Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comSan Martín es el más goleador del Torneo Apertura, pero también el más goleado. ¿Cuáles son las fortalezas ofensivas y debilidades ofensivas que han llevado a los albos esta peculiar estadística?

 

Mariano Elías | @marianoeliasfut
Redactor

Tras su triunfo por 4-1 ante Juan Aurich, la Universidad San Martín se consolidó como un equipo de extremo: es el más goleador del Torneo Apertura, pero también el más goleado. ¿Cuáles son las fortalezas ofensivas y debilidades ofensivas que han llevado a los albos esta peculiar estadística?.

Antes que nada, es oportuno hablar de la propuesta de juego del equipo de Santa Anita, que prioriza la tenencia del balón en campo rival para, a partir de posesiones largas y triangulaciones en poco espacio, generar peligro. Esto implica una línea defensiva muy adelantada y, en ocasiones, desprotegida.

En lo relativo a las fortalezas ofensivas, hay que mencionar en primer lugar el gran nivel de Alexander Succar. El delantero se ha mostrado regular y es clave en el juego asociado: se recoge para elaborar acciones. A esto se suma la presencia de volantes con gol como Jesús Chávez, Jairo Vélez y Junior Ponce, este último clave -sobre todo- como asistidor. Mucha gente ligera, que en espacios reducidos hace bastante daño y cuando encuentra licencias del rival sabe resolver bien también los contraataques.

 

Los problemas llegan, sin embargo, en línea defensiva. Lo que más llama la atención es la cantidad de desatenciones en el juego aéreo: recientemente Unión Comercio, Sport Rosario y Universitario le anotaron a la San Martín por medio de esa vía. A esos descuidos se suma la lentitud de sus habituales centrales titulares Koichi Aparicio y Ramiro Ríos, quienes sufren en demasía al regresar cuando el equipo juega en campo rival.

Fortalezas que deben ser optimizadas y debilidades que deben ser corregidas para que el equipo albo pueda ser protagonista. Orlando Lavalle ha logrado crear un equipo joven y rápido que por momentos es vistoso, pero que debe concentrarse los 90 minutos para concretar resultados. Lo cierto es que en un partido de los santos, los goles no estarán ausentes.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Leer más...

La crónica del San Martín 4 - Aurich 1: Mi segunda mitad

 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy