Foto: Luis Chacón / DeChalaca.comCon goles que se generaron tras sendos tiros de esquina, Coopsol fue capaz de remontar el marcador en la segunda fracción y derrotó 1-3 a Bolognesi, que fungió de local en el Manuel Bonilla de Miraflores. Los chancayanos se quedaron a un punto del ascenso a Primera.

 

El Capo: Bravazo

Más que jugarse un partidazo, lo hecho por Sebasthian Yraola en el Bonilla de Miraflores fue sencillamente efectivo. El atacante formado en Universitario siempre estuvo incisivo y fue un dolor de cabeza para los centrales Alexis Horna y Jesús Cacsire, sobre todo para este último, quien fue incapaz de anticiparlo en los tiros de esquina que derivaron en la conquista del '9' chancayano, a los 47' -de pecho- y 56' -con un derechazo a rastrón-.

La clave: La pelotita parada

Muchos rostros jovenes afrontaron la actual temporada en el cuadro escarlata. Esos mismos rostros tendrán la obligación de hacer que Bolognesi recupere su chapa de candidato en la Segunda. (Foto: Luis Chacón / DeChalaca.com)El partido, en los primeros 30', fue un verdadero bostezo. De hecho, las situaciones de riesgo estuvieron alternadas y quienes tenían menos trabajo eran los porteros Michael Guzmán y Carlos Laura. No obstante, la figura se trastocó a partir del primer gol del partido. Luego de un tiro de esquina que se paseó en el área coopsolista, Manuel Tello la mandó a guardar a los 36' y puso a los de Tacna, que fungieron de locales en Miraflores, en ventaja. Y fue pues, por esa vía, que luego se generaron el resto de los goles, claro está que a favor de los chancayanos. De más está decir que los tantos de Coopsol -los de Yraola, además del gol de Arrazábal a los 53'- fueron un verdadero calco. El balón parado -tras sendos tiros de esquina-, pues, permitió que se abriera el trámite del partido.

El jugadón: Siempre toca la puerta

Juan Carlos Portilla, aquel jugador que apareció como promesa de Alianza Lima en los primeros años del nuevo milenio, no pierde su sello característico: el del fútbol quimboso. El embetunado jugador, con sus constantes quiebres en el maltratado gramado miraflino, trató de hacer la distinta, y de hecho estuvo a punto de incrementar el marcador: sobre los 66', el 19' visitante se instaló en el área y, tras deleitarse con el ingresado Israel Funes, sacó un zurdazo que, para su fortuna, pasó a ligeros centímetros del arco custodiado por el 'Loco' Laura.

La calamidad: Con el santo de espaldas

Coopsol se quedó, nuevamente, con la miel en los labios. Pese a cumplir una aceptable campaña, no pudo evitar la supremacia de los equipos procedentes de la Copa Perú. (Foto: Luis Chacón / DeChalaca.com)Héctor Santos tuvo la función de generar jugadas en Bolognesi y trabajar en sociedad con Arnold Zuluaga y Edson Chuchón; no obstante, le costó compenetrarse con los hombres de ataque escarlata. El '7' tacneño lució opaco y solo deambuló en el terreno de juego. De más está decir que su técnico, el italiano Orlando Maltese, a igual que el propio Zuluaga, en reiteradas ocasiones intentaron levantarle el accionar. Igual, pese a las constantes "arengas", le costó una barbaridad meterse en el partido.

El tapadón: Loco cuerdo

En el balance final del partido, el 'Loco' Carlos Laura tuvo muy poco trabajo para contener los embates del "dueño de casa". Sin embargo, sobre los 35', tuvo dos intervenciones claves que, dicho sea de paso, también sirvieron para su lucimiento personal. El primero fue tras una distracción de su bloque defensivo, que derivó en un remate de Edson Chuchón que supo contener; el otro fue en la réplica, con otro remate de Chuchón que supo contener en una veloz reacción.

El escándalo: ¡Despierten!

Con Javier Camacho liderando el cuarteto arbitral, el partido entre tacneños y chancayanos se pudo describir como una de las mejores actuaciones arbitrales. (Foto: Luis Chacón / DeChalaca.com)Cuando se jugaban los 85', el defensor Alexis Horna fue al choque con un jugador de Coopsol y quedó severamente sentido: se había torcido el tobillo y, dado que Bolognesi ya había realizado sus tres variantes, tuvo que culminar el partido con diez jugadores. Más allá de dicha situación fortuita, lo que resultó increíble es que el jugador escarlata requirió ser trasladado en ambulancia a la clínica más cercana, pero la unidad móvil tardó más de diez minutos en ingresar al terreno de juego.

La cancha: No es mi casa, vivo cerca

Como era obvio, el Manuel Bonilla de Miraflores estuvo muy ralo en este compromiso de mero trámite: asistieron en promedio unas 50 personas que se deleitaron con el entretenido segundo tiempo que se decantó a partir de los goles de Coopsol. Respecto a la elección de este escenario por parte de la dirigencia de Bolognesi, quedó claro que fue por un tema de costos. Y es que el grueso del plantel escarlata (por no decir todos) son de Lima y ello, sumado a la terrible crisis económica por la que atraviesan los tacneños, fue argumento suficiente para que cierren la temporada cerca de casa.

Kazuki Ito: Macho Camacho

La alegría de los tacneños con el tanto de Tello duró poco; sin embargo, fue importante para permitir que el partido tenga un trámite entretenido. (Foto: Luis Chacón / DeChalaca.com)Lo de esta tarde en Miraflores fue, sin duda, una de las mejores actuaciones arbitrales en el presente torneo de ascenso. Y es que Javier Camacho, al igual que su cuarteto, lució impecable en los 90', sin complicarse en los momentos calientes del partido y mostrándose con autoridad en las infracciones. De hecho, solo mostró una amarilla -bien ganada- luego de que Rodrigo Saraz se demoró en salir cuando se anunció su variante por Paolo Maldonado.

Fotos: Luis Chacón / DeChalaca.com

Leer más...

La Ficha y La Pizarra

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy