Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras el término de la temporada en la Segunda División, Alianza Universidad deslizó una opción aterradora de cara a 2015: volver a la Copa Perú. ¿Es razonable que un club que haya estado en un estatus profesional opte por dar un paso atrás dentro del sistema?

Alianza Universidad fue protagonista de la Segunda División a lo largo de la temporada 2014. En determinado momento fue líder absoluto de la competencia y hasta se dio el lujo de engrosar su plantel con gente de recorrido, más allá de que aparentó no necesitar más refuerzos en ninguna de sus líneas. No obstante, luego llegaron los desencuentros con el DT de turno, Mifflin Bermúdez, la caída libre desde lo futbolístico, el arribo de Aldo Cavero como entrenador y un cuarto lugar en el torneo de ascenso que, por todo lo presupuestado en el año, resulta despreciable.

Tal esfuerzo no recompensado en la campaña azulgrana parece haber generado algunas reacciones que, se espera, hayan sido producto de la amargura por un objetivo no trazado: vía sus redes sociales, Alianza Universidad consideró evaluar -y no descartar- la opción de jugar la Copa Perú en el año venidero. Pues bien, si se cristaliza lo afirmado, sería un retroceso enorme para una institución que ha operado a la altura de las circunstancias en un torneo de índole profesional y que, pese a su vigencia en esta división, no estaría valorando el hecho de subsistir en una Segunda División que, además de estatus y competitivad, le está otorgando parámetros de equipo bien estructurado en lo deportivo e institucional.

Una eventual participación en la Copa Perú, luego de haber cumplido una buena campaña en la Segunda División sería un retroceso como institución para el Alianza Universidad. (Foto: Mihay Rojas / DeChalaca.com)

Si bien la dirigencia de Alianza Universidad -que también manifestó que todo su plantel y su comando técnico terminaron contrato- tiene algunos meses para evaluar su futuro inmediato, debería descartar de plano mirar siquiera de reojo a la Copa Perú. Si su objetivo es trascender más allá de lo futbolístico, la única vía que le puede otorgar supervivencia es la Segunda, torneo que a la larga lo va a terminar de formar como institución. Un claro ejemplo de lo que hay que hacer, como ya se ha manifestado en reiteradas ocasiones, es Pacífico FC. De optar por el "fútbol macho", más allá de resultar inservible, va a retroceder un peldaño e inevitablemente va a caer en el pozo de la informalidad.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Mihay Rojas / DeChalaca.com 



Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy