Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comCristal hizo el quiebre en Bellavista y remontó un partido que, a priori, lo encontró en inesperada desventaja futbolística. Al final, con nueve hombres pero con contundencia ofensiva, venció 2-3 a Alianza Atlético y se aferra al sueño de ganar el Apertura.

    Kenny Romero | @kenny_romero
    Director Periodístico

Antes de los noventa minutos, ilusionarse con el Apertura era prácticamente una utopía para Sporting Cristal. No solo por la diferencia de puntos con el líder, sino también porque su fixture no es precisamente el más manejable de todo el pelotón de equipos que está inmerso en la pelea. Pero a ello también habría que agregarle la condición con la que llegó a Bellavista: con la baja de Carlos Lobatón y la intempestiva recisión de contrato de Diego Ifrán. Sí: disminuído, y también desmejorado.

Su rival, comprometido con los puestos del descenso, sorprendió con una propuesta en la que le otorgó mayor trascendencia a sus hombres creativos; es decir a Junior Aguirre, Jorge Bazán y Jonathan Palacios. De hecho, lo del ex Alianza Lima fue influyente cada vez que insinuó peligró en la retaguardia bajopontina, y hombres como Jorge Cazulo y sobre todo Edinson Chávez lo sufrieron una barbaridad. En consecuencia, el volumen ofensivo y criterioso del 'Vendaval' no estuvo en los cálculos y por eso Cristal, sin quererlo, cedió terreno.

Así fue como llegó la ventaja churre, gracias a un certero zapatazo de Diego Otoya, quien encontró licencias al momento de proyectarse por su carril. La ventaja era justa y necesaria por todo lo que había labrado el once de Wálter Aristizábal, pero esta solo duró 35 minutos. En aquel momento del partido surgió el quiebre, a partir de un notable tiro libre de Cristian Ortiz que igualó las acciones y le cambió la orientación a la historia.

Sandoval supera en velocidad a Carlos Fernández. (Foto: diario La Hora de Piura) 

Cristal, pues, cobró mayor protagonismo, y levantó puntualmente por dos actuaciones individuales: la de Ray Sandoval, letal cada vez que encontró el balón en su poder, y la de Irven Ávila, quien se convirtió en el protagonista principal del compromiso al anotar un doblete. De hecho, la primera gran asociación entre ambos actores se concretó en el empate parcial, pero más por la perspicacia del 'Cholito' a la hora de anticipar a sus marcadores.

Sin embargo, a diferencia del primer tiempo, la fracción complementaria fue más accidentada y también envuelta en la polémica: la visita se quedó con con nueve por las expulsiones -ambas por doble amarilla- a Jair Céspedes y Edinson Chávez, mientras que el elenco churre vio como Luis Garay le mostró la roja directa a Marcos Delgado por una artera falta sobre Cristian Ortiz. A ello habría que sumarle una absurda acción invalidada a Ávila, en el cual la decisión del segundo asistente, Víctor Farías, dejó mucho que desear pues levantó el banderín para decretar la posición adelantada en una jugada en la que el atacante cercevero se encontraba en su campo.

El cierre del partido estuvo para cualquiera, aunque la velocidad de Ávila resultó determinante para redondear el triunfo con una definición ante Steven Rivadeneyra que le dio respiro y tranquilidad a Pablo Zegarra. Y si bien Roberto Jiménez descontó de penal y selló el 2-3 favorable para Cristal, lo cual decantó en un cierre de infarto en el Melanio Coloma, los tres puntos ya estaban en el bolsillo rimense. Es cierto, las opciones cerveceras son muy complicadas en lo que resta del Apertura, pero mientras haya vida hay esperanza y ello lo entienden muy bien en La Florida.

Las fotos

Los Goles

Fotos: prensa Sporting Cristal, diario La Hora de Piura


Leer más...

La ficha del Alianza Atlético 2 - Cristal 3

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy