Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl 29 de junio el Bella Esperanza de Cerro Azul cumplió 100 años de existencia. El popular 'BECA' supo jugar entre la Segunda División y la Copa Perú.

Bella Esperanza es, por decir lo menos, el máximo representante del distrito cañetano de Cerro Azul. En la víspera, el cuadro rojo cumplió nada más y nada menos que un siglo de existencia. 100 años en los que no solo supo darse a conocer en la Copa Perú, sino también en la Segunda División.

Pintando el rojo

El club Bella Esperanza de Cerro Azul (BECA) fue fundado un 29 de junio de 1915. Desde sus primeros años estuvo identificado con la camiseta roja, acompañada de un short blanco, disposición de colores en cuya indumentaria se ha mantenido casi de manera inalterable, a excepción de algunas campañas en que el diseño de la camiseta varió a una a franjas o a otra mayoritariamente blanca con algunos vivos rojos.

No obstante, la camiseta sufrió un cambio sustancial cuando el 'BECA' incursionó en la Segunda División durante los noventas, concretamente cuando se convirtió en filial de Alianza Lima. Uno de los diseños más suigéneris fue el utilizado a finales del siglo XX e inicios del XXI, donde la indumentaria era una mezcla de dos camisetas: la porción izquierda, la de Bella Esperanza, y la derecha la del cuadro 'Íntimo'.

Equipo de Bella Esperanza en 1957, cuando recién comenzaba a disputar la Liga Distrital de Imperial (Recorte: diario La Crónica)

Cruzando fronteras

Para la mayoría de cañetanos, tres son los equipos más emblemáticos de esta ciudad: Walter Ormeño, Atlético Independiente y Bella Esperanza. Sin embargo, para el 'BECA' la oportunidad de traspasar las fronteras de su terruño fue en la Copa Perú de 1984, cuando por primera y única vez consigue llegar a la Finalísima junto a Los Espartanos, DEA, Guardia Republicana, Alianza Atlético y Universitario Tacna. De esa campaña, el conjunto del 'Tiburón Rojo' solo cosechó dos empates (ante Alianza Atlético y Guardia Republicana), lo que lo ubicó en el úlimo puesto.

El inicio en Segunda

Hacia 1989, Bella Esperanza tuvo la ocasión de incursionar en la Segunda División. Pero fue durante los últimos años de la década de los '90s y principios del nuevo siglo en que Bella Esperanza comienza a ganar protagonismo en la división de ascenso, sobre todo cuando se convierte en filial aliancista.

Gol de penal de Carlos Padilla para Bella Esperanza en el partido que empataron 2-2 ante Alianza Atlético en la Finalísima de la Copa Perú 1984 (Recorte: diario La Crónica) 

Bajo esta influencia, sus plantillas fueron nutriéndose de jugadores provenientes de las inferiores aliancistas. Una de las campañas más recordadas fue la de 1997, año en que finalizó segundo, a un punto del campeón Lawn Tennis. En ese equipo figuraban algunos nombres conocidos, como el arquero Marco Flores, el finado Sandro Baylón, Walter Reyes, Henry Quinteros, entre otros.

Hasta su descenso en 2002, un buen número de jugadores aliancistas que jugaron en Primera pasaron por el equipo esperancino. Entre ellos figuran Henry Quinteros, Juan José Velásquez, Walter Rojas, Roberto Holsen, Francisco Hernández, Jesús Cisneros, Roy Sucuitana, Miguel Llanos, Roberto Silva.

De todo calibre

Una vez consumado el descenso de Bella Esperanza, su próximo paradero fue la Copa Perú. Allí se mantuvo casi en el anonimato, trascendiendo pocas veces la Provincial e incluso la Distrital. Hubo que esperar hasta 2010 para verlo en una instancia mayor, como la Departamental de Lima. Este año, luego de ser campeón distrital, había clasificado a la Provincial de Cañete, pero su periplo duro apenas las primeras fases.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (1)add
...
escrito por justin , agosto 27, 2015
mi querido club del puert
o de los ensueños vamos bella-!
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy