Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comAlianza Atlético y UTC igualaron 0-0 en un cotejo soso que castigó las limitaciones de ambos conjuntos pese a sus buenas intenciones tácticas. Los dirigidos por Franco Navarro volvieron a quedarse muy cerca de un título.

    Alonso Cantuarias | @alonso_cantu
    Columnista editorial

No claudique, Franco: aunque las derrotas -o empates- impidan una celebración que hace buen tiempo se torna merecida. Mayo le negó el Torneo de Verano (vía la tanda de penales) y agosto hizo lo propio con el Torneo Apertura, pero aún le queda un semestre para seguir luchando bajo un estandarte que lleva estampado el principal atributo de este UTC versión 2017: la regularidad.

En un campeonato que premia las rachas y el corto plazo, UTC se ha convertido en un equipo protagonista (peleó hasta el final los dos primeros torneos del año), con una idea clara de juego (el 4-2-3-1 ha sido una constante) y que deja cifras más que meritorias. En el acumulado ocupa el primer lugar con 54 puntos en 29 partidos disputados; es el equipo que más ganó (26 veces); es el segundo conjunto que menos perdió (solo lo supera Alianza Lima, al sumar 5 derrotas frente a las 6 caídas de los cajamarquinos) y tiene la defensa menos batida con 24 goles -y, aun así, José Carvallo tiene detractores por su merecido llamado a la selección-.

Pero las fortalezas del ‘Gavilán’ se toparon con un rival al que no consiguen superar: sus propias limitaciones, las cuales se afirmaron más que nunca en el 0-0 ante Alianza Atlético en Bellavista. UTC se mostró como un equipo carente de recursos ofensivos ante una circunstancia que los exigía: necesitaba marcar cinco goles para tentar el campeonato. Pero a lo largo de los 90 minutos no fue capaz de doblegar a un discreto Alianza Atlético que supo mostrarse ordenado con lo que tenía. Cerró los espacios a Juan Pablo Vergara y Gino Guerrero en las bandas, impidió que Donald Millán rompiera líneas por el medio y supo aguantar los pelotazos largos que eran lanzados a Maximiliano Callorda.

Joao Villamarín no tuvo fortuna ante la marca absoluta de Alianza Atlético. (Foto: César Acha / diario La Hora de Piura) 

El ‘Gavilán’ no tuvo en el banco de suplentes a jugadores revulsivos que supusieran un cambio en la temática del partido. El ingreso de un mediocentro de corte defensivo como David Díaz (fue el primer cambio) en reemplazo de Vergara evidenció lo corto del plantel cajamarquino al no contar con elementos de las mismas características.

De cara al futuro, Bellavista puede ser vista de dos maneras en tienda cajamarquina. Como el escenario de una nueva derrota -el empate fue tal- o como el punto de inflexión para que un equipo con proyección se haga más fuerte y termine de potenciar los puntos que necesita: un extremo y un atacante que le permitan contar con mayores opciones ofensivas.

En tienda sullanense, el punto obtenido ante UTC -más el fallo que lo favoreció ante Real Garcilaso- otorga un impulso anímico para afrontar con expectativa el Torneo Clausura. De ser un candidato indiscutido al descenso, Alianza Atlético ha logrado recortar distancias en el acumulado con respecto a Cantolao y Unión Comercio. Sin muchos recursos futbolísticos pero con una idea de juego que se mantiene -también un 4-2-3-1-, La Perla del Chira quiere recuperar la mística de antaño para hacer que el norte vuelva a ser sólido y una plaza temible.

Las Fotos

Los Goles

No hubo.

Fotos: César Acha / diario La Hora de Piura


Leer más...

La ficha del Alianza Atlético 0 - UTC 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy