Foto: diario La Industria de ChiclayoLos Caimanes venció por un contundente 4-1 a Bolognesi y es puntero absoluto del torneo de ascenso. Los de Puerto Eten ganaron, en buena medida, gracias a la gran actuación del ingresado Pedro Díaz, quien estuvo involucrado en la mayoría de los tantos porteños.

 

El capo: ¡Peter!

Cuando más se necesitaba de claridad en ataque -y en una tarde no tan afortunada de Diego Bustamante y Juan Iriarte-, Pedro Díaz, conocido popularmente por el aficionado chiclayano como 'Peter', se encargó de manejar los hilos del cuadro porteño y, los 22 minutos que estuvo el '10' en el campo, le bastó para ser vital en el triunfo de Los Caimanes, estando presente en casi todos los goles locales, que mantienen al cuadro porteño en la cima del torneo y con la mira puesta en el añorado ascenso.

La clave: Del banco, sus cambios

Los etenanos llevaron por delante el partido desde el inicio ante un cuadro tacneño que no tuvo cómo remontar el marcador (Foto: diario La Industria de Chiclayo)El 'Charapa' Marcial Salazar tuvo la suficiente sapiencia para realizar los cambios en su once sin resquebrajar en demasía su andamiaje. En primer término -en el inicio del complemento- apostó por ser ultraofensivo con tres hombres de ataque (Fernández, Santa Cruz y Posito) y con Campos como único contención. Al no encontrar ideas en los generadores del fútbol, mandó al campo a Díaz y Nima por Iriarte y Bustamante, respectivamente, y allí radicó la clave del encuentro. Con la presencia de estos relevos, Los Caimanes tuvo mayor claridad en los últimos metros y se mostró mucho más vertiginoso con las arremetidas de Nima por las bandas. En tanto, Díaz se convirtió en el alimentador constante de los atacantes porteños que se encargaron -cada uno- de batir a Michael Guzmán.

La calamidad: Felizmente no fue gol

Pensar en la posibilidad de un triunfo tacneño simplemente quedará en la anécdota. Y es que a los 57', tras un grosero error en defensa por parte de Oswaldo Rivas -quien no logró despejar el esférico-, el balón fue recepcionado por Pierre Orosco, quien con un remate de volea remeció el parante derecho ante la mirada de un estático Exar Rosales. Con esa jugada se salvó el cuadro local; de haber ingresado el balón de repente se estaría contado otro final.

La joyita: Apareció el goleador

LA CALAMIDAD: Un horror de Oswaldo Rivas por poco genera el tanto de Pierre Orosco, que definitivamente hubiese cambiado el trámite del partido. (Foto: diario La Industria de Chiclayo)Si bien no ha tenido tanta presencia en el torneo de ascenso, Alonso Fernández es uno de los baluartes de la campaña 2011 en la Copa Perú, en la que accedieron a las semifinales del torneo. Lo cierto es que en este encuentro se despachó con una anotación de buena factura, ya que tras internarse en el área y dejar en jaque a tres zagueros escarlatas con un remate de zurda, terminó batiendo a Michael Guzmán y prácticamente selló el triunfo de Los Caimanes.

El tapadón: Con violencia

En la primera mitad, Los Caimanes intentó en más de una ocasión abrir la cuenta mediante los remates de larga distancia por parte de Iriarte, Campos y Bustamante. Sin embargo, sobre los 37', en una de las tantas arremetidas porteñas, Joao Pereira se salió del libreto y con un violento remate estuvo por batir a Guzmán, quien debió exigirse -en dos tiempos- para desbaratar el intento de gol.

El Duelo: Centro de operaciones

LA JOYITA: A los 76' apareció Alonso Fernández para anotar con un gol de gran factura. (Foto: diario La Industria de Chiclayo)En el mediocampo se centraron los duelos en este encuentro. En primer término, por el lado de Bolognesi, Raúl Maguiña -como único volante de contención- tuvo la misión de controlar a Diego Bustamante, una tarea harto complicada pero que la pudo realizar con cierta regularidad, tanto así que el '20' de Los Caimanes fue retirado del campo por irregular rendimiento. Por el lado del local, Adderly Campos no tuvo mayores problemas para anular a Zuluaga, quien terminó siendo víctima de su propio individualismo retardando el juego y desarrollando un juego previsible.

El cambiazo: Nueva generación

Como se mencionó inicialmente, los ingresos de Pedro Díaz y Jorge Nima fueron vitales para este nuevo triunfo de Los Caimanes, con una nueva revolución en ataque, imprimiendo velocidad y con precisión al momento de habilitar a los atacantes. Además, habría que resaltar la presencia de Alonso Fernández, quien fue un buen complemento en el tridente ofensivo, siendo importante con su anotación para consolidar el triunfo porteño.

La frecuencia: Buen Burga

EL DUELO: Aderli Campos tuvo frenado a Arnold Zuluaga, lo que en la vereda del frente hizo -a medias- Raúl Maguiña con Diego Bustamante. (Foto: diario La Industria de Chiclayo)Un agradecimiento a nuestro contacto en tierras chiclayanas: Ricardo Burga, narrador de Radio Santa Victoria, emisora radial que, si bien no transmitió el encuentro entre Los Caimanes y Bolognesi, mediante un enlace telefónico nos brindó de manera clara y precisa las incidencia de este encuentro, que minuto a minuto -vía Twitter- fue retransmitido a nuestros seguidores.

Kazuki Ito: Sin mayores problemas

Robert Rafael tuvo una acertada actuación. En un encuentro jugado prácticamente a guante blanco en su primera mitad, no tuvo necesidad de mostrar tarjetas amarillas. Al final del encuentro solo amonestó a un jugador por cada bando. Además, sus asistentes no tuvieron acciones que comprometieron su labor; más bien estuvieron precisos -a los 46'- en la anulación del gol a Sixto Santacruz, quien se encontraba en fuera de lugar.

Fotos: diario La Industria de Chiclayo

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy