir en el Perú. Hohberg -con su doblete- y Butrón -con sus vitales atajadas- sellaron el 3-1 íntimo sobre una San Martín que puso el fútbol y mucho corazón, pero falló cuando importaba.

Juan Diego Gilardi | @jd_gr90
Columinsta editorial

¿Es sostenible que Alianza Lima gane partidos sin controlarlos?

Hoy en día un solo jugador ya no puede sostener todo un campeonato, pero lo cierto es que hombres claves en puestos claves sí pueden seguir sacando adelante en cada partido. En Alianza Lima, Leao Butrón agiganta su leyenda cada vez que se para bajo los tres palos del equipo de Pablo Bengoechea, y Alejandro Hohberg está muy afilado de cara al gol y se constituye en la mayor carta de peligro blanquiazul tras la salida de Gabriel Leyes y la aparición de Mauricio Affonso. El mediocampo, como suele suceder, muestra muchos altibajos, pero eso hoy no afecta a los íntimos.

El rival hoy le hizo fácil la tarea al principio hasta que Carlos Bustos replanteó su esquema. El 4-3-3 de San Martín fue un espejo de menor calidad del trabajo que hacen los íntimos y en la búsqueda de aprovechar las dudas que tiene Alianza en los laterales, el juego de los santos se hizo predecible e inocuo. Hasta que Jordan Guivin, Koffi Dakoi y Cristian Ortiz decidieron poner la pelota al piso para elaborar y obligar a los íntimos a mostrarles los huecos que con el pelotazo no encontraban. El problema fue que se extrañó mucho la presencia y el olfato goleador del lesionado Aké Loba, quien incluso con su forzado ingreso no pudo revertir la situación. San Martín mostró mucho coraje cuando se pegó a su idea y, con un poco más de finura a la hora de definir, otra habría sido su historia.

Alianza, por su parte, es un cúmulo de dudas fuera de lo que hagan Hohberg y Butrón. Esta vez Gianmarco Gambetta demostró que sigue despertando preguntas tras cometer un tonto penal a Jesús Chávez y la posición ideal de Roberto Villamarín también es una incógnita para Pablo Bengoechea. El mediocampo, como ya se mencionó, es una zona de tránsito ligero y rápido para Alianza, pero preocupa lo poco que está gravitando Rinaldo Cruzado en las transiciones.

Mauricio Affonso remata de zurda para vencer a Pedro Ynamine y marcar el tercer gol aliancista. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Quizá lo mejor para Bengoechea sea saber que por fin encontró un ‘9’ que hace lo que necesita. Mauricio Affonso fue un imán para los incasables centros y una preocupación constante para la zaga alba. Alianza intentó mucho por los costados y por ahí pudieron llegar aun más goles.

Tras el tropiezo del miércoles 1 ante Cantolao, los íntimos saben que no pueden volver a dudar porque sino mirarán más lejos a Cristal. Necesita Bengoechea resolver la situación de su mediocampo para así no depender de inspiraciones individuales. Curiosamente, el derrotado quizá se va con más certezas. La San Martín no está hecha para lo que intentó al inicio del partido; el cuadro santo necesita paciencia y elaboración. Aunque ya sume tres derrotas seguidas, el camino para el equipo de Bustos está claro: solo requiere valentía para seguir por esa senda.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Las Fotos

Leer más...

La ficha del Alianza Lima 3 - San Martín 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy