• LA CLAVE. Pese a dominar las acciones, Torino no fue eficaz de cara al arco rival. En cambio, Los Caimanes supieron aprovechar sus opciones de gol y gracias a ello se llevaron los tres puntos de Sojo. (Foto: Eddy Nole)
  • EL ESCÁNDALO. Sobre los 36’, y en medio de los embates talareños, el árbitro Javier Camacho tuvo que detener el juego durante algunos minutos debido a una invasión de campo de los jugadores suplentes de Los Caimanes. (Foto: Eddy Nole)
  • EL CAMBIAZO. Torino no tuvo suerte de cara al arco rival. Pese al ingreso de Juan Ramírez, él y sus compañeros no fueron capaz de anotar pese a tener innumerables situaciones de gol. (Foto: Eddy Nole)
  • KAZUKI ITO. Regular arbitraje de Javier Camacho. Si bien el juez no tuvo fallos clamorosos, sus acciones opacó el desenvolvimiento del juego. (Foto: Eddy Nole)

 

El capo: Te quiero verde

En un partido que se caracterizó por el dominio del cuadro local, la labor en defensa de Anthony  Silva fue meritoria en Los Caimanes debido a que le otorgó seguridad a su equipo durante los 90’. El zaguero se multiplicó para controlar los embates del tridente ofensivo de Torino conformado por Navarrete, De Jesús y Rueda.

La clave: Un taladro sin potencia

Torino perdió el invicto como local debido a que no supo ser efectivo de cara al arco de Héctor Hernández. Pese a dominar las acciones durante varios pasajes del partido, los talareños no tuvieron tranquilidad al momento de definir. Tanto Kevin Rueda, como Joel De Jesús y Jorge Navarrete,  pecaron de ansiedad pese a que generaron una gran cantidad de situaciones claras de gol. En cambio, su rival supo ser eficaz cuando tuvo la oportunidad de batir la resistencia de Mendoza y prueba de ello fue el tanto de Janio Posito a los 75'.

El duelo: Cargaron con su propia Santacruz

Los Nole no la vieron ante Los Caimanes. Tanto Ulises como Iván pasaron una serie de complicaciones ante Sixto Santacruz. El atacante paraguayo complicó la retaguardia del cuadro local con su persistencia y habilidad para retener balones. El ex Sport Huancayo fue el generador de varias faltas a favor de su escuadra y participó del único tanto de su equipo. Otro de los duelos que tuvo el partido fue el protagonizado por Kevin Rueda y Anthony Silva. El defensor del cuadro verde supo tomarle la mano al ‘9’ de Torino, quien no aguantó su marca y terminó saliéndose del partido.

El escándalo: Es hora de un ‘break’

La presión asfixiante de Torino durante más de 30’ provocó la desesperación en tienda chiclayana. Los constantes ataques del ‘Taladro’, sumados a las cuestionables decisiones del árbitro principal con respecto al cobro de los balones divididos, fueron las razones que desencadenaron en un masivo reclamo de los integrantes del equipo visitante. Esto a su vez derivó en una interrupción del juego debido a una invasión del campo a los 36' que demoró un regular lapso de tiempo para ser controlado. Esto provocó que en el reinicio de las acciones el trámite del juego disminuyera en intensidad debido a que los constantes ataques del cuadro local cesaron ante el “enfriamiento” de sus jugadores.

El tapadón: Leyes universales

A falta de cinco minutos para la culminación del primer tiempo, un ataque chiclayano terminó en el cobro de una falta cerca del área talareña. El ejecutor del balón detenido fue, como de costumbre, Diego Bustamante. Este, haciendo gala de su buena técnica,  sacó un potente remate que tenía destino de red. Para fortuna del cuadro verde, Esteban Mendoza realizó una gran estirada de brazos que evitó que la pelota de colara dentro de su pórtico.

El cambiazo: Con tendencia negativa

Sobre los 69’, Segundo Gonzales decidió el ingreso de Juan Ramírez en reemplazo de Percy Maldonado para que Torino pudiera tener un mayor volumen ofensivo. Con esta modificación, los talareños pasaron de jugar con un 4-3-2-1 a un 4-cuadrado-2. Sin embargo, pese a una mayor presencia de hombres en el área chiclayana, el ‘Taladro’ no consiguió vulnerar la resistencia de Hernández, quien se mostró seguro cuando fue requerido.

Kazuki Ito: A medias tintas

Javier Camacho tuvo un partido complicado debido a las necesidades de ambos equipos por sumar tres puntos. El juego fuerte que imperó en ambos equipos provocó que el partido se haga trabado y ante esto, el juez principal no utilizó el mismo criterio a la hora de aplicar el reglamento en cuanto a las amonestaciones. De igual forma, el árbitro no tuvo severidad al momento de castigar la invasión de campo que realizaron los jugadores visitantes sobre el final de la primera mitad.  Ahora, si bien no incidió en el resultado, con alguna decisión arbitral – la expulsión del colombiano John Tapia fue justificada -  su accionar no fue prolijo y opacó el ritmo del partido.

Fotos: Eddy Nole

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy